#CSEandMe - Involucrarse. Aquí le informamos cómo puede ayudar

La Educación Integral en Sexualidad (EIS) ayuda a los jóvenes a escoger lo más adecuado e informado, retrasa a menudo la iniciación de la actividad sexual y reduce el comportamiento de riesgo sexual. La EIS no aumenta la actividad sexual. También proporciona a los jóvenes la confianza necesaria para acceder a los servicios y el apoyo que necesitan. Los ministros, los responsables de formular políticas, los líderes comunitarios, la sociedad civil y los padres desempeñan un papel clave en garantizar que todos los niños y jóvenes tengan acceso a una EIS de calidad.

Los ministros pueden:

  • Trabajar conjuntamente, cuando se trata de los sectores de la educación o de la salud, por ejemplo, para elaborar una agenda común dirigida a los jóvenes
  • Volver a examinar con urgencia y rectificar cuando es necesario la legislación y las políticas en vigor con miras a promover el acceso independiente a la EIS
  • Establecer y generalizar la EIS adaptada a la edad, desde la educación primaria y durante el tiempo que dure la educación formal
  • Garantizar el acceso de los jóvenes a los artículos que necesitan para prevenir los embarazos y el VIH, fundamentalmente los condones
  • Reforzar la igualdad de género y los derechos en el seno de los servicios educativos y sanitarios
  • Movilizar conjuntamente los recursos con miras a ampliar las acciones y aplicar programas conjuntos 
  • Garantizar que la concepción y el acceso a los programas de la EIS y de salud sexual y reproductiva abarquen una participación amplia de las comunidades y familias,

Los parlamentarios y encargados de formular políticas pueden:

  • Dar la palabra a los jóvenes a los niveles más altos de la toma de decisiones e involucrarlos en los debates sobre la EIS
  • Promover las reformas y revisiones de la legislación y las políticas en materia de EIS,

fundamentalmente las vinculadas con la salud sexual y reproductiva, la edad de consentimiento y la accesibilidad a los servicios

  • Desempeñar la función de líderes de opinión ante las comunidades y en el plano nacional sobre los temas en los que se necesita un cambio, en particular sobre las cuestiones complejas
  • Sensibilizar a las personas de su circunscripción acerca de la necesidad de que los jóvenes accedan a una EIS de calidad
  • Hacer que los ministerios y otros servicios públicos asuman su responsabilidad en la asignación de recursos.

Los padres pueden:

  • Estimular los debates abiertos con los niños en los hogares acerca de los cambios ocurridos en sus vidas, a fin de prepararlos para la transición hacia la edad adulta y las relaciones
  • Estar a la escucha de los niños y otros jóvenes de la comunidad y encontrar la manera de apoyarlos cuando necesiten ayuda sobre temas personales complejos 
  • Intervenir en la escuela y en la comunidad, apoyar a los docentes y a las escuelas que imparten EIS
  • Brindar apoyo a otros padres de la comunidad que necesitan información o asesoramiento sobre las cuestiones relativas a la EIS de los jóvenes
  • Escribir a los periódicos y políticos locales para expresar su apoyo a la EIS

Los líderes comunitarios y religiosos pueden:

  • Organizar encuentros con los padres y docentes para debatir las soluciones frente a las numerosas dificultades que afectan a los jóvenes en los ámbitos educativos y sanitarios
  • Encontrar el tiempo y crear el espacio para debatir abiertamente y tomar las decisiones audaces sobre las necesidades cruciales de los adolescentes y jóvenes
  • Fomentar las prácticas y tradiciones que protegen y permiten el bienestar de los jóvenes y reducen o contrarrestan aquellas que perjudican la salud, los conocimientos y las toma de decisiones bien fundamentadas 
  • Sensibilizar a la comunidad sobre el hecho de que la EIS permite que los jóvenes se informen mejor para tomar las decisiones correctas sobre su cuerpo y se muestren más dispuestos a retrasar su iniciación sexual.

La sociedad civil puede:

  • Apoyar las opiniones y acciones de los adolescentes mediante los grupos juveniles, las reuniones y las redes sociales en línea;
  • Comprometer y presionar a los responsables y ministros de educación y de la salud con respecto a la urgencia de estas cuestiones y sus beneficios, así como de la viabilidad en proporcionar la EIS
  • Colaborar con otras ONG, OSC y militantes juveniles con miras a tomar medidas conjuntas y concertadas haciendo un llamamiento común a la acción;
  • Promover los intercambios en todas las plataformas nacionales sobre los programas de EIS para los jóvenes.