Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

La UNESCO concluye su 40ª Conferencia General con la adopción de una Convención que facilita los intercambios interuniversitarios

02 diciembre 2019

if_gc_bilan.jpg

© UNESCO

París, 27 de noviembre— La UNESCO concluyó este miércoles su Conferencia General tras haber adoptado una Convención destinada a facilitar la movilidad de estudiantes entre las universidades de los cinco continentes y de haber recibido la misión de elaborar reglas éticas para el desarrollo de la inteligencia artificial. La Conferencia General, máximo órgano director de la UNESCO, reúne cada dos años a los 193 Estados Miembros para determinar el programa y el presupuesto de la Organización.

“Entramos en un periodo nuevo, con un nuevo aliento”, declaró la Directora General, Audrey Azoulay, al hacer balance de esta 40ª reunión, que ha tenido lugar del 12 al 27 de noviembre. Destacando que la situación presupuestaria de la Organización se está normalizando tras más de veinte años de recortes y restricciones, Azoulay subrayó que “al aceptar aumentar sus contribuciones, un hecho en la actualidad rarísimo en el sistema de las Naciones Unidas, los Estados Miembros han querido expresar su confianza y su apoyo a la orientación dada a la UNESCO en los últimos dos años, y muy particularmente a los avances hechos en su transformación estratégica”.

Los Estados Miembros han fijado el próximo presupuesto bianual 2020-2022 en 534 millones de dólares (+3%). Además, y por iniciativa de Suecia, la Conferencia General enmendó la Constitución de la UNESCO en el sentido de que los Estados Miembros que no estén al día de sus contribuciones no puedan votar en el Consejo Ejecutivo ni ser elegidos miembros del mismo.

Entre las decisiones adoptadas por los 193 Estados Miembros de la UNESCO figura la adopción de una Convención mundial sobre la movilidad interuniversitaria, que entrará en vigor una vez que la hayan ratificado veinte países. Esta Convención facilitará la movilidad académica interregional y la definición de principios universales de reconocimiento de diplomas y completará los cinco convenios regionales de la UNESCO ya existentes relativos al reconocimiento de las cualificaciones de la educación superior.

En paralelo, un centenar de ministros de Educación y otro centenar de representantes de universidades que forman parte del programa de Cátedras UNESCO se reunieron para dar impulso a la idea de crear un “campus mundial” más inclusivo que permita más movilidad estudiantil y contribuya a dar respuesta al rápido crecimiento del número de matrículas en la enseñanza superior.

La otra gran decisión de la Conferencia General ha sido la luz verde dada a la elaboración de un instrumento normativo internacional sobre la ética de la inteligencia artificial. Para conseguirlo, un grupo de expertos seleccionados por la UNESCO llevará a cabo un amplio proceso de consultas y se encargará de preparar un borrador. En este sentido, en 2021 se celebrarán dos reuniones intergubernamentales en las que se definirán normas éticas para la inteligencia artificial basadas en los derechos fundamentales de las personas.

Por otra parte, la Conferencia General ha sido también escenario de un foro excepcional que congregó en París a 116 ministros y viceministros de cultura, que subrayaron el papel esencial de ésta en el desarrollo de sociedades más solidarias, resilientes e integradoras. Al término del Foro, México anunció la celebración, en 2022, de una segunda Conferencia Mundial de Ministros (Mondiacult). En 1982, la primera edición de Mondiacult amplió la definición de cultura, entendida desde entonces como “el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o un grupo social”.

La Conferencia General aprobó también la celebración de ocho nuevos Días Mundiales: del arte (15 de abril), del arte islámico (18 de noviembre), de la cultura africana y afrodescendiente (24 de enero), de la ingeniería para el desarrollo sostenible (4 de marzo), de la lógica (14 de enero), de las matemáticas (14 de marzo), del olivo (26 de noviembre) y de la lengua portuguesa (5 de mayo). También decidió instituir un Día Internacional contra la violencia, el acoso y el ciber-acoso escolar (primer jueves de noviembre) y proclamó el Año Internacional de las ciencias básicas al servicio del desarrollo sostenible para 2022.

La Conferencia General propició también un intercambio entre jóvenes y una decena de dirigentes gubernamentales sobre el tema: “(Re-)Generación - Repensar el multilateralismo con los jóvenes actores para el cambio”. Los participantes instaron a los gobiernos a hacer más para luchar contra el cambio climático, a invertir más en educación y a realizar esfuerzos concertados para asegurar que la tecnología se ponga al servicio de las personas y de sus derechos.

En la apertura de la Conferencia General, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, advirtió contra la fragmentación de la comunidad internacional, estimando que “la acción de la UNESCO es esencial para unir al mundo”. Para Audrey Azoulay, “los desafíos contemporáneos (…) no pueden circunscribirse a las fronteras territoriales ni tendrán una solución duradera que no esté basada en la cooperación, la solidaridad y el multilateralismo”.

Encuentre toda la información detalla sobre esta  40ª (40a) sesión

Contact Media