News

La Relatora Especial de la ONU sobre la Violencia contra la Mujer publica un informe sobre la seguridad de las mujeres periodistas

08/07/2020

Dubravka Šimonović, la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra la Mujer, publicó el 8 de julio su informe anual sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias frente al Consejo de Derechos Humanos, publicado este año bajo el tema "La erradicación de la violencia contra las periodistas".

A través ello, la Relatora Especial pone de relieve cuestiones como la exacerbación de la violencia por motivos de género contra las periodistas mediante las tecnologías digitales, los tipos específicos de amenazas y violencia sexuales a las cuales hacen frente las profesionales de los medios de comunicación, la discriminación intersectorial, el acoso en el lugar de trabajo, así como los papeles estereotipados y las imágenes sexualizadas que las mujeres periodistas se ven frecuentemente obligadas a adoptar. La Relatora Especial recuerda también que, según el Observatorio de Periodistas Asesinados de la UNESCO, en el último decenio han sido asesinadas 70 mujeres periodistas.

El Informe también señala el estudio mundial sobre las medidas para combatir eficazmente la violencia en línea contra las mujeres periodistas, iniciado por la UNESCO en 2019. El Estudio será publicado en el primer trimestre del 2021.

En su análisis sobre la aplicación de los marcos normativos internacionales sobre la protección de las mujeres periodistas, la Relatora Especial Šimonović menciona al Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad, elaborado en 2012 por iniciativa de la UNESCO. La Relatora recomienda que se refuerce la aplicación de este Planmediante un enfoque coordinado en todo el sistema de las Naciones Unidas para combatir y prevenir la violencia contra las mujeres periodistas, con la participación de los Relatores Especiales sobre la Violencia contra la Mujer y sobre la Libertad de Expresión, así como la Plataforma de las Naciones Unidas y los mecanismos regionales de expertos independientes sobre la eliminación de la discriminación y la violencia contra la mujer.

La Relatora observa también que, si bien los derechos de las mujeres periodistas a trabajar en un entorno seguro están protegidos por varias normas internacionales, así como por los instrumentos relativos a los derechos de la mujer, éstos rara vez funcionan coordinadamente y su aplicación sigue siendo deficiente. El Informe también recomienda la elaboración de programas de capacitación para la policía, los fiscales y los jueces, agentes encargados de cumplir las obligaciones del Estado de proteger los derechos de las mujeres periodistas y las profesionales de los medios de comunicación.

Por último, se exhorta a los Estados a que incluyan una perspectiva de género en todas las iniciativas destinadas a crear y mantener un entorno seguro y propicio para el periodismo libre e independiente.

Así pues, en el Informe se subraya la pertinencia de las actividades de la UNESCO en materia de seguridad de las mujeres periodistas, que se centran en tres esferas principales: la investigación, la creación de capacidad y la sensibilización. Los esfuerzos de investigación se centran en el estudio del alcance y la gravedad de la violencia contra las mujeres periodistas en todo el mundo, al tiempo que se examinan los contextos nacionales específicos. Estos esfuerzos de investigación darán lugar a recomendaciones basadas en pruebas para los diferentes actores sobre la forma de abordar las amenazas a las que se enfrentan las mujeres periodistas, en particular el acoso en línea. La UNESCO también ha capacitado a cientos de mujeres periodistas y directoras de medios de comunicación de todo el mundo sobre las dimensiones de género en materia de seguridad de los periodistas, entre otras cosas mediante un proyecto que se está llevando a cabo actualmente en Senegal, Malí, India y Sri Lanka con el apoyo financiero de la Postcode Foundation de Suecia.