Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Transformar la educación en África mediante las TIC

kfit-cover-photo02.jpg

Cecil Bo Dzowa/Shutterstock.com

Iniciado en 2015, el proyecto “Transformar la educación en África mediante las TIC”, fomenta el desarrollo humano y social en los países africanos mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para la educación. Los beneficiarios del proyecto son profesores y estudiantes, escuelas públicas de primaria y secundaria, instituciones de educación superior, responsables políticos, administradores y líderes educativos. Forma parte de la cooperación del Fondo Fiduciario República de Corea-UNESCO.

La primera fase del proyecto se ejecutó en Mozambique, Ruanda y Zimbabue de 2016 a 2019 (véase el informe final). La segunda fase del proyecto se está llevando a cabo en Costa de Marfil, Ghana y Senegal de 2020 a 2023.

El proyecto tiene como objetivo:

  • Promover y lograr la transformación pedagógica digital a través de modelos escolares mejorados por las TIC.
  • Mejorar las competencias y la confianza de los profesores en el uso pedagógico de las TIC.
  • Facilitar el desarrollo de políticas y planes maestros nacionales sobre las TIC en la educación y el intercambio de conocimientos.
  • Alinearse con la Agenda de Educación 2030 y las prioridades nacionales de desarrollo educativo para maximizar las sinergias con otras partes interesadas clave en los sistemas educativos.
  • Garantizar que los países hacen suyo el programa, mediante la creación de equipos de proyecto coordinados por los ministerios de educación e integrados por los principales organismos de ejecución.

Durante la fase inicial del proyecto, los equipos nacionales de cada país beneficiario diseñaron un plan de intervención que se llevaría a cabo mediante las correspondientes actividades del proyecto, basadas en las necesidades y prioridades nacionales. La segunda fase del proyecto conlleva intervenciones específicas en Costa de Marfil, Ghana y Senegal.

Para aprovechar la dimensión regional del proyecto, se organizan actividades para compartir los resultados, difundir las lecciones aprendidas y organizar las sinergias para mejorar la ejecución. Las actividades regionales en las que participan los tres países también prevén estrategias para ampliar las actividades.

El proyecto se puso en marcha en el Foro Mundial de la Educación de 2015, celebrado en Incheon (República de Corea), y está en consonancia con la Agenda de Educación 2030, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (en particular el ODS 4), la Estrategia Continental de Educación para África 2016-2025 (CESA 16-25) y la Declaración de Qingdao sobre las TIC y la educación.