Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

El Premio UNESCO-Hamdan recompensa a un programa de ayuda a los docentes de matemáticas de Chile

04 octubre 2018

“El objetivo del programa es brindar a los docentes la posibilidad de aprender las matemáticas en relación con sus propias experiencias”, afirma Salomé Martínez, directora del Laboratorio de Educación del Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile. El programa es uno de los tres galadornados con el Premio UNESCO-Hamdan Bin Rashid Al-Maktoum a una actuación y resultados ejemplares en el mejoramiento de la eficacia de los docentes, en su edición de 2018.

El Centro de Modelamiento Matemático ha sido recompensado por su programa Suma y Sigue, un programa de aprendizaje mixto para docentes de primaria centrado en las asignaturas fundamentales del plan de estudio, que hace hincapié en los conocimientos específicos requeridos para la enseñanza de las matemáticas.

Suma y Sigue fue elaborado en colaboración con el Ministerio de Educación (Mineduc) y el Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile (CMM), con el objetivo de apoyar las políticas adoptadas recientemente con miras a mejorar la calidad de la enseñanza pública. “Es el fruto de cuatro años de colaboración entre matemáticos, docentes y muchos otros profesionales”, explica Salomé Martínez.

Gracias a este programa, los docentes deben adquirir competencias y conocimientos profundos para dirigir los procesos de enseñanza y aprendizaje de las matemáticas en el nivel primario, de acuerdo con el método que prevé el plan de estudio nacional. Más concretamente, el programa utiliza diferentes modelos de representación para entender y comunicar los conceptos y procesos matemáticos, analizar las diferentes estrategias de resolución de problemas e identificar y anticipar las dificultades de los niños y los patrones de razonamiento vinculados con las diferentes tareas matemáticas.

Los entornos de aprendizaje incluyen recursos específicamente diseñados para desarrollar las competencias matemáticas claves, tales como la visualización, la comunicación, la modelación, la reflexión y la resolución de problemas, así como las competencias en TIC. Las actividades incitan a la reflexión sobre aspectos profundos de operaciones aritméticas elementales y de su enseñanza.

“Me dí cuenta que todo lo que yo sabía lo podía mirar desde otra perspectiva, y que, a la vez, podía enseñarle a mis alumnos, no desde un lugar, sino desde tres o cuatro situaciones diferentes el mismo contenido y así facilitar el conocimiento y la adquisición de conocimientos de los niños que tienen diferentes formas de aprender”, explica Andrea Donoso, docente en la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Pudahuel.

“Sobre todo, la participación es activa, pues en mi caso la practico con los niños. […] Reviso los contenidos […] y luego pongo en práctica lo que he aprendido en este curso”, dijo Renzo León, docente de la Escuela Básica Estrella de Chile, en Pudahuel.

En los cursos del programa Suma y Sigue han participado 940 docentes de primaria vinculados a 240 escuelas públicas urbanas y rurales, de 18 distritos distribuidos en tres regiones. Las tasas de retención superaron el 91%, y las encuestas de satisfacción llevadas a cabo entre los docentes demuestran que el 92% de estos se considera satisfecho con los cursos. “Deseo que todos mis compañeros, en particular aquellos de mi escuela, participen en este curso, pues de alguna manera, sus conocimientos quedarán reforzados y así serán capaces de impartir una mejor enseñanza a nuestros alumnos”, dijo Andrea Donoso. 

Para Salomé Martínez, el Premio UNESCO-Hamdan ofrece una oportunidad única de consolidar y ampliar este programa. “Vamos a poder llegar a más docentes, en particular en las regiones aisladas.” Y añade que el Premio es una oportunidad para “reafirmar la voluntad de proporcionar a los docentes y a los alumnos la posibilidad de aprender las matemáticas. ¡Y de disfrutarlo!”.

El Premio UNESCO-Hamdan Bin Rashid Al-Maktoum a una actuación y resultados ejemplares en el mejoramiento de la eficacia de los docentes recompensa cada dos años a los proyectos que se han destacado por su contribución significativa en la mejoría de la calidad de la enseñanza y del aprendizaje, en particular en los países en vías de desarrollo o en el seno de las comunidades marginalizadas o desfavorecidas. El Premio fue creado en 2009 con el apoyo financiero de Su Alteza el Jeque Hamdan bin Rashid Al-Maktoum de Dubai, y cada galardonado recibe 100 000 dólares estadounidenses.

Este año, el premio fue concedido a tres galardonados de Chile, Indonesia y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.