Seminario en la Web sobre el COVID-19: Un mundo nuevo se abre a los docentes, vanguardia de la educación

30/03/2020

Del día a la noche, los docentes de todo el mundo tuvieron que comenzar a dar clases virtuales, a comunicar con sus alumnos a través de las plataformas en las redes sociales y a aprender sobre la marcha a proporcionar una educación a distancia a más de 1.500 millones de alumnos afectados por el cierre de sus centros escolares debido a la pandemia del Covid-19.

El 27 de marzo, la UNESCO dedicó su segundo seminario en la Web a la respuesta educativa ante el Covid-19 a aquellos que se encuentran a la vanguardia para garantizar la continuidad del aprendizaje: 63 millones de docentes de 165 países, además del personal educativo. Este seminario congregó a participantes provenientes de todas las regiones del mundo para estudiar la amplia gama de cuestiones, desde la formación y el apoyo a los docentes hasta el problema vinculado con el aprendizaje a distancia en las regiones remotas o rurales que poseen poco acceso, o incluso ninguno, a Internet.

Este seminario en la Web, que reunió a 159 participantes de 33 países, estuvo presidido por la Sra. Yumiko Yokozeki, directora del Instituto Internacional de la UNESCO para el reforzamiento de las capacidades en África, quien describió esta situación completamente inédita bajo un prisma positivo, al destacar la importancia de que los diferentes gobiernos respalden a los docentes. “La necesidad es la madre de la inventiva, esta situación podría representar una oportunidad para que los docentes y educandos refuercen su autonomía, su creatividad y el espíritu innovador”, afirmó.

La mayoría de los participantes se declararon sorprendidos por la rapidez del cierre de los centros escolares. En Uganda, los docentes prepararon en un día las tareas en casa para los alumnos. En los Países Bajos, la integralidad del plan de estudios se volvió digital en 48 horas. En Filipinas, el Ministro de Educación puso en marcha la plataforma “DepEd Commons” antes de la fecha prevista.

Proporcionar una educación de calidad a pesar de las dificultades

“Una de las principales dificultades es mantener a los alumnos implicados”, precisó la Sra. Anne-Fleur Lurvink, docente de una escuela de Rotterdam (Países Bajos) que acoge a alumnos de medios sociales muy diferentes. “Cuando enseñamos a alumnos desfavorecidos, corremos el riesgo de perder mucho. La situación en casa no les permite participar siempre en las clases.” Los diferentes gobiernos han tomado medidas para proporcionar computadoras portátiles y una conexión wifi a las familias que no tienen acceso a dispositivos digitales, y algunos docentes de su escuela llaman por teléfono cada semana a los padres para mantenerse en contacto con ellos.

Esta experiencia representa una verdadera formación acelerada: “Lo que ahora hemos implementado en términos de enseñanza digital nos hubiera costado años”, afirmó la Sra. Lurvink. “Los docentes se ayudan mucho entre sí y crean redes sólidas, y la sociedad toma el relevo”, declaró al destacar a su vez que, aparte la transmisión de conocimientos, la seguridad y el bienestar emocional, nada podría sustituir la función garantizada por la escuela.

Todos los gobiernos intensifican sus esfuerzos para proporcionar formaciones y recursos con miras a ayudar a los docentes a adaptarse a este nuevo marco de aprendizaje.

En Francia, la Sra. Marie-Caroline Missir, directora general de la Red Canopé, proveedora de la Educación Nacional, informó que esta red proporciona contenidos gratuitos a los docentes, padres y alumnos, fundamentalmente películas de animación, aplicaciones y herramientas fáciles de utilizar, así como tutoriales y otros recursos destinados a ayudar a los docentes. El Sr. Miguel Cruzado Silverii, director general de perfeccionamiento docente del Ministerio de Educación de Perú, indicó que el gobierno publicó tres cursos en línea abiertos a todos (MOOC) para formar a los docentes en materia de enseñanza en línea.

¿Los docentes están listos para ejercer su profesión en línea?

La conversión de los materiales pedagógicos en formato digital en un plazo muy breve ha creado problemas, ya que pocos docentes poseen competencias digitales sólidas y en las TIC. En numerosos países de Asia del Suroeste y del África subsahariana, solo un 20% de los hogares, y en ocasiones menos, poseen conexión a Internet en la casa, sin hablar de computadoras.

El Sr. Cruzado Silverri indicó que en Perú solo “el 35% de los docentes tiene acceso a una computadora y a una conexión a Internet”. El Ministerio optó entonces por recurrir a soluciones de baja tecnología como la televisión y la radio para proporcionar las clases y los contenidos a los alumnos, así como a plataformas en líneas como Aprendo en casa.

El Sr. Michael Nkwenty Ndonfack, inspector pedagógico en informática y en TIC en el Ministerio de Educación Básica de Camerún, explicó que solo entre el 20 y el 25% de los docentes del país tienen acceso a Internet y que la mayoría no tiene competencias en TIC. Un equipo especial gubernamental nacional se constituyó para establecer la Política rutinaria de aprendizaje, gracias a la cual docentes y alumnos pueden acceder a la educación por conducto de plataformas que ya conocían, como la radio y la televisión.

En Uganda, el gobierno se apoya en el proyecto del Fondo Fiduciario UNESCO-China (CFIT) que permitió establecer un sistema sólido de formación de docentes a escala nacional. Se crearon institutos de formación de docentes para proponer talleres de reforzamiento de las capacidades a quienes no poseen capacidades en TIC, mediante una de las tres fases de formación del proyecto en materia de las TIC.

El bienestar de los docentes es primordial

En este periodo de incertidumbre sin precedentes, es normal que se sienta más estrés y ansiedad, y los docentes no constituyen una excepción. Necesita de un apoyo social y afectivo para poder hacer frente a la presión adicional que significa tener que garantizar el aprendizaje en tiempos de crisis, a la vez que responder a las necesidades afectivas de sus alumnos. En Filipinas, la Sra. Jennifer Lopez, del Ministerio de Educación, indicó que los salarios de marzo y abril se pagarán por adelantado y que todas las evaluaciones de los docentes quedaban suspendidas durante el estado de urgencia. Los miembros del personal docente y educativo que siguen trabajando en sus centros escolares recibirán una prima de riesgo y una indemnización para la compra de ropas.

En Uganda, la Sra. Jane Egau Okou, encargada de la formación de docentes e instructores, indicó que el Ministerio pagará rápidamente los salarios para que los docentes puedan adquirir los productos de primera necesidad y concentrarse en su misión, sin que tengan otros motivos de preocupación.

Proteger, apoyar y reconocer la labor de los docentes

Al cierre, la Sra. Gerd-Hanne Fosen, copresidenta del Equipo Especial Internacional de Docentes para la Educación 2030, hizo hincapié en que las políticas deben seguir concentrándose en los más marginados, en aquellos que no tienen acceso a las tecnologías y que no benefician de un entorno favorable en sus casas. El Equipo Especial realizó un “Llamamiento a la acción” a todos los gobiernos, profesionales del sector educativo y a los proveedores de fondos (públicos y privados) con el objetivo de proteger a los docentes en este periodo difícil, así como a reconocer el papel crucial que desempeñan en la respuesta al Covid-19 y que desempeñarán durante la recuperación. Se incitó a todos los participantes a apoyar las seis acciones anunciadas por el llamamiento. Por su parte, la UNESCO creó una Coalición Mundial para la Educación con miras a proporcionar a los niños y jóvenes oportunidades de aprendizaje inclusivas durante este periodo de perturbaciones repentinas y sin precedentes en la educación.