News

La plataforma colaborativa del aprendizaje ViLLE de Finlandia ha recibido un premio de la UNESCO

06/04/2021

ViLLE, una plataforma digital colaborativa del aprendizaje desarrollada por el Centre for Learning Analytics, de la Universidad de Turku (Finlandia), es uno de los galardonados de la edición 2020 del Premio UNESCO-Rey Hamad Bin Isa Al-Khalifa para la utilización de las TIC en la educación. Esta plataforma apoya a los docentes y las trayectorias individuales de los educandos adoptando una estrategia sólida basada en datos fehacientes en cuanto a la utilización de los datos, el análisis del aprendizaje y las técnicas de la inteligencia artificial (IA). ViLLE se ha desarrollado como bien público y es utilizada por el 45% de las escuelas finlandesas.

En la entrevista presentada a continuación, el Sr. Mikko-Jussi Laako, director del Centre for Learning Analytics, explica la visión que sustenta el proyecto e indica en qué se distingue esta plataforma con respecto a otros sistemas de gestión del aprendizaje y cómo ayuda a las escuelas, los docentes y los educandos en Finlandia.

¿Podría hablarnos un poco más acerca del objetivo principal de ViLLE y cómo fue creada la plataforma?

Este proyecto constituye mi pasión personal y la de mi equipo desde las últimas dos décadas. Al imponernos como misión generar mejores resultados y experiencias de aprendizajes para los educandos y docentes, hemos reunido numerosas técnicas útiles en un solo programa (evaluación automática, comentarios inmediatos, ludificación, evaluación continua, visualización y aprendizaje mixto) y utilizado un enfoque basado en la investigación. Partiendo de un sistema interno en la universidad que proporciona evaluaciones a partir de datos para detectar las carencias, nos hemos convertido en una plataforma centrada en los datos y accesible a todos los niveles de educación, desde el preescolar hasta el nivel universitario.

Nuestro objetivo es construir un ecosistema nacional de aprendizaje para medir los efectos y repercusiones de las inversiones en el ámbito educativo y las transformaciones, ya sea para invertir en nuevos materiales de aprendizaje, docentes suplementarios, puesta en marcha de nuevas ideas pedagógicas o revisiones de planes pedagógicos. En otros términos, queremos que el aprendizaje real, en las aulas, anfiteatros o en las casas, sea visible. Al hacerlo, cada alumno también se vuelve visible. Deseamos ayudar a los docentes para que vean los árboles, y no solo el bosque, y que los encargados de formular políticas puedan tener una comprensión fiable en tiempo real del bienestar y el crecimiento de los “bosques”.

¿Qué diferencia a la plataforma de otros sistemas de gestión del aprendizaje?

Hemos concebido el sistema pensando en el docente desde el primer día. Su fuerza radica en su capacidad de proporcionar en un solo “paquete” todo lo que el docente necesita. La plataforma incluye trayectorias de aprendizaje personalizadas para los educandos, instrumentos de diagnóstico de la enseñanza y del aprendizaje basados en la investigación y un motor de IA que permite a los docentes asignar tareas personalizadas a los educandos.

¿Podría explicarnos en pocas palabras el funcionamiento de la plataforma?

En las escuelas primarias y secundarias, los educandos realizan con regularidad ejercicios lúdicos e interactivos que se ajustan a los programas de enseñanza nacional. Gracias al “data mining” y a las técnicas de aprendizaje automático, nuestro motor IA detecta y pone de relieve las fuerzas y deficiencias de los alumnos y “señala” a los que corren el riesgo de abandonar los estudios. A partir de este momento, los docentes pueden proporcionar a estos docentes un apoyo y consejos personalizados y vigilarlos al mismo tiempo que siguen observando los resultados de su intervención.

En el nivel universitario, acopiamos datos múltiples durante los cursos (ejercicios en clases, tareas, asistencia, etc.) para generar un sistema de alerta precoz que permite identificar lo más pronto posible a aquellos que pudieran abandonar la escuela.

Además, ViLLE respalda una gran cantidad de variantes pedagógicas. La plataforma favorece la práctica y los aprendizajes mediante la ludificación para los alumnos de primaria, y transforma los cursos tradicionales en sesiones interactivas y colaborativas en las universidades.

En su opinión, ¿qué hay que tener en cuenta para integrar la IA en las aulas?

La IA solo debe desempeñar un papel flexible o complementario en las decisiones que toman los docentes, los administradores y las demás autoridades educativas. Acopiamos los datos para mejorar nuestro sistema educativo y, en consecuencia, a cada educando que forme parte de este. Es la esencia misma del análisis del aprendizaje, la razón de ser del acopio de datos debe ajustarse siempre a este objetivo. Sobre lo que llamamos “Big Data”, la integración de la IA es esencial, pero el razonamiento detrás del acopio de datos y las implicaciones desarrolladas por estos datos deben tener una justificación transparente y clara.

¿Podría citar algunos ejemplos de la manera que la plataforma apoya la continuidad y la calidad del aprendizaje durante la crisis vinculada a la COVID-19?

En Finlandia, cuando surgió la crisis de la COVID-19, propusimos una formación a cerca de 1000 docentes en solo dos semanas. De este modo, los docentes pudieron utilizar el contenido digital listo sin soportar el peso de la preparación oficial de los materiales en muy poco tiempo. Además, cuando la primera ola de la pandemia tenía solo dos semanas, desarrollamos con los docentes nuevas visualizaciones para compensar la carencia de interacción en las clases.

¿Qué significa este Premio UNESCO para el proyecto? ¿Qué efecto tendrá en su trabajo?

El Premio abre nuevas posibilidades de colaboración internacional, algo que puede ayudarnos a pasar a un nivel superior. Hay centenares de millones de educandos que podrían beneficiarse con nuestro enfoque y esta es nuestra misión – proporcionar a todos una educación de calidad. Sería fantástico poder trabajar en colaboración estrecha con una organización mundial como la UNESCO y contribuir a la respuesta a los problemas educativos presentes en todos los sistemas educativos a través del mundo.

¿Cuáles son sus proyectos futuros?

A escala nacional, desarrollamos un ecosistema de aprendizaje y de enseñanza centrado en la investigación, que reúne a especialistas, docentes e investigadores de todas las disciplinas pertinentes. Este esfuerzo colectivo tiene como objetivo responder a dos cuestiones importantes, pero delicadas: ¿cómo maximizar el potencial de cada educando individual? y ¿cómo podemos ayudar u orientar a este educando en su futura profesión?

La adquisición de competencias básicas constituye un desafío mundial, pero sigue siendo uno de los derechos fundamentales de cada niño. Para concluir esta entrevista, quisiera citar mi divisa personal: “El futuro de todo sistema educativo radica en el análisis del aprendizaje”. ¡Hagamos frente unidos a este desafío mundial!