La UNESCO reúne a la comunidad internacional en solidaridad con la iniciativa “Reavivar el espíritu de Mosul”

12 septiembre 2018

mosul.png

© UNESCO/C.ALIX

La primera reunión internacional sobre la iniciativa “Reavivar el espíritu de Mosul”, organizada conjuntamente por la UNESCO y la República de Iraq se celebró en París el lunes 10 de septiembre y en ella se presentó una actualización completa sobre el estado actual de la ciudad iraquí y las necesidades más urgentes de las comunidades locales. También quedó de manifiesto el compromiso de la comunidad internacional para ayudar a la reconstrucción y recuperación de Mosul a través del prisma de su dimensión humana.

“La comunidad internacional debe estar ya en Mosul para que se pueda mantener una paz duradera”, declaró Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO.

La iniciativa da prioridad a la educación y la cultura como fuerzas clave para la unidad, la reconciliación y la recuperación. Funcionarios y expertos iraquíes dieron cuenta detallada de la magnitud de la destrucción del sistema educativo, el tejido urbano y el patrimonio cultural de Mosul, así como del sufrimiento del pueblo de Mosul durante cuatro años de guerra. 

“Mosul sufrió un desastre humano, y la reconstrucción de sus sitios históricos e icónicos ayudará a los residentes que regresan a reconectarse con su ciudad y con su identidad”, dijo Fryad Rawandouzi, ministro de Cultura de Iraq.

Mosul está en la Lista Indicativa de sitios de Iraq susceptibles de ingresar en la Lista del Patrimonio Mundial, y el gobernador de Nínive, Nawfal Sultan, dio una visión general de varios esfuerzos de reconstrucción. Sin embargo, él y otros oradores hicieron hincapié en el bienestar de las personas desplazadas o que regresan a Mosul, y señalaron que la reconstrucción de los sitios del patrimonio cultural, las universidades y las escuelas no se limita a los edificios, sino que se extiende también a la reconexión de las personas con su historia, su identidad, su orgullo y su vida cultural. 

Varios países y organizaciones intergubernamentales expresaron su solidaridad con la población de Mosul e Iraq y se comprometieron a aportar contribuciones financieras, apoyo técnico, intercambio de conocimientos, personal para proyectos y material educativo. Los Emiratos Árabes Unidos ya han donado 50,4 millones de dólares a la iniciativa, e Italia anunció que aportará otros dos millones.

La Unión Europea, Japón, Hungría, Corea, Kuwait, España y otros países, así como la Organización Árabe para la Educación, la Cultura y la Ciencia (ALECSO) y la Organización Islámica para la Educación, la Ciencia y la Cultura (ISESCO) indicaron que también prestarán apoyo; la Alianza para la Protección del Patrimonio en Zonas de Conflicto (Aliph) anunció a su vez un proyecto dedicado al museo de Mosul.

La restauración de la famosa mezquita de Al Nuri y del minarete de Al Hadba son algunas de las prioridades. La ministra de Cultura y Desarrollo del Conocimiento de los Emiratos Árabes Unidos, Noura Al-Kaabi, al hablar sobre el apoyo de los Emiratos Árabes Unidos a este proyecto, dijo: “Tenemos una responsabilidad conjunta como seres humanos que valoramos la contribución del patrimonio y la cultura a nuestra humanidad común”. Abd Alltef Hmeim Mohammed, director de la Fundación Suní en Iraq, añadió: “Al-Hadba no es sólo un minarete, es la encarnación de una nación y un símbolo de la cultura de muchas generaciones”.

Mustafá Mohamed Alí Al-Hiti, presidente del Fondo para la Reconstrucción de las Zonas Liberadas del Iraq, indicó que más de 15 edificios de la Universidad de Mosul quedaron completamente destruidos, incluida la Biblioteca, que una vez albergó más de un millón de libros en árabe, inglés y otros idiomas. Mohammed Jasmin Aal-Hajiahmed, Director de la Biblioteca de la Universidad de Mosul, añadió que “la biblioteca era el corazón palpitante de la Universidad y de la propia ciudad”.

La reconstrucción de las escuelas y el relanzamiento del sistema educativo son también fundamentales para el éxito de la iniciativa. Hamid Ahmed, de la Oficina del Consejo Asesor del Primer Ministro, Iraq, recalcó que Dáesh prosperó gracias al caos y la ignorancia, y que la educación es el arma más fuerte para combatirlos. Asimismo, hizo hincapié en la necesidad de invertir en educación para garantizar la sostenibilidad y prosperidad futuras de Iraq.

La reunión concluyó con el acuerdo de la UNESCO y el Gobierno iraquí de seguir colaborando estrechamente en la iniciativa “Reavivar el espíritu de Mosul” y en iniciar la fase de ejecución de los proyectos en el terreno.