Article

La UNESCO y sus asociados de la Coalición Mundial para la Educación organizan una formación en línea para apoyar a los docentes y alumnos de Palestina

19/06/2020

Desde principios del mes de marzo de 2020, 1.43 millones de niños de Palestina dependen de la enseñanza a distancia debido al cierre de las escuelas vinculado a la pandemia de COVID-19.

Para dar respuesta a sus necesidades, el Ministerio de Educación, en colaboración con el Grupo de Educación, elaboró un Plan Nacional de Respuesta al COVID-19 centrado en cuatro ámbitos: la higiene, las infraestructuras, el apoyo psicosocial y la enseñanza a distancia. La UNESCO en Ramala, en tanto que organismo a cargo del Grupo temático en materia de aprendizaje a distancia, trabaja en estrecha colaboración con el Ministerio para identificar los principales ámbitos de intervención, tales como la formación de docentes, con miras a mejorar la enseñanza a distancia en Palestina.

En este contexto, el Ministerio de Educación y la UNESCO organizaron un taller de formación con Lark, un asociado de la Coalición Mundial para la Educación, al que asistieron 125 docentes e inspectores de diferentes oficinas de dirección de Palestina, así como docentes de escuelas privadas y de la Agencia de las Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA).

El taller abordó un conjunto de cuestiones prácticas: ¿Cómo poner en marcha un aula a distancia? ¿Cómo utilizar la plataforma Lark? ¿Cómo comunicar con los alumnos y los padres?

En la inauguración de la formación, el Dr. Ahmed Ammar, director general del Departamento de Inspección en el Ministerio de Educación de Palestina, describió la nueva realidad: “Como saben, el COVID-19 ha trastornado nuestras costumbres y nuestro modo de vida. Por ello, hay que cambiar los métodos de aprendizaje, los docentes, los alumnos y el papel de los padres.” Asimismo, expresó su profundo agradecimiento hacia la UNESCO por su apoyo al Ministerio en los proyectos de aprendizaje a distancia.

Lina Benete, jefa de la Unidad de Educación de la UNESCO en Ramala, resaltó los desafíos: “Esta situación excepcional nos ha hecho repensar y reaprender algunas prácticas antiguas. La experiencia demuestra que además de adaptar los contenidos y planes de estudios al aprendizaje y a la enseñanza a distancia, también es crucial considerar los aspectos tecnológicos que son esenciales para poder mantener y proporcionar una educación de calidad”.

Adquirir competencias digitales para la puesta en marcha de aulas a distancia en casa

El taller comenzó con una demostración de las diferentes funciones y herramientas de Lark. Un formador profesional del equipo de Lark, establecido en Singapur, guió a los participantes etapa por etapa en cómo descargar e instalar la aplicación. Una vez que todos los participantes se conectaron, exploraron las diferentes funciones y su utilización en el contexto de la educación. Estas herramientas incluyeron los debates de grupo, la visioconferencia, la colaboración en materia de documentos o el calendario en la nube, competencias que pueden aplicarse también a otros instrumentos en línea similares.

Durante la formación, los participantes hicieron preguntas directamente al formador, como: ¿Qué ventajas tiene Lark con respecto a otras aplicaciones? ¿Se puede utilizar la aplicación gratuitamente? ¿Cuáles son las lenguas disponibles? ¿Se incluirá a la lengua árabe en un futuro cercano? Tras la demostración, los participantes se plantearon también numerosas preguntas sobre la utilización práctica de la aplicación.

Se proporcionó a los alumnos participantes un tutorial de autoformación para que puedan seguir practicando. Lark, la UNESCO y el Ministerio garantizan el seguimiento de los docentes para evaluar y ayudar a aplicar las competencias adquiridas durante el taller en la puesta en marcha de las aulas a distancia desde la casa. En este sentido, la UNESCO colabora con el Ministerio en la creación de un grupo de debate y en la identificación de un instituto local para colaborar en lo relativo a la prueba experimental del aprendizaje a distancia. Se proporcionó a los alumnos participantes una grabación del taller para que la puedan utilizar en el futuro.  

Una encuesta evaluativa reveló que los usuarios se sentían mucho más confiados con las herramientas de comunicación como Lark. Randa Hisham Mohammad Faqi, de la Dirección de la Educación de Nablus, anotó durante su evaluación del taller: “La presentación ha sido clara y fácil de aplicar después del taller”. Se organizará un seguimiento suplementario basado en el análisis de los resultados de la encuesta.

Dado que es esencial reforzar las capacidades de los docentes para mejorar la enseñanza a distancia, se organizarán otros talleres de formación en el futuro sobre otras herramientas de aprendizaje a distancia, en el marco de una cooperación continua entre la UNESCO, los asociados de la Coalición Mundial, el Ministerio, los docentes y el personal del sector educativo.

En mayo se efectuó un conjunto de formaciones virtuales en los países del Pacífico con formadores de Lark, de la Khan Academy y de Moodle, todos asociados de la Coalición Mundial para la Educación.