Nuevo documento de información de la UNESCO sobre la reapertura de las escuelas en el contexto de la pandemia del COVID-19

07/05/2020

La reapertura de las escuelas encabeza las prioridades de los gobiernos de todo el mundo y de sus ministerios de educación. Es también la preocupación fundamental de alumnos y padres, de los docentes y de otros miembros del personal educativo. Debido a la incertidumbre que genera la naturaleza y evolución del COVID, las decisiones se mantienen en suspenso. Es necesario hacer un balance de los aspectos relativos a la salud y a la seguridad, porque cada día se producen miles de infecciones y el temor que ocasiona la pérdida de aprendizaje y los otros riesgos vinculados al cierre de las escuelas, en particular para las categorías de población más vulnerables, porque las desigualdades en materia de aprendizaje y de acceso a los servicios sanitarios y sociales mediante la escuela contribuyen a aumentar las desigualdades sociales.

Un nuevo documento de información de la UNESCO sobre la preparación de la reapertura de las escuelas reúne los datos obtenidos sobre las prácticas actuales, pero también la experiencia y las lecciones extraídas de las crisis precedentes. El documento tiene como objetivo sensibilizar sobre los aspectos principales de la reapertura de las escuelas y proporcionar orientaciones estratégicas a partir de la elaboración de políticas y prácticas vinculadas a esta cuestión particularmente sensible y compleja.

Entre las cuestiones estratégicas abordadas, podemos citar el momento escogido para volver a abrir las escuelas y las condiciones y modalidades de esta reapertura.

Como organismo de las Naciones Unidas encargado de coordinar y dirigir la aplicación del programa mundial de educación, la UNESCO ha garantizado el seguimiento de las respuestas educativas que se han dado a la crisis del COVID-19 a nivel mundial, recopilado y analizado las informaciones, y estudiado la evolución, la magnitud y las consecuencias del cierre de las escuelas debido a la pandemia, así como las respuestas políticas proporcionadas ante estos cierres. La Organización pone estos datos a disposición de las partes interesadas para favorizar el diálogo y los intercambios de experiencias en materia de políticas.