Tendencias en la independencia de los medios de comunicación

La polarización de la vida pública, que observamos en partes de todas las regiones que abarca el presente estudio, pone de relieve la necesidad de un periodismo independiente y profesional que sea capaz de ofrecer información verificable como moneda común para propiciar debates públicos eficaces y abiertos. No obstante, en la misma línea que las tendencias que se destacaron en el primer Informe sobre las tendencias mundiales, publicado en 2014, la independencia de los medios de comunicación sufre cada vez  una mayor presión, debido a interconexiones complejas entre el poder político y las autoridades regulatorias, a los intentos por influenciar o deslegitimizar a medios de comunicación y periodistas, así como a la reducción de los presupuestos de las organizaciones de medios.
 
Este deterioro de la independencia de los medios de comunicación se refleja en una serie de indicadores. La confianza pública en los medios de comunicación está menguando en la mayoría de las regiones. Las alteraciones en los modelos empresariales se han percibido como factores que contribuyen a una creciente dependencia del gobierno y de las subvenciones a las empresas en algunas circunstancias, planteando inquietud acerca de las posibles repercusiones para la independencia editorial. En algunos casos ha habido un incremento de la crítica altamente hostil, también de los líderes, hacia los medios de comunicación y la práctica del periodismo. Estas criticas acarrean el riesgo de promover la intolerancia hacia la expresión, socavando la credibilidad de todo el periodismo,  independientemente de su autenticidad.
 
En todas las regiones, la autonomía de los reguladores independientes ha sufrido presiones. En grandes zonas de África, Asia y el Pacífico y América Latina y el Caribe falta transparencia en la concesión de licencias a las cadenas de radio y televisión, que sigue realizándose según intereses políticos y comerciales. Los organismos de autorregulación, que pueden apoyar el cumplimiento de normas profesionales al tiempo que se mantiene la independencia editorial, han suscitado un mayor interés en los países en los que el sector de los medios de comunicación está creciendo. Sin embargo, además de la dificultad de lograr y mantener la independencia de manera sostenible, los consejos de prensa se enfrentan a problemas relacionados con la era digital, como la moderación de los comentarios generados por los usuarios. Al mismo tiempo, hay avances positivos para que los periodistas mantengan la independencia a la hora de tomar decisiones editoriales. En las regiones de África, los Estados Árabes y Asia y el Pacífico, los periodistas han declarado mejoras considerables de la autonomía periodística. Este tipo de cambios también alienta la aparición de medios de comunicación alternativos y a menudo influyentes, como los medios de comunicación digitales, así como colaboraciones internacionales de periodismo de investigación. Con el constante aumento del volumen de información en línea, el valor distintivo del periodismo independiente cobra mayor importancia.
 
La formación en periodismo, que refuerza las normas profesionales de independencia de los medios de comunicación, ha experimentado un notable crecimiento en lo que respecta a la disponibilidad de recursos en línea. Sin embargo, el apoyo de donantes a ONG independientes que se dedican al desarrollo de los medios de comunicación ha ido variando, lo que plantea importantes problemas de sostenibilidad, en particular en algunas zonas de África y de Europa Central y Oriental. Estos grupos también se han visto afectados por la creciente legislación que restringe la financiación extranjera. En un contexto en el que hay una mayor presión por responder al contenido de las redes sociales que incita a la violencia o al odio, las empresas de Internet han lanzado iniciativas de autoregulación para contrarrestar el discurso del odio, el extremismo violento, la misoginia, el racismo y las llamadas “noticias falsas”. Entre las herramientas hay campañas sobre adquisición de  competencias en medios de comunicación e información, alianzas con organizaciones de verificación de hechos e investigación, apoyo a periodistas y retirada de la publicidad de las páginas que generan tales contenidos. Ante noticias fabricadas o falsificadas, muchos medios de comunicación están aprovechando la oportunidad para distinguirse por su singular valor añadido como fuentes fiables de información y comentarios.
 

Descargar infografía