Mejorar la formación de los docentes en África

El proyecto “Mejorar la formación de los docentes para colmar el déficit de calidad en la educación en África”, está respaldado por el gobierno de China. El objetivo es aprovechar las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para mejorar la formación de los docentes en África Subsahariana.

El proyecto, presentado en 2012, es una de las iniciativas emblemáticas de la UNESCO y tiene como objetivo acelerar los logros en la consecución de la Educación para Todos y de los Objetivos del Milenio para el Desarrollo vinculados con la educación.

La primera fase del proyecto dio apoyo a ocho países durante cuatro años (Congo, Côte d’Ivoire, República Democrática del Congo, Etiopía, Liberia, Namibia, República Unida de Tanzania y Uganda) y culminó en 2016.

Gracias a una financiación suplementaria por parte del gobierno chino el proyecto ha sido extendido a su segunda fase, entre 2017 y 2018, que incluye a Togo y Zambia, además de los ocho primeros países partipantes. La segunda fase saca provecho de los logros de la primera a fin de mejorar las capacidades de las instituciones nacionales principales de la educación y formación de docentes en aras de que dichas instituciones puedan proporcionar una educación y una formación de calidad.

El objetivo es contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular del ODS 4 sobre educación de calidad y equitativa, y fundamentalmente de la meta 4.c en materia de aumento sustancial de la oferta de profesores calificados mediante la cooperación internacional para la formación de docentes en los países en desarrrollo, así como del ODS 9 en materia de innovación.

Más concretamente, el proyecto CFIT brinda su apoyo a determinadas instituciones nacionales clave que forman a los docentes en los países beneficiarios mediante:

  • El reforzamiento de los programas existentes de formación inicial, en particular mediante programas de formación mixtos que utilizan las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y las innovaciones existosas basadas en las TIC;
  • El reforzamiento del desarrollo profesional gracias a la formación continua de los docentes, en particular mediante modalidades combinadas de aprendizaje y de innovaciones existosas que se apoyan en las TIC;
  • La inclusión de competencias TIC a las capacidades de los formadores de docentes para mejorar la calidad de la enseñanza y del aprendizaje y;
  • La mejora de las redes institucionales de educación y formación de docentes para promover el intercambio de conocimientos sobre estrategias y prácticas docentes eficaces.

Desde 2012, el proyecto ha organizado más de 100 talleres de formación que han beneficiado a más de 10,000 formadores de docentes. Se han desarrollado o examinado más de 230 módulos de capacitación de docentes o de documentos sobre políticas, que se encuentran actualmente en vías de institucionalización. Se adquirieron e instalaron más de 2,400 dispositivos, se crearon siete plataformas virtuales para la enseñanza y el aprendizaje y tres bibliotecas digitales, y quedaron vinculados más de 30 centros de formación pedagógica.

Los países que forman parte del proyecto han participado también en visitas de estudio con el objetivo de aprender de sus homólogos y de reforzar la cooperación Sur-Sur. Asimismo, los formadores de docentes de los países beneficiarios reciben apoyo para incribirse al programa de becas coauspiciadas por la UNESCO-China La Gran Muralla que les permite continuar un plan de estudio personalizado de un año en la East China Normal University de Shanghai (China). Desde su creación, el proyecto apostó por la cooperación Sur-Sur, la apropiación por parte de los países, las sinergias y las alianzas entre el sector público y el sector privado que son consideradas como un nuevo modelo de cooperación entre la UNESCO, el país donante y los países beneficiarios.