Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

La NUS-UK, galardonada del Premio UNESCO, presenta una nueva organización caritativa sobre educación para la sostenibilidad dirigida por estudiantes

05 junio 2019

nus_climate_strike-c-mark_edwards.jpg

© Mark Edwards/Hard Rain Project

La Unión Nacional de Estudiantes (NUS, pos sus siglas en inglés) del Reino Unido, galardonada del Premio UNESCO-Japón de Educación para el Desarrollo Sostenible en su edición de 2016, encamina su acción hacia una nueva escala internacional al crear recientemente una organización con fines no lucrativos.

Iniciada en abril, Students Organizing for Sustainability (SOS) International fue fundada en colaboración con los sindicatos nacionales de estudiantes daneses e irlandeses. La organización pretende lograr que la mitad del conjunto de sindicatos nacionales de estudiantes en Europa colabore e innove en favor del desarrollo sostenible de aquí a 2022, y que el movimiento se extienda luego al resto del mundo.

“Ganar este premio nos ha estimulado mucho, y desde entonces no hemos parado de avanzar”, afirmó Jamie Agombar, responsable de la sostenibilidad en la NUS-UK. “Además de actuar sobre la urgencia climática en el Reino Unido, de apoyar las huelgas estudiantiles en favor del clima, de trabajar para configurar las políticas educativas del Reino Unido, y de desarrollar todos nuestros programas de sostenibilidad, hemos dado inicio a esta apasionante colaboración en el plano internacional.”

El Premio pone de relieve la acción global de la UNESCO en materia de EDS

En 2016, la NUS-UK resultó ganadora del Premio UNESCO-Japón por su programa Green Impact, que habilita, acredita y premia a los departamentos universitarios por sus esfuerzos en favor de la sostenibilidad. El Premio de la UNESCO, financiado por el Gobierno de Japón, reconoce el papel desempeñado por la educación al vincular las dimensiones sociales, económicas, culturales y medioambientales del desarrollo sostenible.

Este Premio forma parte de la acción global de la UNESCO en el ámbito de la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) que tiene como objetivo mejorar el acceso a una educación sobre el desarrollo sostenible de calidad a todos los niveles y en todos los contextos sociales, para transformar la sociedad al reorientar la educación y ayudar a las personas a desarrollar los conocimientos, habilidades, valores y comportamientos necesarios para el desarrollo sostenible.

SOS International aborda su desafío partiendo del principio de que los estudiantes han estado siempre al centro de los cambios. No obstante, aunque menos del 6% de la población mundial asiste a la universidad, el 80% de los dirigentes de la sociedad tiene títulos, pero las universidades no permiten que los futuros agentes del cambio adquieran los conocimientos y las competencias pertinentes para construir sociedades sostenibles. 

Existen 14.000 universidades en el mundo, una cifra que debería duplicarse en los diez próximos años, abriendo de este modo enormes posibilidades de cambio.

“Es primordial que las universidades dejen de promover el modelo de los estudiantes que dan prioridad a la obtención de beneficios a corto plazo en detrimento de los beneficios a largo plazo”, afirmó Jamie.

“El desarrollo sostenible debería ser considerado como un aprendizaje legítimo, y ser tomado en serio al igual que el cálculo, la lectura y el bienestar. Sin importar que estudios realizan, los estudiantes deben terminar la universidad sabiendo lo que significa la urgencia climática y lo que pueden hacer para erradicarla en el marco de sus diferentes oficios.”

Los estudiantes deben hacer que la enseñanza de la EDS progrese

SOS International tiene como objetivo asociar y movilizar a los grupos de jóvenes estudiantes para que logren que la enseñanza que reciben progrese en las cuestiones relativas al cambio climático. La organización actúa proporcionando conocimientos y apoyo, compartiendo soluciones fehacientes y reforzando las capacidades. Para profundizar en sus acciones, la organización recopilará los aportes a escala mundial de la comunidad de estudiantes para que se tomen en cuenta sus puntos de vista en la toma de decisiones. También colabora con los asociados para garantizar que se incorpore la educación sobre el desarrollo sostenible a la enseñanza y el aprendizaje.

Además del programa galardonado Green Impact, la NUS-UK dirige ya una serie de campañas y programas, entre las que figuran la iniciativa Student Switch Off con miras a ayudar a los refugiados a acceder a la educación superior y que se refiere a la energía en las aulas y el reciclado, así como Responsible Futures, que tiene como objetivo reformar los planes de estudio a escala de los centros escolares.

Las organizaciones que deseen convertirse en miembro de SOS International deben comprometerse a dirigir o participar en uno o varios de los programas conjuntos o las campañas comunes en los ámbitos de la acción emprendida por la organización caritativa.

“Estimulados por nuestro premio UNESCO, estamos totalmente dispuestos a hacer frente al desafío enorme que nos espera”, afirmó Jamie.