¿Qué hace la UNESCO en favor de la capacitación de los docentes?

teachers-action-c-dietmar-temps-shutterstock.jpg

Dietmar Temps/Shutterstock.com

Es sabido que el acceso, la equidad y la calidad de la educación dependen en gran medida del nivel de capacidades y de aptitudes de los docentes. Algunos países experimentan todavía una aguda escasez de docentes calificados. De hecho, numerosos docentes tienen salarios poco elevados y trabajan en malas condiciones, y desempeñan sus actividades en entornos desfavorables, e incluso peligrosos. En muchos países la contratación de docentes calificados es un desafío al que se debe hacer frente con urgencia ya que la docencia es considerada una profesión de escaso reconocimiento social.

Seguimiento de los intrumentos normativos internacionales en materia de docencia

La UNESCO aborda estos desafíos mediante la aplicación y el seguimiento de las herramientas normativas internacionales: Recomendación conjunta de la OIT y la UNESCO relativa a la situación del personal docentes (1966) y la Recomendación relativa a la condición del personal docente de la enseñanza superior (1997). Un Comité Mixto de Expertos designado conjuntamente por la UNESCO y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se reúne cada tres años para dar seguimiento a la aplicación de estas dos recomendaciones.

Apoyo a los Estados Miembros en el desarrollo y examen de sus políticas y estrategias relativas a los docentes

La UNESCO trabaja conjuntamente con los Estados Miembros con miras a ayudarlos a reforzar las capacidades nacionales en los ámbitos de la evaluación de las necesidades de docentes y el desarrollo de políticas basadas en evidencias en materia de contratación de docentes, formación, despliegue y gestión, desarrollo profesional y evaluación formativa. El consejo en materia de políticas, la asistencia técnica, el desarrollo de las herramientas, las directivas y oportunidades de intercambio de conocimientos respaldan la implementación y revisión de políticas y estrategias docentes nacionales y regionales. Con este objetivo el Equipo Especial Internacional de Docentes elaboró, en coordinación con los sectores de la UNESCO y otros asociados externos, la Guía para el desarrollo de políticas docentes para ayudar a los países a formular una política educativa nacional basada en la realidad.

Desarrollo de capacidades para aumentar la calidad de la enseñanza y del aprendizaje

La UNESCO trabaja conjuntamente con los Estados Miembros y los asociados internacionales en la implementación de proyectos especializados en el desarrollo de las capacidades de las instituciones educativas existentes y de formación de docentes mediante soluciones basadas en las tecnologías, tales como el aprendizaje abierto y a distancia. Estos proyectos incluyen:

  • “Mejorar la formación de los docentes para colmar el déficit de calidad en la educación en África”, respaldado por el Fondo Fiduciario UESCO-China;
  • “Reforzar las capacidades de los formadores de docentes y de los docentes en materia de programas educativos” con el respaldo del Premio Hamdan Bin Rashid Al-Maktum a una actuación y resultados ejemplares en el mejoramiento de la eficacia de los docentes, de los Emiratos Árabes Unidos.
  • “Mejorar el apoyo a los docentes y su participación en los Grupos Locales de Educación”, un proyecto respaldado por la Alianza Mundial para la Educación, es una iniciativa conjunta de la UNESCO y la Internacional de la Educación.

La UNESCO, los Estados Miembros y los asociados internacionales se reúnen una vez al año con motivo del Foro Internacional de Diálogo sobre Políticas, organizado por el Equipo Especial de Docentes para la Educación 2030, para examinar los logros alcanzados e intercambiar las prácticas idóneas en materia de desarrollo de capacidades.

Fomentar y compartir los conocimientos con miras a promover una enseñanza y un aprendizaje de calidad

La UNESCO aboga a lo largo de todo el mundo por la profesión docente. La Organización difunde los resultados de las investigaciones sobre prácticas innovadoras, tendencias y desafíos futuros con el objetivo de aumentar al máximo la utilización y la repercusión de los datos y de las observaciones en los debates políticos en el plano nacional en lo relativo a los docentes y a las políticas educativas. Para ello, se utilizan diferentes medios como los foros nacionales y regionales, así como las actividades en donde se intercambian conocimientos a nivel de los países.

Asimismo, la UNESCO brinda reconocimiento a los docentes y a la docencia mediante dos eventos de gran importancia: el Día Mundial de los Docentes que se celebra el 5 de octubre de cada año (conjuntamente con la OIT, el UNICEF y la Internacional de la Educación) y la concesión del Premio UNESCO-Hamdam bin Rashid Al-Maktoum a una actuación y resultados ejemplares en el mejoramiento de la eficacia de los docentes.