Reforzar las redes africanas que garantizan la calidad y el reconocimiento de las cualificaciones

26/02/2020

El taller dedicado a la aplicación del Componente 3 del proyecto UNESCO-Fondo fiduciario del gobierno municipal de Shenzhen sobre el reforzamiento de la garantía de calidad en la educación superior en África tuvo lugar, entre los días 18 y 20 de febrero, en Dakar (Senegal). Especialistas, administradores y representantes gubernamentales de las agencias nacionales de garantía de la calidad, de las redes regionales de garantía de la calidad y de los ministerios de educación superior participaron en el taller y debatieron acerca del reforzamiento de las redes continentales en el ámbito de la garantía de la calidad y del desarrollo de los instrumentos para el reconocimiento mutuo de las cualificaciones en África.

El proyecto UNESCO-Shenzhen, una alianza entre la UNESCO y el gobierno municipal de Shenzhen (China), tiene como objetivo reforzar los sistemas de educación superior mediante el desarrollo de mecanismos de garantía de la calidad en 10 países de África (Côte d’Ivoire, Egipto, Malawi, Malí, Namibia, Níger, Senegal, Gambia, Togo y Zambia). El Sr. Honghao Zhang, consejero cultural de la República Popular China en Senegal, asistió a la ceremonia de inauguración y destacó la importancia de la cooperación Sur-Sur para la promoción de la movilidad académica en un contexto de internacionalización de la educación superior.

El Sr. Dimitri Sanga, director de la Oficina Regional Multisectorial de la UNESCO en Dakar, insistió en la importancia de los sistemas nacionales de garantía de la calidad con miras al mejoramiento de la calidad de la educación superior y a la promoción del reconocimiento mutuo de los títulos para facilitar la movilidad de los graduados. “Esperamos que un joven o una joven que obtiene su título en Senegal pueda trabajar en otros países como Burkina Faso o la República Democrática del Congo”.

La aplicación del Componente 3 del proyecto comenzó oficialmente en noviembre de 2018 durante la reunión de consulta regional de la UNESCO sobre la garantía de la calidad en la educación superior para los países de habla inglesa y portuguesa de África (Johannesburgo, Sudáfrica). Después del lanzamiento del proyecto, la UNESCO llevó a cabo una encuesta en la que participaron las redes regionales y las agencias nacionales de garantía de la calidad en África que sirvió de base para los debates.

El taller de Dakar reunió las informaciones de referencia sobre los sistemas de garantía de la calidad en los países africanos, identificó las prácticas idóneas en materia de reconocimiento de cualificaciones y facilitó los debates sobre el desarrollo de los instrumentos de reconocimiento mutuo de cualificaciones en África.

El Sr. Lamine Gueye, secretario ejecutivo de la Autoridad Nacional para la Garantía de la Calidad en la Educación Superior del Senegal (ANAQ-SUP), señaló que “la alianza con el proyecto UNESCO-Shenzhen dio lugar a una comprensión mutua con miras a ajustar los medios de evaluación entre los países africanos de la subregión”. Durante el taller, se creó la Red Africana Francófona de Agencias Nacionales de Garantía de la Calidad (RAFANAQ) mediante la aprobación de sus textos constitutivos por parte de sus miembros fundadores.

Además del desarrollo de instrumentos de reconocimiento mutuo de cualificaciones, del mejoramiento de las redes de garantía de la calidad y del reforzamiento de las capacidades de las agencias de garantía de la calidad, el proyecto propició también la aplicación del Convenio revisado de convalidación de estudios y certificados, diplomas, grados y otros títulos de educación superior en los Estados de África (Convenio de Addis Abeba). El Sr. Peter Wells, jefe de la Sección de Educación Superior de la UNESCO, felicitó a los países por los logros obtenidos hasta la fecha en este sentido: “La ratificación del Convenio de Addis envía un mensaje claro a los demás países africanos y al resto del mundo, al indicar que la educación superior en África se encuentra abierta a la cooperación y a la movilidad interregional, y que existe una buena voluntad colectiva para reforzar la calidad de la educación superior y la investigación”.