La UNESCO y Suecia brindan apoyo a los países con miras a desarrollar la educación integral sobre sexualidad en África

03 noviembre 2017

La UNESCO y Suecia organizaron un evento el 3 de noviembre de 2017 en la sede de la Organización, en París, para conmemorar su alianza con miras a mejorar los resultados en el ámbito de la salud, las cuestiones de género y la educación de los adolescentes y jóvenes en el África subsahariana.

Entre los desafíos a los que deben hacer frente las adolescentes y jóvenes del África subsahariana en lo relativo a la salud sexual y reproductiva figuran los embarazos precoces y no deseados, el VIH y otras infecciones sexualmente transmisibles, la violencia por razones de género y el matrimonio infantil. En esta región, el SIDA es la principal causa de muerte entre los jóvenes entre 10 y 19 años de edad, y las adolescentes y mujeres jóvenes corren un riesgo desproporcionado, ya que contraen el VIH de cinco a siete años antes que los hombres.

La Directora General de la UNESCO, la Sra. Irina Bokova, afirmó que la colaboración conjunta entre la UNESCO y Suecia ha permitido que los jóvenes africanos se sientan capaces de tomar las decisiones adecuadas y más saludables para su futuro. "El vínculo entre la educación y la salud es indiscutible. Los educandos sanos aprenden mejor y los que han recibido una mejor educación poseen más conocimientos y capacidades para mantenerse sanos", afirmó la Directora General.

El evento "Nuestros derechos, nuestras vidas, nuestro futuro: el apoyo de Suecia a la UNESCO con miras a desarrollar la educación integral sobre sexualidad en África" se celebró durante la 39ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO. Dicho evento contó con las intervenciones de la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO; el Sr. Gustav Fridolin, Ministro de Educación de Suecia; y el embajador de Zambia ante la UNESCO, el Sr. Humphrey Chilu Chibanda, en representación del Sr. Dennis Wanchinga, Ministro de Educación General de Zambia.

"Abordar los desafíos del ámbito de la salud que socavan el bienestar de los jóvenes del África subsahariana es una prioridad fundamental del desarrollo y de la política exterior de Suecia", afirmó el Sr. Gustav Fridolin, Ministro de Educación de Suecia. "Todos los adolescentes y jóvenes merecen tener la oportunidad de desarrollar las capacidades y competencias necesarias con miras a reducir el número de embarazos precoces y no deseados, eliminar la violencia por razones de género y prevenir el VIH/SIDA".

El Sr. Humphrey Chilu Chibanda, embajador de Zambia ante la UNESCO, expresó su satisfacción al unir sus esfuerzos al de otros gobiernos africanos a fin de beneficiar del apoyo de Suecia mediante el programa “Nuestros derechos, nuestras vidas, nuestro futuro."El programa apoyará y acelerará nuestros esfuerzos y nuestro compromiso con miras a garantizar que la educación integral sobre sexualidad empodere a los adolescentes y jóvenes, al tiempo que desarrollan las capacidades, los conocimientos, las aptitudes y las competencias que necesitan para alcanzar resultados satisfactorios en cuestiones de educación, salud e igualdad de género. Apoyamos plenamente los derechos, las vidas y el futuro de estos jóvenes".

Mediante el programa Nuestros derechos, nuestras vidas, nuestro futuro, la UNESCO y Suecia brindarán apoyo a los Estados Miembros de la UNESCO para que puedan proporcionar a los adolescentes y jóvenes una educación integral sobre sexualidad que promueva la igualdad de género y los derechos humanos y aborde las cuestiones relativas a las normas y los estereotipos de género. El conjunto creciente de pruebas confirma que los programas de educación sexual que se aplican correctamente incitan a los jóvenes a tener su primera relación sexual más tarde, a reducir la frecuencia de sus relaciones sexuales, así como el número de parejas, y a que se incremente el uso de preservativos.

El programa contribuye directamente a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sobre educación, salud y cuestiones de género. Amplía la labor ya existente en África Oriental y Meridional en el marco del Compromiso de la ESA, con nuevos proyectos en África Occidental y Central. El programa se centra en Kenya, Mozambique, Malawi, Sudáfrica, República Unida de Tanzania, Uganda, Camerún, Côte d’Ivoire, República Democrática del Congo y Nigeria, y sus beneficios se extenderán a Benín, Chad, Congo, Gabón, Ghana, Lesotho, Níger, Malí, Senegal, Togo, Angola, Botswana, Madagascar, Etiopía, Rwanda, Sudáfrica, Sudán del Sur, Swazilandia, Zimbabwe y Zambia.

Suecia se ha comprometido a aportar 79,7 millones de coronas suecas (unos 10 millones de dólares estadounidenses) en los próximos tres años para el proyecto Nuestros derechos, nuestras vidas, nuestro futuro, lo que eleva su contribución total a la Educación Integral sobre la Sexualidad (CSE, por sus siglas en inglés) a 220 millones de coronas suecas (unos 30 millones de dólares estadounidenses) durante un periodo de 8 años.