Story

De Notre-Dame al Niño Costero: daños al patrimonio cultural y cómo mitigarlos

13/05/2019
,

La destrucción parcial de la Catedral de Notre-Dame en París hace unos días generó consternación en muchas partes.  No era para menos, uno de los mayores símbolos de Francia, con una antigüedad superior a los 800 años y Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1991, apareció vulnerable ante los ojos de millones.

Esto dio pie a numerosos debates y cuestionamientos sobre la situación del patrimonio en diversos países, y el Perú no es ajeno a eso.

En la nación andina, incendios, desastres de la naturaleza y la fuerza del fenómeno conocido como El Niño han venido teniendo un impacto destructivo sobre miles de años de herencia cultural. ¿Qué hace la UNESCO ante esto?

Lo que sigue es un caso puntual, que permite ver la capacidad de acción de la UNESCO, trabajando de manera concertada con el Estado.

Durante los primeros meses del 2017, las regiones de la costa norte del Perú fueron gravemente afectadas por lluvias torrenciales, deslizamientos e inundaciones que, por sus características específicas, se llamó Niño Costero, con una magnitud que superó todos los registros históricos.

Esta nota busca ayudar a comprender los efectos del cambio climático sobre el patrimonio cultural en un país altamente vulnerable como Perú, e identificar las acciones que pueden tomarse para mitigar sus efectos más dañinos.

Papel de la UNESCO

La UNESCO, desde su creación en 1946, es la agencia de las Naciones Unidas que tiene entre sus mandatos velar por la conservación, protección y promoción del patrimonio y la diversidad cultural de los pueblos del mundo.

 

Este es un tema especialmente importante en una coyuntura global caracterizada por recurrentes conflictos armados y evidencias cada vez más fuertes del cambio climático, debido a que la cultura ha probado ser un medio fundamental para lograr la recuperación emocional, identitaria e inclusive económica de las poblaciones afectadas.

 

Con el fin de reducir la vulnerabilidad del patrimonio y la diversidad cultural, así como fortalecer la capacidad de los Estados Miembros para prevenir y mitigar las pérdidas culturales derivadas de conflictos y desastres naturales, la UNESCO creó en el 2014 la Unidad de Preparación y Respuesta a Situaciones de Emergencia.

 

Acciones de emergencia en Perú

 

En este caso en particular Unidad de Emergencia tuvo un papel clave en el diseño de estrategias para la recuperación y protección de la herencia cultural ante una situación específica en el norte del país.

Las etapas del proyecto, posterior al Niño Costero, incluyeron la recopilación de información de línea de base pre desastre, la recolección de información en el campo y el análisis y reporte de la información, en estrecha coordinación con el ministerio de Cultura de Perú.

 

El equipo de emergencia de UNESCO trabajó de manera especial en las tres regiones del norte del país más afectadas: Piura, Lambayeque y la Libertad.

 

Diagnóstico

Cada región fue clasificada según el tipo de patrimonio cultural que más destaca en su territorio

1. Patrimonio inmaterial

En la región de Piura, para citar un ejemplo, los distritos de Catacaos y Chulucanas son reconocidos como centros de producción de artesanía de alta calidad y, después de las playas, constituyen los destinos más visitados de la región.

Catacaos y Chulucanas son especialmente populares por la cerámica, la filigrana de plata y los sombreros de paja toquilla.

 

Las artesanías constituyen alrededor del 3% del PBI de esta región, con aproximadamente 10,000 artesanos, incluyendo más de 3,000 en Catacaos y más de 600 ceramistas en Chulucanas.

 

2.   Sitios arqueológicos

La costa norte del Perú fue escenario de cuatro grandes civilizaciones anteriores a los incas: Cupisnique, Moche, Lambayeque y Chimú. Como resultado, la zona alberga un gran número de sitios arqueológicos con una antigüedad superior a los 3000 años. 

Entre ellos está Chan Chan, una de las pocas ciudades del mundo construidas con barro, con una extensión aproximada de 2km2, y que fue declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1986.

3. Patrimonio colonial y republicano

Según el inventario del Ministerio de Cultura, en las tres regiones este legado está compuesto por un total de 803 bienes culturales, especialmente de los siglos XVI a XIX.

La mayoría de casonas se encontraban en un mal estado de conservación antes del Fenómeno del Niño Costero, debido a la falta de mantenimiento o vacancia.

Las construcciones religiosas y públicas tienen usualmente un mejor cuidado, ya que se restauran a menudo; por lo tanto, están en mejores condiciones ante las lluvias. Por este motivo, sufrieron un impacto leve durante los recientes eventos.

 

Prevención efectiva

Con el objetivo de prevenir el daño de las ocurrencias más frecuentes y dañinas ocasionadas por El Niño, el Ministerio de Cultura del Perú inició en 2014 un programa pionero de prevención del riesgo de desastre (ENSO 2014), con un presupuesto superior a los 20 millones de soles.

El programa de prevención – ENSO 2014, consistió en la aplicación de un conjunto de medidas de gestión en 63 sitios en las regiones afectadas, e incluyó principalmente la mejora de sistemas de drenaje.

 

En la mayoría de sitios con estructuras desprotegidas, expuestas por excavaciones, el programa construyó techos y cubiertas.

 

Gracias a estos esfuerzos, parte del programa de prevención ENSO 2014, los daños para el patrimonio arqueológico durante el Niño Costero de 2017 fueron exitosamente mitigados.

 

Efectos del desastre

En cuanto al patrimonio inmaterial, el sector de artesanías fue el más afectado por el Niño Costero.

El daño no se limitó a la infraestructura y vivienda, donde las pérdidas han sido significativas, sino que también se presentaron daños potenciales en el largo plazo para la sobrevivencia de tradiciones.

Las lluvias y las inundaciones afectaron particularmente la disponibilidad de materias primas (arcilla, mimbre, caña, etc.); el acceso al mercado (caída en las visitas turísticas); falta de poder adquisitivo dentro de las comunidades afectadas; interrupción de las ferias semanales, etc.

Caso: Caballitos de Totora 

La fabricación de los famosos caballitos de totora es una tradición local milenaria en Huanchaco, en la costa de Trujillo, reconocida como Patrimonio Cultural de la Nación.

A lo largo de la costa se cultiva una caña especial en pozos de agua dulce cavados en la arena. Debido a El Niño, la ocurrencia de grandes oleajes anómalos trajo agua salada a los pozos de junco, dañando las plantas y resultando en una caña de menor calidad.

Debido a esto los pescadores no pueden construir sus barcas, y salir a pescar. Lo que es más importante, si no se hace nada sobre los pozos en donde crece la caña, y por lo tanto sobre la calidad reducida de la caña, es muy probable que la tradición desaparezca.

Un caso exitoso: Chan Chan, Sitio Patrimonio Mundial

Chan Chan formó parte del programa ENSO 2014, y recibió importantes inversiones en sistemas de drenaje y geotextil, así como cubiertas de adobe para proteger los vestigios arqueológicos originales y la construcción de estructuras techadas por encima de las partes más valiosas del sitio.

 

Pese a que el sitio sufrió el efecto de fuertes lluvias torrenciales, las medidas preventivas fueron muy efectivas.

 

El drenaje impidió que las estructuras de las paredes de adobe fueran inundadas y fue suficiente para mover rápidamente el agua lejos de los restos arqueológicos.

 

Edificaciones coloniales y republicanas

 

Los tipos más importantes de daños consistieron en colapsos de techos, grietas en muros y asentamientos de cimientos.

 

En las tres regiones, las estructuras más dañadas son de propiedad privada, y afectaron a más del 60% del total.

 

Impacto económico del Niño Costero

 

En general, la afectación fue amplia en todos los sectores.  Solo para dar un ejemplo específico: los damnificados en Piura fueron alrededor de 2,000 artesanos y sus familias.

 

Sus ingresos se redujeron en un 80% para los ceramistas, y en un 90% y hasta un 100% para los fabricantes de joyería y sombreros de paja toquilla.

 

En términos de pérdidas, el impacto fue relativamente menor en la mayoría del patrimonio colonial y republicano.  

 

Impacto macro-económico

 

Los resultados de la intervención de la Unidad de Preparación y Respuesta a Situaciones de Emergencia de la UNESCO, demuestran que el patrimonio material e inmaterial, y las industrias culturales tienen un impacto económico importante en determinadas localidades.

 

Por ejemplo, en los casos de Catacaos o Chulucanas, esta forma de producción y comercialización de bienes artesanales constituye casi la totalidad de las actividades económicas.

 

Este punto de vista integrador permite entender que existen comunidades enteras en las que las actividades culturales constituyen el medio de vida de la mayoría de sus pobladores, aun cuando a nivel regional o supra regional las actividades culturales parecen tener un papel menor.

 

Estrategia de recuperación

 

Después de evaluar los procesos y el daño ocasionado por el fenómeno climatológico del Niño Costero, la UNESCO estuvo en condiciones de proponer distintos tipos de medidas que ayuden a mitigar efectos futuros en las tres regiones. Estas recomendaciones incluyen, entre un conjunto de varias otras medidas :

 

1.      Patrimonio inmaterial

 

A corto plazo:

• Restaurar talleres de artesanos.

• Implementar programas de prevención de desastres.

• Fortalecer mecanismos de transmisión de conocimientos tradicionales.

Mediano plazo:
• Reparar rutas de acceso. 
• Facilitar canales para las ventas regionales y nacionales.
 

Largo plazo:
• Implementación de tiendas- talleres de artesanías que promuevan el comercio justo.
• Mejorar la inscripción en el Registro Nacional de Artesanos (ARN).

2.    Sitios arqueológicos

A corto plazo:
• Restaurar corrientes y fugas.
• Fortalecer los sistemas de drenaje y ampliar su capacidad.

Mediano plazo:
• Mejorar los bordes de las antiguas corridas para proteger las estructuras visibles.
• Mejorar drenajes en sitios operados por el programa ENSO 2014.

Largo plazo:
• Ampliar el sistema de prevención a nuevos sitios.
• Incorporar nuevos sitios turísticos como Huaca Banderas
.

3.      Sitios coloniales y republicanos

A corto plazo:
• Crear un centro de atención a emergencias en las áreas históricas afectadas.
• Crear programas de formación profesional a nivel local.

Mediano plazo:
• Crear de un programa de alerta temprana. 
• Incluir legalmente a los líderes locales en el proceso de toma de decisiones.

Largo plazo:
• Realizar seguimiento a las intervenciones de reparación realizadas en monumentos.
•Creación de cátedras de investigación sobre intervenciones de reparación y rehabilitación en monumentos de adobe y mampostería con universidades locales.
• Difundir entre la población los esfuerzos y resultados obtenidos de la estrategia de gestión.

Costos de la recuperación

En cuanto a las diferentes categorías consideradas, el costo de la recuperación de patrimonio arqueológico se calculó en unos 24 millones de soles.

El costo estimado de recuperación de patrimonio colonial y republicano en las tres regiones (433 edificios), en aproximadamente 170 millones de soles.

En total, el costo de recuperación del sector cultura en estas tres regiones (sitios arqueológicos, patrimonio inmaterial, artesanías, patrimonio colonial y republicano y museos), asciende a los 390 millones de soles.

Visión para la recuperación

Uno de los factores clave para la recuperación y mantenimiento del patrimonio cultural en esta parte del país tiene que ver con la naturaleza recurrente de El Niño. 

 

Esto va a exigir una mayor atención al momento de la reconstrucción y a la continuidad en la aplicación de medidas de prevención.

Es importante aprovechar la experiencia actual en la recopilación de datos y la evaluación de daños, para preparar mejor a las instituciones públicas para eventos futuros.

La evaluación ha demostrado que muchas medidas preventivas adoptadas, especialmente para los sitios arqueológicos (programa ENSO 2014) y para los museos, han permitido evitar grandes daños y pérdidas.

Los resultados de la participación de la UNESCO demuestran dos aspectos centrales: el valor de la cultura en el desarrollo humano de las poblaciones más vulnerables de las regiones estudiadas, y la alta efectividad de medidas de mitigación en la protección de patrimonio arqueológico inmueble y el patrimonio colonial y republicano.

La catedral de Notre Dame de París

Construida entre 1163 y 1245 en la Île de la Cité, la Catedral de Notre Dame de París es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. El nombre de la catedral significa Nuestra Señora y está dedicada a la Virgen María.

El 15 de abril de 2019, la catedral de Notre Dame sufrió un grave incendio que provocó daños importantes en el tejado y derribó la aguja de la torre principal. 

Más noticias de Notre Dame