Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Premio UNESCO de educación de las niñas y las mujeres

Ganadores 2019 del Premio UNESCO de educación de las niñas y las mujeres

Sulá Batsú, Costa Rica

Fundada en 2005, Sulá Batsú es una cooperativa costarricense que saca provecho de las tecnologías digitales, el arte y la cultura para contar historias a niñas y mujeres jóvenes y estimular la transformación social en las comunidades locales.

El proyecto recompensado, cuyo título es Voices of Central American Girls (La voz de las niñas de América Central), permite que las niñas adolescentes adquieran competencias digitales para que puedan ser escuchadas y crear soluciones en favor de sus comunidades y también para ellas mismas. El proyecto se ha puesto en marcha en las escuelas y proporciona a las niñas provenientes de medios vulnerables una formación extraescolar que vincula competencias digitales, orientaciones y aprendizaje mutuo de prototipos de soluciones digitales innovadoras.

A partir de 2016, más de 4.000 niñas se han matriculado en las formaciones, ha sido creada una red de más de 600 niñas y se desarrollaron 300 prototipos tecnológicos. EL proyecto, inicialmente implementado en Costa Rica, ha sido reproducido después en casi toda América Central.

 

Departamento de Educación, Gobierno de Navarra, España

El Departamento de Educación del Gobierno de Navarra, en España, ha sido galardonado por su proyecto SKOLAE: Growing in equality (SKOLAE: crecer en igualdad), que lucha contra los estereotipos sexistas en la educación y fuera de esta. Este programa escolar proporciona a los alumnos los medios para dar los primeros pasos en la vida en condiciones de igualdad, apoyándose en el principio de que cualquier cambio concreto comienza en las aulas.

El programa de formación del proyecto permite que los alumnos identifiquen y luchen contra las desigualdades, y ejerzan su derecho individual a la igualdad, independientemente de su cultura, religión, orientación o identidad sexual. Tiene como objetivo prevenir toda forma de violencia contra las niñas y las mujeres, poniendo de relieve a las mujeres y sus contribuciones, y valorizando la masculinidad igualitaria y la feminidad responsable.

Desde 2017, el proyecto ha sido aplicado en 116 escuelas (el 30% de escuelas de la región) y ha beneficiado a 8.705 niñas y 8.902 niños entre los 3 y 18 años de edad aproximadamente. Unas 1.808 docentes y 495 docentes han participado en el programa de formación de docentes en el marco del proyecto.