Promover el derecho a la educación y el ODS 4 en Haití

21 diciembre 2017

La UNESCO organizó, el 11 de diciembre, un taller nacional en Haití con miras a promover el derecho a la educación. Organizado en el marco del programa de Desarrollo de Capacidades para la Educación (CapED), el taller tuvo como objetivo sensibilizar a los participantes sobre la importancia de las cuestiones relativas al derecho a la educación en el contexto de la nueva Agenda de Educación 2030 y de la implementación de las reformas legislativas adecuadas.

La reunión congregó a unos 30 participantes con perfiles muy diversos: expertos nacionales en cuestiones de derecho y educación, entre los que figuran desde el Ministro de la Educación Nacional y de la Capacitación Profesional (MENFP) hasta periodistas, asociados técnicos y financieros, organizaciones de la sociedad civil y representantes de instituciones privadas.

A lo largo de la jornada, los intercambios que tuvieron lugar destacaron la riqueza del debate a nivel nacional sobre las cuestiones relativas a este tema y la necesidad de dar más prioridad a la educación en el país, así como a la evaluación de las leyes en este ámbito.

El taller nacional representó una oportunidad para sensibilizar a los participantes sobre las cuestiones relativas al derecho a la educación, así como a adaptar y aprobar algunas consideraciones y recomendaciones que figuran en el informe clave sobre el marco jurídico de la educación en Haití.

Paul Gomis, director de la Oficina Regional de la UNESCO en Haití, señaló que este taller reforzó un proceso que comenzó hace dos años mediante la elaboración de una encuesta de diagnóstico acerca del derecho a la educación. Como explicó Jean Miguelite Maximé, coautor de esta encuensta, Haití debe hacer frente todavía a numerosos obstáculos en la aplicación del derecho a la educación. Un elemento positivo que debe orientar los esfuerzos llevados a cabo en el plano nacional con miras a aplicar plenamente el derecho a la educación es el compromiso de Haití de aplicar los convenios internacionales.

Rolla Moumné y Delphine Santini, de la UNESCO, recordaron la importancia de garantizar el derecho a la educación y de adaptar convenientemente los marcos jurídicos nacionales sobre la educación según las normas internacionales, fundamentalmente el ODS 4. Actualmente, la Agenda 2030 brinda a los gobiernos una ocasión única para reformar la legislación y establecer otras garantías con miras a hacer de la educación una realidad para todos.

En el marco del proyecto piloto del CapED sobre el ODS 4, se da atención particular a identificar las posibles deficiencias y discrepancias entre la legislación nacional y las normas internacionales, y a la formulación de recomendaciones sobre la manera de avanzar. Recientemente se elaboró y publicó un informe resumido sobre 11 países, entre los que figura Haití.

Los participantes al evento examinaron las conclusiones y recomendaciones principales del informe sobre Haití, y tomaron nota sobre las oportunidades que representan las estrategias nacionales existentes con miras a reforzar la acción normativa. El taller nacional permitió llevar a cabo un debate abierto con los participantes e iniciar un debate sobre la enseñanza gratuita y obligatoria, la no discriminación y la inclusión, como aspectos esenciales de las metas 4.1, 4.2 y 4.5 del ODS.

Entre las recomendaciones aprobadas por el taller figuran la necesidad de garantizar una enseñanza gratuita y obligatoria para todos los niños entre 3 y 15 años de edad, así como hacer que se respete la obligación de asistir a la escuela; la importancia de adaptar la edad legal para la culminación de la enseñanza obligatoria, el acceso al empleo y al matrimonio; y la modernización de la legislación con miras a garantizar un entorno inclusivo y favorable para todos, fundamentalmente en los relativo a las personas discapacitadas.

Los participantes determinaron y aprobaron bajo la forma de hoja de ruta un conjunto de acciones concretas y prioridades. Se logró un amplio consenso sobre la necesidad vital de incrementar la promoción y la sensibilización con miras a convertir a la educación en una prioridad nacional. La reunión llegó a la conclusión de que ahora más que nunca era necesario colocar el derecho a la educación en el eje de las prioridades nacionales, así como multiplicar los esfuerzos en cuestiones de sensibilización. Las medidas de seguimiento que obligan a los miembros del parlamento, a los responsables del MENFP y otras partes interesadas clave a comprometerse más activamente en este proceso son esenciales para garantizar logros sostenibles. Se le comunicará a los miembros de la comisión nacional encargada de elaborar el nuevo Plan del Decenio para la Educación (2017-2027) las conclusiones que arrojó este taller.  

El taller nacional fue percibido como un punto de partida para una nueva dinámica en el país encaminada a reforzar las capacidades nacionales con miras a la consecución del derecho a la educación y del ODS 4.