News

UNESCO y El Salvador revitalizan su alianza durante la Semana del Derecho Internacional Humanitario

26/11/2019
, El Salvador

Entre los días 18 y 24 de noviembre, El Salvador celebró la Semana del Derecho Internacional Humanitario, como conmemoración del 70 aniversario de los Convenios de Ginebra de 1949. La celebración busca crear conciencia de la importancia de proteger a las poblaciones civiles y a reducir el sufrimiento de las personas no combatientes en caso de conflicto armado.

UNESCO fue invitada a contribuir con una charla sobre el rol de la señalización de bienes culturales, con base en las disposiciones establecidas por la Convención de La Haya de 1954, relativa a la protección de bienes culturales en caso de conflicto armado, que llama a las Partes a prevenir los efectos del conflicto armado en los bienes culturales mediante la señalización de estos con el Emblema del Escudo Azul.

Con la señalización del Museo y Biblioteca del Banco Central de Reserva “Luis Alfaro Durán” el pasado 20 de noviembre, El Salvador cuenta ya con 44 bienes inmuebles señalizados con este emblema, localizados a lo largo del país. Debido a esto, el día 22 de noviembre se llevó a cabo el “Encuentro de Alcaldes para revitalizar la protección de bienes culturales señalizados”, en las instalaciones del Instituto Especializado de Educación Superior para la Formación Diplomática (IEESFORD), del Ministerio de Relaciones Exteriores, en la ciudad de San Salvador.

La participación de la UNESCO estuvo a cargo de la señora Caroline Munier, especialista del Programa de Cultura y contó, además, con la presencia de representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja para el Salvador, del Comité Interinstitucional para el Derecho Internacional Humanitario de El Salvador, del Ministerio de Cultura y de numerosas Alcaldías Municipales del país.

La protección y difusión del patrimonio cultural es una herramienta ineludible para la prevención de conflictos, la cohesión social y el desarrollo sostenible de las comunidades. La UNESCO se complace de haber contribuido una vez más con la difusión de los principios humanitarios, fundamentales para la construcción de una cultura de paz.