Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

“Truck Art”: promover la educación de las niñas en Pakistán mediante el arte local

28 marzo 2019

advocating-girls-education-pakistan-local-art.jpg

© UNESCO Islamabad/Asad Zaidi

“Baba, mujhay sona aur chaandi nahin, kitaab aur qalam la kar do” – “Papá, no me traigas dinero ni oro, tráeme un libro o un bolígrafo”. Mensajes como este de sensibilización en favor de la educación de las niñas han atravesado las montañas escarpadas, así como los valles y los puentes estrechos de Kohista, y han llegado a las aulas.

Rendir honor al arte local, comprometer a las comunidades

La UNESCO ha utilizado un “truck art” (arte en un camión) pakistaní, una mezcla original de frescos y escenas pintadas que rinden homenaje al arte y a la artesanía locales, con miras a sensibilizar a las personas sobre las cuestiones relativas a la educación de las niñas en el distrito de Kohistan (Pakistán). La comunidad local acogió muy bien la utilización de esta forma de arte local, adoptada por el Programa para el derecho de las niñas a la educación (GREP), que ayuda a crear un impacto en favor de la educación de las niñas en las comunidades locales.

Más de veinte camiones que transportan objetos y madera a través de las carreteras de Karakorum y del Indus han sido decorados con retratos y frescos coloridos que promueven la educación de las niñas, con mensajes tales como “Ilm taaqat hai” (la educación es poder) y “Ilm roshni hai” (la educación es luz). Es la primera vez que los camiones sirven de soporte a mensajes que promueven la educación de las niñas de manera tan enérgica y sensible a las especificidades culturales. Las comunidades suelen ver, más bien, poemas locales pintados sobre vehículos como estos.

El hecho de rendir homenaje a este tipo de arte local ha ayudado a transformar las actitudes en numerosas comunidades. Los padres han tomado conciencia de la importancia de la educación para las niñas. “Me he sentido inspirado por una cita pintada en un camión con el dibujo de una alumna que decía: El conocimiento es la luz, y decidí enviar a mi hija a la escuela para que pudiera aprender”, explicó el padre de una niña de seis años recientemente matriculada en la escuela. Hoy en día, se ha incrementado el número de niñas que asisten a la escuela y que tienen la oportunidad de recibir una educación.

Transformar las aulas

En el aula, se han pintado las paredes utilizando la técnica del “truck art” con miras a proporcionar una representación visual de las clases y estimular un proceso de aprendizaje más interactivo y colorido. Según los docentes de las escuelas que participan, las niñas escolarizadas en las escuelas primarias de la región de Pattan y Dassu tienen muchas ganas de asistir a la escuela y de aprender en sus nuevas aulas así decoradas.

“Nuestro entorno escolar es atractivo con todos esos colores y obras de arte, y ahora me siento más motivada para aprender”, afirmó Gul Bano, alumna de tercer grado en la escuela primaria para niñas de Dassu. Otras niñas como Gul se han inspirado del arte local que hace que las aulas parezcan más seguras y acogedoras para las niñas. En un grupo de 29 escuelas primarias, 13 han pintado sus paredes de las aulas utilizando la técnica del “truck art”. En estas 13 escuelas primarias, la escolarización de las niñas aumentó hasta el 14%, mientras que en las 16 escuelas primarias que no han utilizado el “truck art”, la tasa se ha mantenido sin variar, en un 10%.

Este enfoque adoptado por el GREP ayuda a preservar el arte local desarrollado por las mujeres rurales y los decoradores de camiones, al hacer que participen las escuelas y los alumnos locales. Este método no solo ayuda a transmitir la artesanía local a las generaciones futuras, sino que también difunde en la comunidad mensajes importantes sobre la educación de las niñas, y ayuda a transformar la vida de las niñas mediante la educación.

El Programa para el derecho de las niñas a la educación ha sido implementado por la Oficina de la UNESCO en Islamabad durante el periodo 2014-2019, tras un acuerdo del Fondo Malala firmado entre el Gobierno de Pakistán y la UNESCO con el objetivo de “apoyar el reforzamiento de las capacidades nacionales para alcanzar el derecho a la educación de las niñas en Pakistán”.

La contribución inicial importante por parte del Gobierno de Pakistán permitió la creación del Fondo Malala de la UNESCO para el derecho de las niñas a recibir educación, que ayuda a ampliar el acceso de las niñas marginadas a una educación de buena calidad en África, Asia y América Latina, así como con contribuciones suplementarias de otros donantes.

Para obtener más información