Qué hace la UNESCO en materia de educación y de igualdad de género

La igualdad de género sigue siendo una de las dos prioridades globales de la UNESCO. La Organización aplica el doble enfoque de la integración de igualdad de género y la elaboración de programas específicos sobre las cuestiones de género, en todos sus programas y actividades, como se indica en el Plan de Acción de la UNESCO para la prioridad "Igualdad de Género" (2014-2021).

La UNESCO respalda a los Estados Miembros para que desarrollen sistemas educativos adecuados que promuevan un aprendizaje inclusivo de calidad a lo largo de toda la vida. La Organización se ha comprometido en promover la igualdad de género en los sistemas educativos y mediante éstos, desde la primera infancia hasta la educación superior, en los contextos formal, no formal e informal y en todos los ámbitos de intervención, desde la planificación de la infraestructura hasta la formación de los docentes.

La desigualdad en el acceso a la educación y el rendimiento de las niñas y mujeres son a la vez la causa y el resultado de múltiples factores, fundamentalmente de la discriminación crónica y sistemática basada en el género que reproduce el sistema educativo. El exceso de énfasis en la paridad de género para medir el progreso ha provocado también resultados poco satisfactorios en cuestiones de empoderamiento de niñas y mujeres mediante la educación. Las estadísticas no muestran los múltiples obstáculos a los que deben hacer frente las niñas y las mujeres, no sólo en materia de acceso, sino también en la educación continua; ni tampoco dan mucha información sobre la calidad de los procesos y entornos de aprendizaje para las niñas y los niños. Un análisis de la situación que no tome en cuenta las perspectivas de género da lugar a la elaboración de políticas ineficaces y ciegas en cuestiones de género, con escaso efecto sobre desigualdades entre los sexos.

Al fomentar políticas y estrategias sensibles y respetuosas en cuestiones de género en el ámbito educativo, la UNESCO trabaja para mejorar la calidad de los procesos y entornos de aprendizaje de las niñas y los niños. Su objetivo es ir más allá de los enfoques tradicionales que aspiran a ampliar el acceso con miras a lograr un enfoque holístico que aborde las desigualdades que persisten en la sociedad en general y repercuten en las oportunidades educativas.

La UNESCO respalda la igualdad de género en todo el sistema educativo, fundamentalmente mediante la participación en la educación (acceso), dentro de la educación (contenidos, contexto y prácticas de enseñanza y aprendizaje) y gracias a la educación (resultados de aprendizaje, oportunidades laborales y de vida).

Más concretamente, la UNESCO

  • Da seguimiento a los logros alcanzados mediante la recopilación y el análisis de datos sobre la educación desglosados por géneros, así como por el seguimiento de los instrumentos normativos relativos a la igualdad de género;
  • Ayuda a los países a desarrollar sus capacidades nacionales para integrar las cuestiones relativas al género en las leyes, políticas y planes del sector educativo;
  •  Apoya la formación de los docentes mediante una pedagogía sensible al género que responda con eficacia a las necesidades de los educandos masculinos y femeninos;
  • Aboga por la educación de niñas y mujeres en el marco de colaboraciones innovadoras y multisectoriales, tales como la Alianza Mundial para la educación de las niñas y las mujeres "Una vida mejor, un futuro mejor".
  • Se esfuerza por mejorar y desarrollar la alfabetización de niñas y mujeres, así como su acceso a la educación formal e informal, fundamentalmente mediante las tecnologías de la información y la comunicación (TIC);
  • Apoya la elaboración de planes de estudios y de libros de texto libres de estereotipos y de discriminación;
  • Ayuda a los países a hacer frente a la violencia basada en el género y a crear espacios de aprendizaje seguros e inclusivos propicios al aprendizaje, el bienestar y el empoderamiento;
  • Realiza investigaciones políticas sobre los obstáculos que impiden avanzar en el ámbito de la igualdad de género y amplía y refuerza la experiencia y la base de conocimientos de la UNESCO;
  • Colabora con los asociados para fomentar políticas a nivel mundial, regional y nacional con miras a promover la igualdad entre los sexos en materia de educación.

Se brinda especial atención a la promoción mundial y a las colaboraciones multisectoriales que promueven la educación de niñas y mujeres, en particular mediante la Alianza Mundial para la educación de las niñas y mujeres "Una vida mejor, un futuro mejor".

Cada año, el Premio UNESCO de educación de las niñas y las mujeres recompensa las innovaciones y contribuciones más destacadas llevadas a cabo por individuos, instituciones y organizaciones a favor de la educación de las niñas y mujeres. El Premio, que recompensó a los primeros galardonados en 2016, es único ya que destaca proyectos exitosos que mejoran y promueven las perspectivas educativas de las niñas y mujeres y, a su vez, su calidad de vida.