La UNESCO y Japón entregan a los galardonados el premio de Educación para el Desarrollo Sostenible

esd-prize-2017-ceremony-c-unesco.jpg

© UNESCO/Nora HOUGUENADE
03 noviembre 2017

Los tres galardonados de la edición 2017 del Premio UNESCO-Japón de Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) recibieron sus premios el 3 de noviembre, durante una ceremonia organizada en la Sede de la UNESCO, en París. Los premiados fueron recompensados por sus proyectos innovadores en los planos local, regional e internacional.

Se trata de la tercera edición de este premio auspiciado por el gobierno japonés y creado en 2014 con miras a destacar proyectos y programas relevantes en el ámbito de la EDS. Los tres galardonados en la edición 2017 del Premio fueron: la empresa social Zikra, del Reino Hachemita de Jordania; el proyecto Hard Rain, del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte; y la Escuela primaria de Sihlengeni, de la República de Zimbabwe.

Durante la entrega de los premios, la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, declaró que “los objetivos de desarrollo sostenible constituyen el rasgo distintivo de un reconocimiento mayor por parte de la comunidad internacional al hecho de que los países necesitan de la EDS para hacer posible la transición hacia sociedades ecológicas”. Cada galardonado recibió un diploma y un premio de un monto de 50,000 dólares estadounidenses.

El Sr. Yoshimasa Hayashi, Ministro de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología de Japón, felicitó a los galardonados y los alentó a proseguir sus esfuerzos futuros: “Este premio determina el punto de partida de un viaje y no la meta. Tengo muchas ganas de saber cuáles serán los diferentes esfuerzos que llevarán a cabo los galardonados con miras a alcanzar nuevos logros en materia de EDS y de una educación de calidad en todo el mundo”.

Un provenir brillante

La Escuela primaria de Sihlengeni, en Zimbabwe, fue recompensada por su programa “Permacultura” que aplica la EDS en el marco de un enfoque holístico con miras a dotar a los educandos de competencias para la vida cotidiana a la vez que reduce la degradación de los suelos y la deforestación. “¡Para nuestro oasis verde de Zimbabwe el provenir es brillante!, exclamó Sibanga Ncube, director de la escuela, al recibir el premio en nombre del establecimiento. Asimismo, añadió que el hecho de recibir este premio reforzaba la motivación de su escuela y de las comunidades vecinas en sus labores futuras en el ámbito de la EDS.

Zikra fue galardonada por su “Programa de aprendizaje popular” que trabaja a favor de la equidad entre las comunidades rurales y urbanas mediante un “turismo de intercambio”. En nombre de la empresa social, Lama Kathieb, su cofundadora, declaró: “Nuestra labor se ha centrado en la revalorización de los conocimientos locales y cómo utilizarlos para dar solución a los diferentes combates que libra actualmente la comunidad. Agradecemos a la UNESCO y al gobierno de Japón el haber sido recompensados con este fabuloso premio”.

El Proyecto Hard Rain fue recompensado por sus proyectos de exposición internacional “Hard Rain” y “Whole Earth?” que vinculan las artes y la ciencia con miras a llegar a un público más amplio de ciudadanos y líderes. Mark Edwards, su fundador, declaró: “Aunque la educación es un elemento clave de la transición hacia una sociedad sostenible, estos proyectos suelen ser los más difíciles de auspiciar. Gracias a este premio podremos comenzar a trabajar en nuestra próxima exposición en la que se presentarán los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Además de recibir el premio, las tres organizaciones galardonadas serán invitadas a integrar la red de asociados del Programa de Acción Mundial de EDS (GAP) con el objetivo de promover la aplicación del GAP en estrecha colaboración con la UNESCO

El llamamiento para la solicitud de candidaturas de la cuarta edición del premio tendrá lugar en enero de 2018.