Reunión internacional de expertos en favor del derecho de los refugiados a recibir una educación de calidad

23 noviembre 2018

La UNESCO, el Centro UNESCO de Cataluña, la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona organizaron la reunión internacional de expertos en políticas públicas que apoyan el Derecho a la Educación de los Refugiados, con motivo del Día de los Derechos Humanos 2018, que conmemora el 70° aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, con miras a llamar la atención sobre la importancia de garantizar la igualdad de acceso de los refugiados a una educación de calidad.

Hoy en día, el desafío fundamental en el ámbito de la educación dimana del fenómeno creciente de movilidad humana entre las regiones y al interior de estas. La educación desempeña un papel clave al proporcionar a los refugiados las herramientas necesarias para que puedan desarrollar plenamente su personalidad, insertarse en el mercado laboral y mejorar sus medios de subsistencia. También resulta crucial para garantizar una integración exitosa, y facilitar de este modo que puedan contribuir de manera significativa a la sociedad, y participar en la aceptación y el respeto mutuo en el seno de la población que les acoge.

No obstante, a pesar de que las cuestiones relativas a la educación de los refugiados no son nada nuevas, hoy en día representan un enorme reto. Con más de 19,9 millones de personas refugiadas actualmente, acogidas fundamentalmente por países de bajos o medianos ingresos, las dificultades en términos de acceso, calidad e igualdad son numerosas. Según los datos proporcionados por el ACNUR, los niños refugiados corren un riesgo cinco veces mayor de quedar sin escolarización, e incluso los que asisten a la escuela tienen menos posibilidades de terminar su educación. En 2017, solo el 61% de los niños refugiados tenía acceso a la enseñanza primaria, y 23% de los adolescentes refugiados se había matriculado en la secundaria. Con respecto a la educación superior, el ACNUR estima que actualmente solo el 1% de los refugiados aceptados tiene acceso a esta, en comparación con el 36% de los jóvenes a escala mundial.

Al aprobar la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes, en 2016, los Estados reafirmaron su obligación de respetar plenamente los derechos humanos de los refugiados y los migrantes, y reconocieron que la educación es un elemento clave de la respuesta internacional a la crisis de los refugiados. El Marco de Respuesta Integral para los Refugiados que estableció la Declaración hace un llamamiento a aumentar el apoyo que se otorga a los refugiados y a los países que los acogen. Un Pacto Mundial sobre Refugiados deberá ser adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en diciembre de 2018.

En 2015, la comunidad internacional aprobó la Agenda de Educación 2030 – ODS 4, mediante la cual los Estados miembros se comprometieron a crear sistemas educativos inclusivos, con buena capacidad de reacción y resilientes que satisfagan las necesidades de los niños, jóvenes y adultos, fundamentalmente los desplazados internos y los refugiados. La promoción del acceso de los jóvenes a la educación, al reforzamiento de las competencias y el empleo también quedó plasmada en la Nueva Agenda Urbana, una guía para la puesta en marcha de la Agenda de Educación 2030 - ODS 4 en el plano local, aprobada por los Estados miembros de la ONU en 2016.

Al resaltar un enfoque que abarca los gobiernos y la sociedad en su conjunto, la reunión internacional de expertos tiene como objetivo estimular y facilitar el aprendizaje entre homólogos e identificar las recomendaciones políticas pertinentes a escala internacional, nacional, regional, local y escolar.

La reunión de expertos congregará a los representantes de los Estados miembros, las administraciones regionales y de las ciudades, así como a los académicos y expertos internacionales que trabajan en el ámbito de la educación de los refugiados y a los representantes de los diferentes organismos de las Naciones Unidas, las ONG y la sociedad civil.

Los medios que los gobiernos de las ciudades han aplicado para hacer frente al desafío de proporcionar una educación de calidad a los refugiados, desde el punto de vista del aprendizaje a lo largo de toda la vida, serán objeto de una atención particular.