Reforzar las políticas educativas para una mejor coordinación

Colaboración entre múltiples partes interesadas

En muchos países en vías de desarrollo, el aumento de la oferta de docentes de calidad desempeña un papel clave en la mejoría de la calidad del aprendizaje. Por ello, la Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo (NORAD)  apoya la iniciativa “Reforzar la cooperación entre múltiples partes interesadas para apoyar las políticas educativas y mejorar el aprendizaje” cuyo objetivo es facilitar la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 y de su meta 4.c.

Con la coordinación de la UNESCO, en calidad de agencia encargada de la consecución de la Agenda 2030 de Educación, y del Equipo Especial Internacional sobre Docentes para  Educación 2030, esta iniciativa entre múltiples partes interesadas reúne a los principales interlocutores del ámbito educativo con experiencia considerable en la puesta en marcha de actividades vinculadas con los docentes: Educación Internacional, la Alianza Mundial para la Educación, la Organización Internacional del TrabajoAlto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y el Banco Mundial.

La diversidad de los asociados, agrupados bajo un mismo objetivo, apoyará a los gobiernos a desarrollar políticas comprensivas sobre docentes que abarquen diferentes cuestiones tales como la contratación, el despliegue, la motivación, la formación y el desarrollo profesional, la remuneración y la participación social de los docentes.

Objetivos

Existen muchas iniciativas que ayudan a los países en vías de desarrollo a elaborar y reforzar sus políticas y prácticas docentes. Sin embargo, muchas de ellas se desarrollan y se implementan de manera algo diferente, y la mayoría de las veces, son independientes, incluso estando en el mismo país. Consecuentemente, aunque estas iniciativas son bien intencionadas carecen de sinergias y de coordinación entre ellas, algo que genera acciones paralelas con una repercusión limitada.

Esta iniciativa tiene también como objetivo reforzar la coordinación entre las grandes organizaciones internacionales y las partes interesadas a nivel nacional y local implicadas en el ámbito de las políticas educativas con miras a proporcionar un apoyo más armonizado a los diferentes países.

Igualmente importante, este proyecto intenta reducir este problema al proporcionar apoyo a las autoridades educativas a nivel nacional para que puedan elaborar estrategias que contribuyan a reforzar las políticas docentes nacionales, así como los componentes de la enseñanza y del aprendizaje sectoriales nacionales de la educación.

Etapa experimental en cuatro países

Burkina Faso, Ghana, Malawi y Uganda son los cuatro países seleccionados para la etapa experimental inicial de dos años de duración. Estos países fueron seleccionados porque están elaborando políticas educativas en el marco de sus planes sectoriales nacionales de educación, o cuentan hacerlo próximamente, y porque manifestaron un compromiso sólido en favor de la puesta en marcha de estos planes.

Cada país participa en la concepción, la puesta en marcha y el seguimiento de las actividades vinculadas con el proyecto.

Coordinación de los niveles internacional y nacional

A fin de concretizar sus objetivos de armonización y de creación de sinergias, el proyecto se vinculará a los mecanismos de coordinación nacionales e internacionales ya existentes en materia de políticas educativas, tales como el Local Education Group o la red de objetivos del Equipo Especial Internacional sobre Docentes. Además, se organizarán, con regularidad, reuniones de coordinación a nivel técnico y estratégico con todos los asociados del proyecto para garantizar una coordinación eficaz. Cada asociado del proyecto asume un papel rector en las áreas geográficas y ámbitos temáticos específicos, en función de su ventaja comparativa y en las funciones y responsabilidades definidas durante las consultas.

Como primer paso, se llevarán a cabo reuniones iniciales en los cuatro países piloto reuniendo a todos los asociados internacionales implicados en el proyecto y partes interesadas nacionales clave para poner en marcha la iniciativa a nivel nacional. Estas reuniones serán seguidas por evaluaciones de los países basadas en una metodología definida conjuntamente por todos los asociados. Su objetivo es analizar las políticas docentes existentes, identificar las brechas y mapear otras iniciativas en curso relativas a los docentes, e identificar a las principales partes interesadas relevantes a nivel nacional. Las conclusiones de las evaluaciones de los países  permitirán brindar datos con miras a la formulación de las prioridades nacionales en materia de desarrollo de nuevas políticas sobre docentes o fortalecerán las políticas existentes, e identificará los ámbitos de colaboración entre los asociados del proyecto y otros interlocutores clave, garantizando, de este modo, un proceso nacional inclusivo y coordinado.