Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Recomendación relativa a la Enseñanza y Formación Técnica y Profesional (EFTP)

La Recomendación relativa a la Enseñanza y Formación Técnica y Profesional es un recurso clave con miras a orientar la transformación y ampliación de la EFTP y del aprendizaje a lo largo de toda la vida en todo el mundo.

Tomando en cuenta las nuevas tendencias relativas a la educación y la EFTP, en un contexto marcado por la rapidez con que evolucionan las tecnologías, la creciente preocupación en materia de empleo juvenil, las desigualdades sociales y la sostenibilidad medioambiental, esta Recomendación refleja una visión transformacional de la EFTP que “contribuye al desarrollo sostenible, ya que faculta a las personas, las organizaciones, las empresas y las comunidades y fomenta el empleo, el trabajo decente y el aprendizaje a lo largo de toda la vida”. La EFTP debe promover “el crecimiento económico y la competitividad inclusivos y sostenibles, así como la equidad social y la sostenibilidad ambiental”.

La Recomendación sienta los principios generales y objetivos de la EFTP y sus disposiciones abarcan cinco ámbitos fundamentales:

  • políticas y gobernanza,
  • calidad y pertinencia,
  • seguimiento y evaluación,
  • investigación y gestión del conocimiento, y
  • cooperación internacional.

Un proceso de revisión esperado e informado

Se tomó la decisión de revisar la Recomendación existente (aprobada en 1962, revisada en 1974, y más tarde en 2001) para dar respuesta a los delegados de la Tercera Conferencia Internacional sobre EFTP de 2012 que solicitaron un documento actualizado que tomara en cuenta las nuevas tendencias y problemáticas relativas a la EFTP.

El proceso de revisión se llevó a cabo simultánamente con el de la Recomendación sobre el aprendizaje y la educación de adultos, y tuvo lugar durante un periodo de dos años (2013-2013), dando lugar a la aprobación por unanimidad por parte de los Estados Miembros de las dos Recomendaciones, durante la Conferencia General de la UNESCO de noviembre de 2015, algo que refleja la alta prioridad asignada al aprendizaje a lo largo de toda la vida.

La revisión tuvo lugar en el momento adecuado, al basarse en los debates que se llevaron a cabo simultáneamente en el plano internacional durante la aprobación de la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030. El Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 que forma parte de esta Agenda (ODS 4 – Educación 2030) pretende “garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida para todos”, y se desglosa en 7 metas de las cuales dos tienen relación con la EFTP (metas 4.3 y 4.4 en materia de acceso y calidad de la EFTP).

La elaboración de la nueva Recomendación actualizada integró también los resultados de un amplio proceso de consultas que implicó al conjunto de las partes interesadas (Estados Miembros, organizaciones internacionales, ONG, representantes juveniles, expertos individuales y las partes interesadas del sector privado).

Por ello, la Recomendación es un instrumento integral para orientar a los responsables políticos, al personal educativo, los interlocutores sociales y los miembros de la sociedad civil en sus esfuerzos para transformar y ampliar sus sistemas de EFTP en el contexto del Marco de Acción 2030 y de la Agenda de Educación 2030.

Aspectos fundamentales

El texto de la Recomendación refleja las evoluciones conceptuales y políticas, fundamentalmente:

  • Un nuevo contexto de desarrollo holístico, humanista y sostenible que hace un llamamiento a ampliar el alcance de la EFTP, así como a efectuar reformas en lo relativo a los contenidos y a la gobernanza de los sistemas EFTP:

    • Un concepto más amplio de EFTP que “comprende la enseñanza, la formación y la adquisición de destrezas relativas a una gran variedad de sectores ocupacionales, actividades de producción, servicios y medios de subsistencia”, plenamente integrado al aprendizaje continuo a lo largo de toda la vida. De este modo, puede impartirse en “los niveles secundario, postsecundario y superior, e incluye el aprendizaje en el trabajo y la formación permanente y el desarrollo profesional”, así como “una gran variedad de posibilidades de adquisición de destrezas”.
    • Un enfoque de desarrollo, puesta en marcha, seguimiento y evaluación de políticas más integrado e intersectorial.
    • La necesidad de coordinación interministerial, de las redes de asociados y de la movilización de las partes interesadas pertinentes, ofreciendo particular atención al papel desempeñado por los interlocutores sociales, el sector privado y la sociedad civil.
  • La necesidad de diversificar las fuentes de financiación y estudiar mecanismos de financiación innovadores.
  • Un enfoque de aprendizaje a lo largo de toda la vida que ofrece respaldo a todas las personas para que ejerzan carreras y trayectorias profesionales más complejas y diversificadas.
  • La necesidad de mejorar la reactividad y la pertinencia de la EFTP en función de los contextos, fundamentalmente en lo relativo a las necesidades actuales y cambiantes del mundo laboral, así como a la rapidez de los avances tecnológicos.

Aplicación y seguimiento

Se recomienda a los Estados Miembros que apliquen las disposiciones de la Recomendación y tomen las medidas adecuadas, en particular mediante reformas jurídicas y políticas en función de sus respectivas circunstancias.

La UNESCO ha implementado diversos recursos con miras a ayudar a los Estados Miembros fundamentalmente en la aplicación de los principios rectores sobre cuestiones relativas a la garantía de calidad de las cualificaciones, la financiación del desarrollo de capacidades, la trayectoria de aprendizaje, etc. También brindan apoyo a la aplicación de las disposiciones de la Recomendación mediante actividades que se llevan a cabo, tales como la revisión de las políticas relativas a la EFTP y de los programas de reforzamiento de capacidades que se efectúan gracias al respaldo de la UNESCO, fundamentalmente por conducto de la Red UNEVOC.

Los Estados Miembros están obligados, cada cuatro años, a presentar informes a la UNESCO sobre las medidas que han adoptado en lo tocante a la aplicación de la Recomendación. Esto permite que la Organización destaque los logros alcanzados, identifique los ámbitos que dificultan su aplicación y proporcione mayor asistencia y apoyo reforzado a los Estados Miembros. Este ejercicio permite también evaluar en qué media este instrumento resulta de utilidad a los Estados Miembros para que lleven a cabo su labor de implementación y aplicación de las políticas EFTP.

La UNESCO también es responsable del seguimiento y la aplicación de la Convención sobre la Enseñanza Técnica y Profesional de 1989. Este seguimiento se lleva a cabo en conformidad con las disposiciones que figuran en la Recomendación sobre EFTP, tal y como propone la Estrategia para mejorar la notoriedad, la ratificación, la aplicación, el seguimiento y la cooperación en el marco de los instrumentos normativos en la esfera de la educación (2015-2021).