¿En qué medida los docentes de Uganda y de Zambia están listos para adoptar la enseñanza a distancia?

09/10/2020
04 - Quality Education

Este año, el Día Mundial de los Docentes, que se celebra el 5 de octubre bajo el título de “Docentes: liderar en situaciones de crisis, reinventar el futuro” tiene un objetivo diferente que el de las ediciones precedentes, ya que se celebra tras la crisis que ha afectado la educación debido a la COVID-19. Desde que la pandemia provocó el cierre de las escuelas en todo el mundo, los docentes y los responsables del sector educativo se preguntan cómo garantizar la continuidad del aprendizaje inclusivo en las mejores condiciones.

Durante una entrevista con la UNESCO, Bruce Mwewa, una docente de una escuela secundaria en Zambia recalcó las consecuencias del cierre de las escuelas, “recuerden que el aprendizaje ocurre en dos direcciones y durante el cierre de las escuelas no hubo ningún comentario por parte de los educandos hacia sus docentes… de modo que el aprendizaje no se completó”. Lukiya Mirembe, docente de una escuela de formación de docentes de primaria en Uganda, explicó que “la mayoría de los docentes y otros educadores estaban mal preparados”. Asimismo, explicó cómo su instituto se adaptó a la utilización de la tecnología para llegar a los estudiantes durante la pandemia. “El personal optó por la utilización de WhatsApp y del aula de Google… El desafío principal fue que no teníamos acceso a algunos alumnos. Muchos no poseen teléfonos inteligentes. La cuestión de Internet fue otro de los desafíos”, añadió. 

Desde hace algún tiempo se ha recomendado la utilización de las TIC en la educación. No obstante, la pandemia reciente ha acrecentado el interés de los encargados de formular políticas, los asociados para el desarrollo y el personal educativo por adoptar métodos de enseñanza alternativos. Para esto, los docentes deben estar convenientemente preparados para hacer frente a las realidades cambiantes de la enseñanza y de la gestión de sus clases.

Mejorar la educación gracias a la calidad de los docentes

Antes de que los gobiernos y los asociados para el desarrollo logren dotar a los docentes de nuevas competencias en materia de utilización de las TIC como herramienta pedagógica, deben conocer las dificultades en cuanto a las capacidades existentes para que las intervenciones resulten eficaces y puedan utilizarse los recursos con eficacia. Inicialmente, el programa de Desarrollo de capacidades para la Educación de la UNESCO (CapED) en Uganda y Zambia, en colaboración con las autoridades locales y el Instituto Internacional de la UNESCO para al Reforzamiento de las Capacidades en África (IICBA) en los dos países, se concentró en mejorar la educación gracias a la calidad de los docentes y procedió a la evaluación de los docentes con miras a llevar a cabo un mapeo de los niveles actuales de competencias en materia de las TIC por parte de los docentes. Las recomendaciones emanadas de las evaluaciones proporcionarán una base para las intervenciones apoyadas en los datos fehacientes con miras a cubrir la brecha en lo relativo a las capacidades en materia de TIC y para reforzar el aprendizaje a distancia en Uganda y Zambia durante el periodo de COVID-19 y después de este. 

El examen reveló que, aunque la mitad de los docentes de Zambia entrevistados utilizaron Internet para procurarse los contenidos pedagógicos, no han integrado la utilización de las TIC a sus clases diarias. En este sentido, la encuesta puso de relieve la necesidad de formar a los docentes en la utilización pedagógica de las TIC en el aprendizaje y la enseñanza. Asimismo, los docentes deben adquirir competencias en materia de preparación de los contenidos y las lecciones digitales interactivas con miras de un aprendizaje autónomo. En Uganda, las cifras son ligeramente más alentadoras, pues cerca de la mitad de los docentes interrogados utilizan sistemáticamente las TIC en sus clases. No obstante, subsisten determinadas dificultades en cuanto a la elaboración de los contenidos pedagógicos y para descargarlos a partir de las diversas plataformas de aprendizaje. La encuesta demostró también la necesidad de formar a los docentes en la elaboración de materiales interactivos que deben descargarse en los sistemas pertinentes de gestión del aprendizaje en línea.

Haciéndose eco de la experiencia de la escuela de Lukiya Mirembe, las evaluaciones revelaron algunas de las dificultades en la utilización de las TIC, fundamentalmente en cuanto al equipamiento limitado y a la escasa conectividad a Internet. Además, los resultados pusieron de relieve la brecha entre las regiones rurales y urbanas en lo relativo a estos obstáculos en ambos países, ya que el suministro de electricidad de las regiones rurales es más inestable y genera escasa conectividad a Internet. En Zambia, las escuelas rurales tienen la tasa más baja de equipamientos en materia de las TIC, y el 38% de estas no dispone de ninguna computadora. En este contexto, se debe tener en cuenta estas consideraciones entre las regiones rurales y urbanas durante la planificación de la adopción de una enseñanza alternativa.

Además de la brecha existente entre las regiones rurales y las urbanas, las evaluaciones revelaron una brecha entre los sexos, pues las mujeres se quedan rezagadas con respecto a los hombres en lo referente a la utilización y sensibilización en materia de TIC. De este modo, deben preverse determinados programas especiales en materia de integración de las TIC por parte de los docentes. También cabe señalar que en las dos evaluaciones participaron más hombres que mujeres, constituyendo estas últimas la cuarta parte de los entrevistados en ambos casos.

Además del reforzamiento de la formación de los docentes, las evaluaciones hacen un llamamiento a llevar a cabo cambios a nivel político. En Uganda, por ejemplo, la encuesta demostró que, aunque el país dispone de las políticas jurídicas e institucionales adecuadas que apoyan la adopción de las TIC en la educación, puede que sea necesario implantar reglamentaciones específicas. También hace un llamamiento al Gobierno para que proceda a un cambio en las políticas de adopción de las herramientas y los sistemas TIC que promueven los docentes, tales como las redes sociales y las aplicaciones, y que no se concentren sus esfuerzos en la radio y la televisión exclusivamente. Además, sugiere que el Gobierno cambie los métodos de evaluación, ya que los métodos tradicionales no serán siempre pertinentes. En lo relativo a Zambia, las recomendaciones se centran en la conectividad, y responsabilizar a los docentes es una de las sugerencias desde el punto de vista de las políticas.

Las dos evaluaciones concluyeron que, para garantizar la sostenibilidad, una vez formado el equipo de docentes, es necesario continuar con una formación gradual para asegurarse que las competencias no solo se utilicen, sino que sean transmitidas a otros docentes.

“Algunos docentes se han sentido abandonados durante el periodo de mayores necesidades”, afirmó Charles Mutasa, docente de segundo ciclo, durante una entrevista con la UNESCO en Uganda. Con motivo del Día Mundial de los Docentes, es más importante que nunca oír y prestar atención a las opiniones de los docentes que deben hacer frente en el futuro a desafíos sin precedentes para garantizar la continuidad del aprendizaje. Estas evaluaciones son la primera etapa crucial para informar al Gobierno y a los asociados para el desarrollo sobre lo que necesitan los docentes de Uganda y Zambia para recibir apoyo y responsabilidades durante este periodo de crisis de la educación.