News

La UNESCO acoge con satisfacción el nuevo instrumento internacional sobre los derechos de la infancia relativos al entorno digital

25/03/2021

El Comité de los Derechos del Niño de la ONU lanzó el 24 de marzo de 2021 un documento de referencia sobre los derechos de la infancia en relación con el entorno digital, que integra los derechos de los niños en línea en el marco más amplio de la Convención de los Derechos del Niño de la ONU.

El documento histórico destaca y genera conciencia sobre los riesgos que enfrentan los niños en línea, así como sobre las oportunidades que les brinda el entorno en línea, exhortando a los responsables de los sectores público y privado a tomar medidas para abordarlos.

La UNESCO felicita al Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas por este importante logro y se une a la Alianza Global para Poner Fin a la Violencia, la Unión Internacional de Telecomunicaciones, UNICEF, UNODC, la Alianza Global WeProtect, la Fundación Mundial para la Infancia de EE.UU. y la Organización Mundial de la Salud para convocar a la comunidad internacional a implementar los principios de la Observación general 25.

La Observación general fue adoptada el 2 de marzo de 2021, luego de un proceso consultivo iniciado en marzo de 2019, el cual contó con una gran participación de Estados, organizaciones regionales, agencias de Naciones Unidas, instituciones nacionales de Derechos Humanos y Comisionados de la Infancia, grupos de niños y adolescentes, organizaciones de la sociedad civil, académicos, el sector privado, así como otras entidades y particulares.

La UNESCO participó en estas consultas a partir de su trabajo sobre la promoción de la libertad de expresión, los derechos de los niños a la educación, incluido un enfoque de aprendizaje permanente y la alfabetización mediática e informacional. Entre otras cosas, hizo énfasis en la importancia de garantizar un enfoque equilibrado para que los niños se beneficien al interactuar con el entorno digital. Esto incluye aprender a crear contenido que sea relevante para sus vidas personales y comunidades, a la vez de mitigar los daños asociados, incluso para los niños en situaciones desfavorecidas o vulnerables.

Por estas razones, la UNESCO enfatiza en que las políticas que abordan estos desafíos deben, por tanto, sostenerse en la Alfabetización mediática e informacional y las competencias digitales. Cuanto antes se exponga a los niños a las competencias de alfabetización mediática e informacional, serán más exigentes y críticos acerca de la información, el contenido digital y mediático a medida que crecen.