La UNESCO reúne de urgencia a los dirigentes de las alianzas multilaterales de la educación para proporcionar una respuesta educativa a la pandemia del Covid-19

25/03/2020
,
03 - Good Health & Well Being

El 24 de marzo de 2020, doce organizaciones multilaterales se reunieron durante una reunión virtual en respuesta a la solicitud de la UNESCO de reunir urgentemente a la Plataforma multilateral para la educación con el objetivo de abordar la respuesta educativa al Covid-19. Esta plataforma se inició en julio de 2019 en el contexto de la crisis mundial del aprendizaje y de la urgencia de acelerar los avances en la consecución del ODS 4.

Al desearle la bienvenida a los miembros de la Plataforma, la Sra. Stefania Giannini, Subdirectora General de Educación de la UNESCO, recordó las consecuencias sin precedentes de la pandemia del Covid-19 para la educación: 138 países tuvieron que cerrar sus escuelas y universidades, y 1.370 millones niños y jóvenes se han visto afectados con esta situación, es decir, el 80% de los alumnos y estudiantes del mundo. Esta situación inédita implica un llamamiento urgente a emprender una acción conjunta que contribuya a conseguir sistemas educativos más resilientes, innovadores y abiertos.

Los representantes de los miembros de la Plataforma expusieron sus estrategias de cara al Covid-19 y decidieron aunar sus esfuerzos con miras a superar este desafío mundial que tantos trastornos ha ocasionado a la educación. Asimismo, recalcaron que el problema principal es la equidad, ya que el cierre de los centros escolares afecta de manera desproporcionada a los alumnos vulnerables y desfavorecidos. Los métodos de aprendizaje a distancia que se utilizan como sustitución pueden incluso aumentar la brecha de las desigualdades en la educación, debido a las disparidades existentes en el acceso a las tecnologías y a los recursos y las capacidades de los centros y docentes.

Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), 356 millones de niños ya no reciben las comidas escolares debido al cierre de sus centros escolares. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y Education Cannot Wait han ofrecido detalles acerca de las intervenciones inmediatas que han puesto en marcha para ayudar a los más vulnerables, entre los que figuran los refugiados, los migrantes y las personas desplazadas al interior de sus propios países, mientras que ONU-Mujeres proporciona ayuda en materia de análisis comparativo entre los sexos sobre las consecuencias de la pandemia. La Alianza Mundial para la Educación (GPE) ha brindado, por mediación del UNICEF, ayuda financiera para la planificación de las intervenciones de urgencia por parte de los gobiernos, y abrirá un servicio de financiación acelerada específica centrada en la recuperación rápida.     

Varias organizaciones insistieron en la dificultad de lograr que los docentes garanticen la enseñanza a distancia. Según un representante de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), incluso en los países de la ODCE, solo el 53% de los docentes han utilizado ya las tecnologías numéricas y conectadas en el marco escolar.

La UNESCO ha invitado a los miembros de la Plataforma a unirse a la Coalición Mundial Covid-19 para la Educación, cuyo objetivo es ayudar a los diferentes gobiernos a desplegar soluciones de aprendizaje a distancia equitativas. Los representantes de los miembros de la Plataforma celebraron la iniciativa de la UNESCO, y se comprometieron a armonizar sus iniciativas de enseñanza a distancia de cara al Covid-19, así como a colocar la equidad en el centro de cada una de sus acciones.

Más allá de la urgencia sanitaria inmediata y de las afectaciones del sistema educativo, los participantes evocaron las consecuencias de la pandemia a largo plazo. La OIT considera que cerca de 25 millones de empleos desaparecerán. Los miembros se hicieron eco de su profunda preocupación con respecto a la recesión anticipada, algo que tendrá una repercusión negativa en los presupuestos nacionales y en la ayuda internacional dedicada a la educación. Al cierre de la reunión, la Sra. Gianinni hizo un llamamiento a aunar esfuerzos para ayudar a los países a enfrentar a esta urgencia y hacer que los sistemas educativos sean más resilientes e inclusivos, para volver a poner al mundo en el camino del ODS 4.

Las organizaciones representadas durante la reunión de urgencia de la Plataforma multilateral para la educación fueron las siguientes (por orden alfabético): ACNUR, Banco Mundial, Comisión de Educación, Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo (Comisión Europea), Education Cannot Wait, GPE, OCDE, OIT, ONU-Mujeres, PMA, UNESCO y UNICEF.