Article

Seis mensajes sobre protección del derecho a la educación de niños, niñas y adolescentes en situación de movilidad en el contexto de la Covid-19

24/05/2020
04 - Quality Education

El Grupo de Trabajo Educación y Movilidad Humana y la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago) hacen un llamado a los países de la región a no olvidar el espíritu de la Agenda 2030 de “no dejar a nadie atrás”. Específicamente, a no excluir a las personas en situación de movilidad dentro de las respuestas educativas de emergencia que se implementan en el marco de la pandemia por Covid-19.

Esta instancia reúne a los equipos técnicos dedicados a los temas de movilidad humana de los ministerios de Educación de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala y Perú. Fue conformada tras el Foro Regional “Educación más allá de las fronteras” organizado por la UNESCO en agosto de 2019 y cuenta con la secretaría técnica de la OREALC/UNESCO Santiago, con el apoyo de las y los especialistas de Educación de la UNESCO en la región.

El Grupo ha desarrollado seis mensajes que emanan del trabajo de coordinación y dialogo técnico que la OREALC/UNESCO Santiago ha promovido para hacer frente a la emergencia sanitaria. Se basan en intercambio de experiencias de los países miembros de este grupo y buscan contribuir a fortalecer la respuesta educativa que la región enfrenta debido al cierre de escuelas y los desafíos asociados a garantizar que el aprendizaje no sea interrumpido.

Los países de acogida de la región, así como aquellos afectados por la movilidad de personas migrantes y refugiadas han realizado esfuerzos significativos para garantizar la provisión de oportunidades educativas a este grupo prioritario. Con el objetivo de ampliar estos esfuerzos, los equipos técnicos de los países miembros del Grupo han identificado estos seis mensajes clave para garantizar el derecho a la educación de personas en situación de movilidad en América Latina y el Caribe:

  1. La situación migratoria irregular puede obstaculizar o impedir el acceso a los servicios complementarios que se están entregando en el marco de la situación sanitaria actual. Es importante monitorear el acceso de la población en situación de movilidad a estos servicios y prestaciones (alimentación, servicios de higiene, acceso al sector de salud, etc.) y realizar las acciones necesarias para garantizarlos, independientemente de su situación migratoria.
  2. Dado que la emergencia sanitaria difumina la situación de las personas desplazadas, resulta importante también dar relevancia a lo que se ha aprendido de la respuesta educativa hacia este grupo prioritario. En este sentido, se debe enfatizar en las políticas la necesidad de mayor flexibilidad en los sistemas educativos que permita anticiparnos a escenarios cambiantes.
  3. Destacamos la necesidad de comenzar a pensar desde ya en estrategias que permitan dar continuidad a la experiencia educativa cuando la crisis pase (estrategias para volver a clases luego de la clausura de las escuelas), especialmente considerando la situación de jóvenes en situación de movilidad que pueden haber abandonado la escuela durante la crisis.
  4. Dado que la emergencia cambia el foco de las prioridades de los ministerios, resulta fundamental fortalecer las capacidades de planificación de los equipos técnicos que trabajan en temas de movilidad humana dentro de ellos. En este sentido, las estrategias que permitan retomar programas y planificaciones que estaban en curso se vuelven esenciales.
  5. Es fundamental vincular la respuesta educativa con otros tipos de respuesta que se están implementando, por ejemplo, con albergues que brindan protección a migrantes y refugiados implementados por los gobiernos locales. Este vínculo permite, a su vez, identificar población prioritaria que puede no estar accediendo a las soluciones de educación a distancia implementadas por los ministerios de Educación.
  6. La educación socioemocional debe considerarse dentro de los insumos y recursos educativos que ofrecen los ministerios de Educación. Para esto es fundamental poner a disposición de los diferentes actores educativos herramientas que puedan ser incluidas en las plataformas o programas de educación a distancia.

Estos mensajes clave evidencian que la Agenda de Educación 2030 se encuentra más vigente que nunca en este período de crisis y nos convocan a mantener el foco en las personas más vulnerables y marginadas. Reconocemos, en estos mensajes el compromiso continuo y las acciones concretas de los países que forman parte de esta instancia de coordinación

_________
El Grupo de Trabajo Educación y Movilidad Humana es una instancia abierta a todos los países de la región, cuyos objetivos son: Fortalecer la coordinación regional entre ministerios de Educación y otras instancias regionales en materia de educación y movilidad humana; promover, entre los ministerios de Educación de la región, el intercambio de ideas, experiencias, iniciativas y programas sobre la garantía del derecho a la educación de personas en situación de movilidad; y garantizar un espacio de coordinación entre la UNESCO y los ministerios de Educación de la región para la implementación de la iniciativas y proyectos de la Estrategia Regional de respuesta de la UNESCO a la situación de personas en contexto de movilidad en América Latina y el Caribe 2019-2021.

La UNESCO, como miembro activo de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela, reafirma su compromiso con el abordaje de las necesidades de protección, asistencia e integración de las personas venezolanas, especialmente con aquellas asociadas al fortalecimiento de la respuesta educativa a nivel nacional y regional y que apoyen a los ministerios de Educación en la garantía del derecho a la educación de las personas en situación de movilidad.