News

El regreso a la escuela: preparar y gestionar la reapertura de los centros escolares

27/04/2020

Ha llegado el momento de comenzar a planificar la reapertura de las escuelas: para ayudar a los Estados Miembros en esta decisión sensible desde el punto de vista político, la UNESCO organizó el 24 de abril su sexto webinario dedicado al Covid-19. La reunión abordó las estrategias que permiten anticipar y preparar esta transición capital, apoyándose en las lecciones extraídas de crisis precedentes.

La salud, la seguridad y el bienestar general de los alumnos y de toda la comunidad pedagógica han ocupado el centro de las preocupaciones expresadas por el conjunto de participantes, así como el mensaje principal del webinario, en el que participaron 500 personas. La sesión permitió intercambiar informaciones sobre las cuestiones esenciales, tales como el momento, las condiciones y las modalidades de reapertura de los centros educativos.

Escoger el buen momento para abrir las escuelas nuevamente

En sus palabras inaugurales, el Sr. Borhene Chakroun, director de la División para las Políticas y los Sistemas de Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida de la UNESCO, subrayó que los ministros de educación deben anticipar y preparar la reapertura de las escuelas, y comenzar a planificarla lo más rápidamente posible. La cuestión esencial es determinar cuándo volver a abrirlas. “Si es demasiado pronto, se pondrá en peligro la salud pública. Si resulta demasiado tarde la pérdida de aprendizaje seguirá agravándose”, declaró. El Sr. Chakroun precisó que esta decisión se tomará en función de la situación y de la evolución de la pandemia, apoyándose en los consejos emitidos por las autoridades sanitarias de cada país.

La Sra. Suzanne Grant Lewis, directora del Instituto Internacional de la UNESCO para la Planificación de la Educación (IIPE), abordó en sus observaciones preliminares la cuestión de cómo escoger el momento ideal para volver a abrir las escuelas. Asimismo, indicó que a pesar de las muchas presiones ejercidas para que se vuelvan a abrir las escuelas, vinculadas esencialmente al temor que las desigualdades educativas se incrementen, “existe un amplio consenso sobre el hecho de que la prioridad fundamental es proteger la vida y el bienestar de la población”. La Sra. Grant Lewis añadió que los padres, los docentes y las comunidades escolares necesitan, ante todo, tener la certeza de que el sistema educativo está en condiciones de proteger la salud de los escolares en su conjunto, e incluso su salud física y mental, y de proteger la continuidad pedagógica para todos.

Principales dificultades y estrategias eficaces que deben tomarse en cuenta

El Marco para la reapertura de las escuelas, que publicará próximamente el Banco Mundial, el Programa Alimentario Mundial, la UNESCO y el UNICEF, proporciona orientaciones para ayudar a las autoridades nacionales y locales a decidir las razones, cuándo y cómo volver a abrir los centros escolares. Al presentar el Marco, el Sr. Robert Jenkins, responsable de la educación en el UNICEF, subrayó que la decisión de volver a abrir las escuelas depende del contexto y de la capacidad del sistema escolar para atenuar los riesgos, pero también de los factores vinculados a la comunidad, dado que los centros escolares garantizan una amplia gama de servicios esenciales, como la salud y la alimentación. Según su opinión, en todos los casos hay que “trazarse el objetivo de abrir las escuelas más capacitadas y de sacar provecho de este proceso para mejorar la calidad, centrándonos en las más vulnerables, antes las cuales se debe adoptar un enfoque proactivo”.

La Sra. Grant Lewis definió al menos tres condiciones indispensables para volver a abrir las escuelas: la protección física, fundamentalmente las condiciones de higiene satisfactorias; la disponibilidad del personal escolar, en particular de los docentes; y la capacidad de las administraciones e instituciones locales para aplicar cambios, tales como medidas correctivas, estrategias de aprendizaje acelerado, escolarización en doble rotación en ciertos casos. La Sra. Grant Lewis insistió en la importancia de la consulta, la comunicación y la coordinación con la comunidad escolar y los padres para establecer un clima de confianza, tranquilizar a los padres sobre las cuestiones relativas a la seguridad de las escuelas y coordinar las diferentes partes interesadas.

Los representantes de Dinamarca, el primer país europeo que volvió a abrir las escuelas, ofrecieron un ejemplo concreto de esta toma de decisión. “No se decidió nada antes de que las autoridades sanitarias juzgaran que podíamos tomar esta medida con plena seguridad. La situación de Dinamarca es particular, ya que la propagación del virus resultó menos rápida. Comenzamos abriendo nuevamente de manera progresiva las guarderías y las escuelas primarias a partir del 15 de abril, realizando consultas profundas con todas las partes interesadas”, explicaron las Sras. Elsebeth Aller y Louise Hvas, del Ministerio de Educación. El Ministerio publicó orientaciones acompañadas de criterios bien definidos sobre la higiene y el distanciamiento social. Por otra parte, creó una asistencia telefónica y un portal Web, en el que las preguntas frecuentes se actualizan cada día. “Consideramos que es importante para el bienestar de los niños, ya que a esta edad es más difícil garantizar la enseñanza a distancia. Pero el mensaje es claro: no hay que precipitarse, y no es realista volver a abrir los demás niveles de enseñanza por el momento”.

Otros países, como la República de Corea, se han mostrado reticentes en autorizar a los alumnos a regresar a la escuela y prefieren garantizar la continuidad pedagógica en línea, mientras que las medidas de distanciamiento social estén vigentes. El Ministerio optó por un “año lectivo en línea”, explicó la Sra. Soo Jin Choi, directora de la División de Cooperación en la Educación, haciendo hincapié en ampliar la plataforma de aprendizaje en línea. Asimismo, atribuyó el éxito de esta medida al compromiso de los docentes y sus capacidades en el ámbito de las TIC, así como a las alianzas públicas y privadas que se han llevado a cabo, fundamentalmente con las compañías de telecomunicaciones. La decisión de volver a abrir físicamente los centros escolares dependerá de las consultas que se llevarán a cabo con los epidemiólogos, los docentes, los padres, los administradores de escuelas, así como los ejercicios de simulacro a escala nacional.  

En México, la reapertura de las escuelas se llevará a cabo en dos fases, indicó la Sra. María Teresa Meléndez, directora de la creación de programas pedagógicos de la Secretaría de Educación Pública. Durante la primera fase, solo las escuelas de las municipalidades que no corren riesgos abrirán progresivamente; los restantes centros podrán hacerlo durante la segunda fase. El curso escolar se prolongará de dos semanas. Cuando los alumnos regresen a la escuela, se le dará sobre todo prioridad al apoyo socioafectivo, así como a los contenidos pedagógicos, basándose en las evaluaciones pertinentes y anteponiendo sistemáticamente la salud de los alumnos a todo lo demás.

Experiencias sacadas de crisis anteriores

En Sierra Leona, no es la primera vez que el Ministerio de Educación Básica y de Enseñanza Secundaria Superior hace frente a una epidemia. “Esta vez, gracias a la experiencia adquirida, no dejamos que el pánico nos dominara. Aplicamos las mismas estrategias que durante la crisis del Ébola”, explicó el Sr. Mohamed Sillah Sesay, del Ministerio. Esto incluyó los protocolos de medidas sanitarias para los centros escolares, un apoyo psicosocial para los docentes, la supresión de los costos de escolaridad, y la puesta en marcha de programas de alimentación en la escuela. Gracias a la amplia movilización social y al compromiso de los líderes comunitarios, de las organizaciones de la sociedad civil y otros asociados, los padres pudieron sentirse más tranquilos en cuanto a la seguridad de sus hijos en la escuela. Estas medidas han contribuido a reducir de manera significativa las tasas de deserción escolar. “Ningún niño ha sido infectado en la escuela. Al contrario, han ayudado a difundir los mensajes sanitarios entre sus familiares”, declaró el Sr. Sesay.

A modo de conclusión, la Sra. Vikebe Jensen, directora de la División por la Paz y el Desarrollo Sostenible de la UNESCO, recordó que “la reapertura de las escuelas está supeditada a varias condiciones”. Se trata de una cuestión “compleja y muy sensible” que exige que el sistema educativo esté bien preparado, tanto a nivel de las infraestructuras y del proceso pedagógico, como por parte del cuerpo docente, los alumnos y los padres.