El papa Francisco hace un llamamiento en favor de un nuevo pacto de educación durante una audiencia con la UNESCO y especialistas

13/02/2020

“Pensar la educación, es pensar en las generaciones futuras y en el futuro de la humanidad”, afirmó el papa Francisco durante una audiencia, el 7 de febrero de 2020, en la que participaron Stefania Giannini, Subdirectora General de la Educación de la UNESCO, y especialistas del ámbito académico.

Este encuentro, organizado al margen de una conferencia de dos días de duración que tuvo lugar en la Academia Pontificia de Ciencias Sociales, preparó el terreno para la firma de un pacto mundial para la educación, en el Vaticano, el próximo 14 de mayo.

Al llamar la atención sobre las desigualdades en el acceso a la educación, así como sobre la “mundialización de la indiferencia”, el papa Francisco estimó que “el pacto educativo [se había] roto”, y que “solo [podía] repararse mediante el esfuerzo renovado de la generosidad y el acuerdo universal” por parte de las familias, los centros escolares y las instituciones sociales, culturales y religiosas.   

Durante esta audiencia de una hora de duración, el papa Francisco expresó su punto de vista sobre la manera en que se puede renovar este pacto educativo. “Todas las generaciones deberían revisar la manera en que transmiten sus conocimientos y sus valores a las generaciones siguientes, ya que es mediante la educación que los seres humanos alcanzan el mayor potencial y se convierten en seres conscientes, libres y responsables”, declaró.

Por otra parte, el papa Francisco subrayó el papel que desempeña la educación al “promover una cultura del diálogo, del encuentro y de la comprensión mutua, de forma pacífica, respetuosa y tolerante”. Asimismo, abogó por valorizar las tradiciones y culturas para que las generaciones futuras puedan “desarrollar su propia comprensión, haciendo frente y aceptando la diversidad y los cambios culturales”.

Al describir a los docentes como “artesanos de las generaciones futuras”, el papa Francisco hizo un llamamiento a un mayor reconocimiento y apoyo de su profesión. “Con su saber, su paciencia y su dedicación, los docentes transmiten una forma de ser que se transforma en riqueza, no material sino espiritual, y crean al hombre y a la mujer del mañana.”

La visión del papa se hace eco del mensaje humanista de la UNESCO. “El futuro de la educación y el de la sociedad están indisolublemente vinculados”, afirmó la Sra. Giannini durante el coloquio que tuvo lugar en la Academia Pontificia. “Es necesario que reflexionemos con mayor profundidad sobre cuáles son las perspectivas y los objetivos de la educación de hoy en día”, declaró al presentar el proyecto “Los futuros de la educación” y la acción de la UNESCO con miras a integrar la ciudadanía mundial y el desarrollo sostenible en los contenidos pedagógicos. “La educación sola no puede solucionar todos los problemas del desarrollo”, prosiguió, “pero al adoptar un enfoque humanista y global deberíamos lograr que se instaure un nuevo modelo guiado por la gestión medioambiental, la preocupación por la paz, la inclusión y la justicia social”.