¿Qué piensan las familias británicas de la educación en sexualidad?

06/10/2020

Jóvenes y padres han contado a la UNESCO su experiencia en materia de educación en sexualidad en el marco de la campaña Educación integral en sexualidad: una base para la vida y para el amor, que presenta relatos intergeneracionales de familias del mundo entero para explicar por qué es importante que los jóvenes adquieran conocimientos sobre la salud, las relaciones amorosas, el género, el sexo y la sexualidad.

Estas entrevistas fueron realizadas en un momento en que la educación en sexualidad y sobre las relaciones amorosas se ha convertido en obligatoria para todos los jóvenes ingleses, algo que da fe de la toma de conciencia por parte de los diferentes países de la necesidad de los jóvenes de adquirir conocimientos y competencias para poder escoger de manera responsable en sus vidas.

Muchos jóvenes crecen oyendo informaciones inexactas, incompletas o que emiten juicios acerca de la sexualidad. Para Joanna Herat, especialista principal del programa para la salud y la educación de la UNESCO esto es algo que favorece los sentimientos de miedo e inseguridad entre los jóvenes durante su crecimiento.

“La educación integral en sexualidad y el apoyo proporcionado por adultos de confianza, padres y docentes son esenciales para preparar a los jóvenes con miras a que lleven una vida segura, productiva y sana, en un mundo en que las infecciones de transmisión sexual, los embarazos no deseados, la violencia basada en cuestiones de género y las desigualdades entre los géneros siguen amenazando seriamente su bienestar”, afirma la Sra. Herat.

Las familias británicas que en el marco de la campaña “Una base para la vida y para el amor” fueron interrogadas, consideran que es indispensable que todos los jóvenes reciban una educación integral en sexualidad y que se adapte a sus necesidades. “Esta debe ser abierta, honesta y divertida”, declara Elise Collis, estudiante de segundo ciclo de educación secundaria, “si no viviremos con miedo y esto no es bueno”.

Escuche a familias de Ghana, Tailandia, y China.

Únase al debate mediante el hashtag #CSEandMe.