News

América Latina aúna visiones para Reunión Mundial de Educación: países manifiestan preocupación por quienes están quedando fuera del sistema educativo

25/09/2020
04 - Quality Education

  • La consulta regional latinoamericana convocada por la UNESCO, analizó el anteproyecto de declaración global para llevar una voz desde el continente.
  • Los representantes de los países destacaron que es prioritario mantener y aumentar el financiamiento público de la educación, motor para la reconstrucción de las personas y de la economía.

Proteger el financiamiento de la educación para reconstruir mejor y con resiliencia, y resguardar las trayectorias educativas de las personas, especialmente las más vulnerables, destacan entre las preocupaciones comunes principales compartidas por los países latinoamericanos durante la consulta regional preparativa para la Reunión Mundial de Educación. La cita global tendrá lugar en octubre de 2020.

El encuentro regional, realizado en línea el 23 de septiembre de 2020, forma parte de una serie de reuniones previas concebidas para garantizar que las voces de los Estados Miembros de la UNESCO, de la sociedad civil y de otros actores sean escuchadas e incluidas en la Declaración de dicho encuentro mundial.

Participaron representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, como también personeros de la UNESCO y otros organismos internacionales, multilaterales y de la sociedad civil, quienes discutieron la afectación educativa por la COVID-19.

Los presentes hablaron de los principales desafíos nacionales para asegurar el derecho a la educación en un contexto mundial que se centra en las respuestas inmediatas de salud pública, económicas y de bienestar social, escenario donde la educación enfrenta el riesgo de quedar eclipsada, a pesar de su rol como motor poderoso y efectivo de recuperación económica en lo inmediato, y del desarrollo sostenible y de la transformación del mundo, a largo plazo. Recalcaron la prioridad que sigue teniendo mantener y aumentar el financiamiento público de la educación para enfrentar los desafíos que ya acarreaban nuestros países y los nuevos problemas producidos por la pandemia.

En el marco de la afectación educativa por la COVID-19 y la contracción del PIB que esta trae, los países también mencionaron que siguen preocupados por sus efectos en los sectores más vulnerables de la población, especialmente en quienes se encontraban fuera del sistema educativo al momento de la pandemia y ahora por la situación de quienes pueden abandonarlo a causa de sus efectos. Estos son los desafíos que encontraron mayores puntos de encuentro, al igual que la importancia de la cooperación internacional para afrontarlos, aspecto solidario que fue destacado por Claudia Uribe, directora de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el caribe (OREALC/UNESCO Santiago) en su intervención.

Los representantes indicaron, además, la necesidad de diseñar políticas de acceso educativo mediante programas flexibles, dada la incertidumbre respecto al regreso de las clases presenciales, y expresaron su preocupación por el aumento del trabajo infantil y sus consecuencias.

Los países también expresaron los temores que existen por la presión para los procesos de reapertura de las escuelas, ya sea por razones económicas o para atender vulnerabilidades sociales que se atienden en los establecimientos educativos. Se resaltó la importancia de reconocer los esfuerzos de los docentes, las familias y de los propios estudiantes para mantener la continuidad educativa, y que es crucial escuchar a estos tres estamentos antes de tomar decisiones sobre volver a las clases presenciales.

También fue mencionado, entre otros temas, el importante apoyo prestado por la educación socioemocional y las múltiples maneras de como la internet, la radio y la televisión han sido clave para seguir educando. A partir de aquello, varios representantes mencionaron que la conectividad y el acceso a equipamiento y a las TIC deberían ser declarados como un bien público y un derecho para garantizar el acceso a la educación.

Reunión Mundial de Educación, sesión extraordinaria

Todas estas voces serán consideradas en esta cita global, plataforma en la que líderes mundiales y formuladores de políticas acordarán acciones mundiales prioritarias que se pondrán en marcha para la recuperación y el fortalecimiento de los sistemas educativos en el marco de la pandemia. La comunidad educativa internacional y los líderes mundiales serán convocados para asumir sus compromisos políticos, financieros y técnicos en relación a acciones prioritarias, cuyo cumplimiento y progreso serán revisados en 2021.

La discusión global se centrará en cinco temas considerados prioritarios para la respuesta a la pandemia por COVID-19 y el proceso de recuperación: Proteger el financiamiento nacional e internacional de la educación; la reapertura segura de las escuelas; centrarse en la inclusión, la equidad y la igualdad de género; re-imaginar la enseñanza y el aprendizaje; y hacer uso de conexiones y tecnologías inclusivas para el aprendizaje.