Los Órganos Rectores de la UNESCO aprobaron un nuevo informe sobre el derecho a la educación en el contexto de la aplicación del ODS 4

01 diciembre 2017

Los Órganos Rectores de la UNESCO aprobaron un nuevo informe sobre el Derecho a la educación elaborado por el Sector de Educación, basado en los informes nacionales presentados por los Estados Miembros de la UNESCO.

Este informe integral presenta los resultados de la Novena Consulta de los Estados Miembros de la UNESCO sobre la aplicación de la Convención y Recomendación de la UNESCO relativa a la lucha contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza. Presentada en 2016, esta consulta involucró a 67 Estados Miembros de la UNESCO. La información que contienen los informes nacionales proporciona, en general, recursos de gran importancia para la investigación y el análisis, el intercambio de experiencias y de conocimientos y, finalmente, la promoción.

Un resultado interesante de este informe es que los países aprovecharon este ejercicio de presentación de informes periódicos como una excelente oportunidad para destacar los desafíos a los que hacen frente y para hacer un balance de los avances y reflexionar sobre cómo superar las dificultades. El informe subraya que los desafíos son a menudo transversales e intersectoriales, lo que los hace más difíciles de abordar.

El informe señala, en particular, los desafíos importantes en materia de equidad e inclusión. Los factores socioeconómicos, la pobreza, el origen étnico, la ubicación y el género son elementos determinantes de discriminación y de exclusión en la enseñanza. Las prácticas y aptitudes negativas persistentes obstaculizan el desarrollo de muchos niños y adultos y los privan de oportunidades educativas significativas. Las dificultades relacionadas con la calidad de la educación fueron también ampliamente compartidas por los países, así como las limitaciones presupuestarias y, a veces, la falta de capacidad de gobernanza, coordinación y seguimiento.

El informe presenta también diferentes medidas aprobadas a nivel nacional para garantizar que la educación llegue a todos en un entorno libre de discriminación. Dicho informe brinda en particular las medidas positivas tomadas por los países para garantizar la inclusión en la educación, especialmente para las niñas y las mujeres, los refugiados, las personas con discapacidad y los pueblos indígenas, algo que es fundamental para avanzar en la consecución del ODS 4.

Fomentar sinergias e inspirar prácticas ejemplares es clave para garantizar que el derecho a la educación se convierta en una realidad concreta para todos. Brinda también la oportunidad de establecer un diálogo constructivo con todas las partes interesadas, entre las que figuran las organizaciones de la sociedad civil.

Por otra parte, con motivo de la decisión de los Órganos Rectores de la UNESCO de aprobar la publicación en línea, dichos informes se hallan disponibles mediante la Base de Datos sobre el Derecho a la Educación de la UNESCO. Dicha Base de Datos, que brinda acceso a una información específica sobre cada país dentro de los marcos constitucionales, legislativos y políticos, es una manera importante de ayudar a los países a aplicar el derecho a la educación y el Convenio y la Recomendación de 1960.