Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

La UNESCO y la Fundación Andrea Bocelli aúnan fuerzas para promover la educación artística en beneficio de los niños desfavorecidos

14 noviembre 2019

El tenor Andrea Bocelli, creador de la Fundación que lleva su nombre, acudió en calidad de invitado a la Conferencia General de la UNESCO y exhortó a fortalecer la educación artística en apoyo de los niños de las zonas más vulnerables. “La belleza salvará al mundo”, afirmó Bocelli, parafraseando la célebre cita de Dostoievsky, antes de cantar la Oda a la alegría de Beethoven en la sala de reuniones plenarias de la UNESCO, ante delegados del mundo entero.

La Fundación Andrea Bocelli y la UNESCO firmaron un Memorando de Entendimiento para colaborar en proyectos de educación musical, como una herramienta de empoderamiento que se elaborará y anunciará en los próximos meses, y que empezará a aplicarse en Malí. En las iniciativas se aprovechará la experiencia acumulada por la UNESCO en la ejecución de proyectos educativos para brindar apoyo psicosocial en países afectados por desastres y conflictos, con arreglo a la Agenda de Seúl para el desarrollo de la educación artística.

La importancia y la función de la educación artística para la inclusión y la cohesión social fueron los temas centrales de una mesa redonda celebrada con este motivo en la Sede de la UNESCO, bajo el título de “Sinfonía 2030: Educación artística para la inclusión”, y que contó con la participación de los coordinadores de la Fundación Andrea Bocelli, así como de expertos, artistas, pedagogos y responsables de la formulación de políticas.

La firma del acuerdo con la UNESCO amplió el programa que la Fundación Andrea Bocelli (ABF) presentó ese mismo día, titulado “Voces del Mundo”, cuya finalidad es fortalecer el apoyo psicosocial a los niños desfavorecidos que viven en regiones vulnerables, comenzando por el Oriente Medio. A través de la creación de coros regionales y otras actividades didácticas, la ABF trata de proporcionar a los participantes y sus comunidades oportunidades de empoderamiento por conducto de la música, mejorando sus competencias, estimulando su creatividad, fomentando la colaboración y ofreciéndoles más oportunidades de vivir una vida plena. Como todos los demás proyectos educativos realizados por la ABF, este empeño se ajusta estratégicamente al Objetivo 4 (Educación de calidad) de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, cuya coordinación corre a cargo de la UNESCO. De manera más específica, el programa se propone apoyar la consecución de la meta 4.7 del ODS 4, que hace hincapié en la importancia de proporcionar instrumentos de aprendizaje que promuevan la inclusión y pongan de relieve la diversidad y riqueza cultural del mundo, a fin de preparar a niños y jóvenes para que lleguen a ser ciudadanos del mundo.  

El Maestro Andrea Bocelli, creador de la Fundación, afirmó: “La ABF trabaja incansablemente desde 2011 con miras a proporcionar oportunidades de empoderamiento a particulares y comunidades que se encuentran en circunstancias difíciles, para que logren vencer los obstáculos y hacer realidad su potencial”. Y añadió: “A través de Voces del Mundo los efectos psicosociales positivos de la educación musical ofrecerán oportunidades valiosas a jóvenes que actualmente viven en algunas de las regiones más complicadas de nuestra época”.

El programa Voces del Mundo se ha venido desarrollando desde 2014 gracias a la labor de un equipo multidisciplinar que elaboró una metodología innovadora de inclusión social y expresión personal mediante la educación musical.

En enero de 2016, la ABF creó el proyecto Voces de Haití, mediante la introducción de la música en 30 escuelas, con el apoyo de su asociado local, la Fundación St. Luc. Entre los 30 centros escolares había cinco creados conjuntamente por ambas fundaciones. De los 12.000 alumnos matriculados en esas escuelas, la ABF escogió a los 60 niños y niñas que mostraron más talento para formar el primer coro Voces de Haití.  El resultado del proceso es un proyecto de capacitación de varios años para 60 estudiantes (de entre 9 y 15 años de edad) que les aporta las herramientas necesarias para estimular su creatividad y desarrollo personal. El coro, que se mantiene siempre activo, realiza cada semana seminarios de media jornada, conferencias, ensayos, sesiones de terapia musical, actividades recreativas e incluso comidas. Como resultado de sus esfuerzos, los jóvenes cantantes han actuado ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (2016) y el Vaticano, en una audiencia con Su Santidad el Papa Francisco (2017).

Por otra parte, en Italia la ABF trata de introducir prácticas idóneas de educación musical como parte del plan oficial de estudios de música en las escuelas que la Fundación construyó tras el terremoto que en 2016 devastó varias zonas del centro de Italia (Sarnano en 2018; Muccia en  2019 y Camerino que finalizará en 2020). En fecha más reciente, en noviembre de 2019, hasta el centro de educación prescolar Centrozerosei, situado en Lajatico (Toscana) el pueblo natal del Maestro Bocelli, adoptó esa metodología.

Si desea información adicional sobre el proyecto Voces del Mundo, visite el sitio web de la Fundación Andrea Bocelli

  • Para más información sobre la educación artística, pulse pulse aquí