El proyecto Hard Rain fue galardonado con el premio de educación de la UNESCO por su impresionante vinculación entre las artes y la ciencia.

20 octubre 2017

“Nunca más volveremos a ser personas comunes”, afirmó Mark Edwards, fundador del proyecto Hard Rain, uno de los tres galardonados con el Premio UNESCO-Japón de Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) 2017. “Nuestros problemas globales son demasiado serios”

El premio, financiado por el gobierno de Japón, consiste en tres galardones anuales, cada uno dotado de 50,000 dólares estadounidenses.

Mediante exposiciones, una película, libros, una conferencia ilustrada y materiales educativos, este proyecto ganador basado en el Reino Unido, vincula las artes y la ciencia con miras a involucrar al público en los desafíos relativos al desarrollo sostenible.

La exposición original, titulada “Hard Rain”, de una extensión de 60 metros, vincula las palabras de la emblemática canción de Bob Dylan "A Hard Rain's A-Gonna Fall" con una serie de fotografías de Mark. Se trata de una experiencia conmovedora que demuestra cómo nuestros problemas están vinculados por una relación de causa y efecto, y necesitan ser abordados en su conjunto.

Desde su inicio en 2006, unos 15 millones de personas han visto la exposición en más de 150 lugares en Europa, Estados Unidos de América, África y Asia, y otras decenas de miles han enviado correos electrónicos con respecto al proyecto.

La exposición siguiente, WHOLE EARTH?, surgida de un debate generado por dichos correos electrónicos, se centra en las oportunidades brindadas por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en el ámbito del clima, la energía, el agua potable, los océanos, la agricultura, la pobreza y la educación, así como en las maneras en que podemos implicarnos en estas cuestiones. La exposición, con sedes en Europa, Estados Unidos de América y América del Sur, se ha presentado en más de 50 universidades de Europa, África y Asia.

Mark fue el primer fotógrafo especializado en cuestiones relativas al medio ambiente y durante 30 años desarrolló su actividad y viajó por más de cien países. "Al calor del debate he aprendido mucho de las personas acerca de los ODS. La idea de nuestra exposición es dar voz a estas personas y que figuras destacadas de las artes y la ciencia trabajen conjuntamente con los estudiantes, con miras a llegar a un público más amplio y mostrar soluciones hasta ahora ignoradas en lo relativo a nuestros problemas mundiales".

Las exposiciones, los libros y las charlas de Mark muestran cómo "podemos reinventar el mundo moderno para que sea compatible con la conservación de la naturaleza. Todos debemos llevar nuestras vidas de manera más sostenible, pero también tenemos que impulsar la determinación de los líderes políticos para que obren a favor del futuro. Aunque deseen ayudar a construir un mundo seguro, pues también tienen hijos y nietos, necesitan mucho apoyo popular para lograr esta transición extraordinaria hacia un mundo más sostenible".

A pesar del gran número de personas que ya han visto ambas exposiciones, el proyecto Hard Rain ha sido financiado en gran medida con la venta de las fotos de Mark.

"Este premio es absolutamente maravilloso. Resulta de mucha utilidad contar con el beneplácito de la UNESCO y esta financiación significa que podemos empezar a trabajar en nuestra próxima exposición, comenzar el laberinto. ¡Y también podremos rehacer nuestro portal electrónico a sabiendas de que disponemos de uno muy poco atractivo!

"The Whole Earth Maze, la próxima exposición, dará vida a los ODS. Alcanzar dichos objetivos exige soluciones a los problemas en los que la exposición original Hard Rain hace hincapié. La pobreza, el hambre, el cambio climático, la desigualdad y la destrucción de los ecosistemas figuran entre los desafíos que los gobiernos del planeta se han comprometido a encarar de aquí a 2030.

"Los visitantes se han desplazado para dejar sus impresiones y volver a visitarla. El hecho de que el camino a lo largo del laberinto sea incierto añadirá un elemento divertido e interactivo a esta exposición. El recorrido a lo largo del laberinto presentará los Objetivos.

"Los callejones sin salida mostrarán a los espectadores cuáles son nuestros problemas actuales; al equivocarse en un giro el visitante quedará frente a frente, de manera novedosa, a una de las cuestiones relativas a la sostenibilidad. Al llegar al núcleo, los visitantes podrán ver soluciones ya experimentadas, provenientes de los gobiernos, las empresas, la sociedad civil y los ciudadanos, que muestran cómo  pueden realizarse los Objetivos. ¡Los visitantes se perderán, encontrarán su camino y saldrán transformados! "

La ceremonia de entrega de los premios tendrá lugar en la Sede de la UNESCO, en París, el 3 de noviembre de 2017. Como ha sido el caso con los laureados del Premio UNESCO-Japón, la UNESCO invitará al proyecto Hard Rain a integrar sus redes de asociados del Programa de Acción Mundial de EDS