Article

Sólido apoyo a la Coalición Mundial para la Educación de la UNESCO durante un evento paralelo de alto nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas

29/09/2020

Mientras los líderes mundiales se dirigen a distancia al 75° período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la UNESCO hace un llamamiento a la comunidad internacional, desde un evento paralelo de alto nivel titulado “La educación durante la COVID-19 y más allá: la Coalición Mundial para la Educación en Acción”, para dar prioridad a la construcción de sistemas educativos resilientes. El evento, convocado en un momento en que la educación se ha visto afectada por el mayor trastorno a escala internacional con cerca de 1.600 millones de educandos afectados por el cierre de las escuelas debido a la COVID-19, congregó a jefes de Estado y a organizaciones internacionales, ministros, docentes, educandos y representantes del sector privado de la comunidad mundial con el objetivo de exponer las mejores respuestas, a corto y largo plazo, a los desafíos, apoyándose en el mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, publicado en agosto de 2020 sobre “la educación durante la COVID-19 y más allá”.

La nota de orientación del Secretario General proporciona un conjunto de recomendaciones a los Estados Miembros en lo relativo a las políticas durante el cierre de las escuelas y la reapertura y protección de la financiación de la educación durante la reanudación.

Como la pandemia ha tenido una repercusión negativa en las sociedades en general, “responder a esta crisis significa hacer frente a sus consecuencias inmediatas y pasar de la consternación a la acción”, declaró la Sra. Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO.

La UNESCO actuó con rapidez y lanzó la Coalición Mundial para la Educación, que ya trabaja en más de 70 países, centrándose en 400 millones de educandos y 12,7 millones de docentes que se benefician directa o indirectamente. Estas actividades han sido descritas en el primer informe de logros de la Coalición (en inglés). Más allá de la repercusión negativa sobre el aprendizaje de los alumnos, la Directora General de la UNESCO alertó sobre el hecho de que el cierre de las escuelas puede generar daños colaterales para los más marginados, en particular para las “más de 8 millones de niñas que corren el riesgo de no regresar nunca a la escuela”. Además, destacó el “papel cultural y social clave que desempeñan las escuelas” e insistió en que “los presupuestos de la educación deben ser considerados como inversiones”. Para que la educación siga siendo una prioridad esencial, la UNESCO, en colaboración con el Reino Unido, organizará la sesión extraordinaria de la Reunión Mundial sobre la Educación, el 22 de octubre de 2020, que “abordará fundamentalmente la elaboración de un plan de acción concreto para la educación”.

Al defender la causa de repensar la educación, S. E. la Sra. Sahle-Work Zewde, Presidenta de Etiopía, recordó a la comunidad internacional que “la pandemia mundial había dejado al descubierto las vulnerabilidades existentes” como la “transición hacia el aprendizaje a distancia que en el Sur global se reveló particularmente difícil”. No obstante, al referirse a la respuesta de Etiopía a la pandemia de COVID-19, destacó el potencial de las plataformas digitales para apoyar la continuidad del aprendizaje, así como ayudar a que las personas salgan de la pobreza y promover la igualdad de género. Como Presidenta de la Comisión Internacional Los Futuros de la Educación, también subrayó el principio de la educación como bien público común, del que se hace eco La educación en un mundo tras la COVID: nueve ideas para la acción pública, una publicación reciente de la Comisión. “Esta pandemia nos proporciona la oportunidad de decidir cómo queremos cambiar el futuro juntos y que debemos construir nuestra educación de manera más inclusiva y accesible gracias a los esfuerzos colectivos, los conocimientos y las tecnologías” declaró con firmeza la Sra. Zewde.

Al tomar la palabra durante el evento, SE el Sr. Tuilaepa Aiono Sailele Malielegaoi, primer ministro de Samoa, compartió las políticas clave centradas en la innovación y la colaboración con miras a construir sistemas educativos resilientes, inclusivos y sensibles a las cuestiones de género. Destacó que su Gobierno respetó el Marco para la reapertura de las escuelas, y evocó la importancia de la colaboración con Vodafone-Samoa que proporciona a los docentes y educandos acceso gratuito a los contenidos de educación.

Sacar provecho de las alianzas en favor de la educación

Al subrayar la necesidad de reforzar la cooperación digital, el Sr. Fabrizio Hochschild, asesor especial del Secretario General y secretario general adjunto para la conmemoración del 75° aniversario de las Naciones Unidas, advirtió que los trastornos a escala mundial que afectan a la educación tendrán un “efecto generacional”, así como “consecuencias duraderas, en particular para aquellos que padecieron las primeras repercusiones de la pandemia”. “Hoy en día, no tener conectividad, significa renunciar al acceso a la mayoría de los servicios básicos, incluida la consecución de derechos tales como el derecho a la salud y a la educación”, declaró el Sr. Hochschild y exhortó a los asociados a “hacer todo lo posible para reducir la brecha digital centrándose principalmente en los más vulnerables para lograr y acelerar los avances en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”. “El desafío consiste en asociar la educación con la tecnología mediante la Coalición Mundial para la Educación”, concluyó.

Stefania Giannini, Subdirectora General de Educación de la UNESCO, recordó que la Coalición Mundial para la Educación es “un paradigma de solidaridad mundial y de multilateralismo renovado”. Asimismo, informó que “más de 80 miembros de la Coalición han respondido al llamado de urgencia en favor del Líbano y han prometido diversas formas de apoyo financiero o material. En lo relativo al entorno más allá de la COVID, subrayó que “se examinará y sacará provecho de las soluciones innovadoras experimentadas en el contexto del trabajo de la Coalición con miras a apoyar los esfuerzos nacionales que tienen como objetivo reforzar la resiliencia y la transformación a largo plazo de los sistemas educativos”, y destacó la necesidad urgente de movilizar recursos nacionales e internacionales. Y al exhortar a los asociados a proporcionar de manera eficaz una educación más inclusiva y equitativa, hizo hincapié en la campaña #LaEducaciónContinúa que mantiene a las niñas en primer plano.

S.E el Sr. Martín Benavides Abanto, ministro de Educación de Perú, y S. E. el Sr. Mamadou Talla, ministro de la Educación Nacional de Senegal, presentaron los esfuerzos llevados a cabo por sus países respectivos para garantizar la continuidad del aprendizaje. Perú propone un capítulo nacional de la Coalición Mundial para la Educación mediante una campaña nacional para regresar a la escuela. El ministro senegalés de Educación congrega a los encargados de formular políticas, a las empresas privadas, a las comunidades y a las escuelas para utilizar la tecnología digital como solución viable a la crisis.

Los gigantes tecnológicos y miembros de la Coalición Mundial ProFuturo, un programa de Telefónica, y Microsoft Corporation apoyan a los docentes de todo el mundo mediante un conjunto de plataformas digitales. Magdalena Brier López-Guerrero, directora general de ProFuturo, destacó una iniciativa que se lleva a cabo en Liberia, Nigeria y en la República Unida de Tanzania para formar a 6000 docentes en el desarrollo de competencias digitales. Anthony Salcito, vicepresidente para la Educación de Microsoft Corporation, presentó las herramientas de aprendizaje a distancia, la formación y las guías prácticas que ayudan a las escuelas, los docentes y los estudiantes para moverse en su “nueva normalidad”. Microsoft colabora también con la UNESCO mediante la Global Skills Academy para recopilar datos con miras a comprender y responder a las necesidades de los docentes y educandos.

Antonia Bain, una docente de Bahamas, subrayó la necesidad de preparar a los docentes para las crisis futuras y reforzar la resiliencia de la comunidad del aprendizaje. Aurora Richaud, una joven participante proveniente de México, reveló su experiencia en el aprendizaje de las tecnologías de programación, codificación e IA a distancia con tutores que proporcionan consejos desde otros países. Shai Reshef, presidente de la Universidad del Pueblo, hizo un llamamiento a todas las instituciones universitarias para cambiar radicalmente la estructura de las clases y hacer que la educación sea más accesible y asequible.