La UNESCO y el Grupo CJ ponen en primer plano la educación de las niñas durante el evento #KCONLA2018

12/09/2018

“Un lápiz es una de las cosas más concretas que pueden empoderar a una niña, para que aprenda, allí donde no hay escuelas cercanas, sólo viejos manuales escolares y algunos docentes poco cualificados”. Kristen fue una de las pocas personas presentes en la conferencia #KCONLA2018 que se mostró convencida de que los lápices son la base de la educación de las niñas.

Casi todos los participantes que se acercaron al quiosco de la campaña de educación de niñas CJ-UNESCO eligieron las palabras “escuela” o “docente”, cuando se les preguntó a cuál de los cuatro términos siguientes apoyarían más con miras a fomentar la educación de las niñas: escuela, docente, manual escolar o lápiz.  La elección parece obvia. Pero también puede parecer imposible, porque cada uno de esos elementos constituye una de las bases para facilitar el acceso de las niñas a una educación de calidad.

En el mundo entero las niñas todavía se enfrentan a múltiples retos que dificultan su derecho a la educación de calidad. Muchas de ellas nunca entrarán en un aula. La UNESCO y el Grupo CJ han venido colaborando mediante la campaña “Bright Girls, Brighter Future!” [“¡Niñas brillantes, un futuro aún más brillante!”], con miras a ampliar las posibilidades de que cada niña reciba instrucción escolar. Esto significa escuelas dotadas con la infraestructura adecuada para generar contextos propicios al aprendizaje, docentes cualificados para motivar a las alumnas a seguir aprendiendo, manuales escolares actualizados que tengan en cuenta las diferencias de género y simples lápices, sin los cuales las niñas no podrían escribir, leer y aprender.

Como parte de la iniciativa conjunta UNESCO-Grupo CJ, la educación de las niñas pasó a primer plano con motivo del evento KCON-LA celebrado en Los Ángeles (Estados Unidos), tanto in situ como en línea, con el fin de sensibilizar al público acerca de la importancia del tema. Más de 3.000 niñas y niños, mujeres y hombres que asistieron a KCON-LA  del 10 al 12 de agosto participaron en las actividades interactivas realizadas en el quiosco de la campaña de educación de las niñas de UNESCO-Grupo CJ. Los participantes quedaron concienciados de los retos que dificultan el acceso de las niñas a la enseñanza y fueron invitados a contribuir a la tarea de ayudar a que las niñas adquieran autonomía mediante la educación.

Durante los conciertos celebrados en el marco de KCON-LA los días 11 y 12 de agosto, se presentó un vídeo sobre la iniciativa conjunta UNESCO-Grupo CJ y la Campaña de Educación de las Niñas; las imágenes se proyectaron sobre las pantallas del Staples Center, que este año acogió a unos 96.000 asistentes, con el fin de destacar la labor que la UNESCO y el Grupo CJ han venido realizando conjuntamente a fin de promover el derecho de las niñas a la educación y proporcionarles un futuro más luminoso.

Además del video y las actividades efectuadas en el encuentro, se realizó un evento en Internet denominado “CJ-UNESCO Girls’ Education x KCON” que durante la semana que precedió a KCON-LA permitió contactar con audiencias en línea. Por cada click de los participantes en línea, los artistas de KCON-LA donaron 10 céntimos a la campaña. Se registró un total de 101.015 clicks. Grupos musicales e intérpretes de estilo K-POP (música popular coreana) también mostraron su compromiso con la campaña de educación de las niñas, a fin de sensibilizar al público acerca de la importancia de instruir a las menores.

“Como resultado de nuestra labor de promoción de la educación de las niñas en KCON-LA y mediante el evento en línea, hemos logrado sensibilizar a más de 100.000 personas y hemos recogido 13.500 dólares estadounidenses para apoyar esa labor”, declaró Ji Sung Min, gerente principal de Global CSV en el Grupo CJ.  “Esta campaña es un poderoso instrumento para fomentar la promoción entre los mismos alumnos; aquí en KCON-LA he visto a adolescentes que han comprendido este importante tema de manera lúdica y entretenida. Esperamos poder continuar apoyando la educación de las niñas en colaboración con la UNESCO y mediante nuestras plataformas culturales, ya que estamos convencidos de que es una causa importante”.

“Todas las niñas deben tener la posibilidad de asistir a la escuela, incluso si eso significa tener que construirla desde los cimientos”, insistió uno de los asistentes que pasó por el quiosco. La UNESCO y el Grupo CJ colaboran precisamente para inspirar y lograr la participación de las niñas y los niños del mundo entero con miras a forjar un mundo en el que las niñas reciban instrucción y sean empoderadas para que lleguen a ser lo que sueñan y alcancen un futuro mejor y más luminoso.

KCON es un congreso mundial coreano auspiciado cada año por el Grupo CJ en diversos países del mundo, al que acuden más de 100.000 asistentes. El evento promueve la cultura y la música de Corea, y constituye una gran plataforma para sensibilizar al público sobre temas tales como la educación de las niñas, ya que cuenta tanto con la participación de populares intérpretes de K-POP como de los asistentes a KCON.

Desde 2014, la Iniciativa conjunta UNESCO-CJ trata de ofrecer a las niñas un mejor contexto educativo y un futuro más luminoso a través de la educación. El Grupo CJ es también un importante contribuyente al Fondo Malala de la UNESCO para el derecho de las niñas a recibir educación, que amplía el acceso de las niñas a la educación de calidad, especialmente en países afectados por conflictos y desastres.