La muralla romana de Lugo - España

13/05/2020

Estas antiguas murallas están en excelente estado de conservación y son el mejor ejemplo de fortificaciones romanas tardías en Europa occidental.
Puede que no podamos viajar durante la pandemia de Covid-19, pero aún podemos descubrir la antigua Roma.
Inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial en 2000, las murallas romanas de Lugo, una ciudad del noroeste de España, son un excepcional legado arquitectónico y arqueológico de la ingeniería romana. Fechadas en los siglos III y IV d.C., las murallas fueron construidas para defender la ciudad romana de Lucus.

Construidas de pizarra y granito, los muros se extienden a lo largo de 2.000 metros y varían en altura entre 8 y 10 m, y tienen una anchura de 4,2 a 7 metros. Las murallas todavía contienen 85 torres externas, 10 puertas (cinco de las cuales son originales y cinco creadas en tiempos modernos), cuatro escaleras y dos rampas que dan acceso al paseo a lo largo de la parte superior de los muros. Cada torre contenía escaleras de acceso que conducían al paseo a lo largo de la parte superior de la muralla.

Las murallas de Lugo son el ejemplo más completo y mejor conservado de la arquitectura militar romana del Imperio Romano de Occidente. A pesar de las obras de renovación realizadas, las murallas conservan su trazado y características defensivas originales, incluyendo almenas, torres, fortificaciones, puertas y escaleras, y un foso.

Los habitantes locales y los visitantes las han utilizado como zona de disfrute y como parte de la vida urbana durante siglos.

Descubre la exposición en línea de Las Murallas romanas de Lugo, impulsada por Google Arts & Culture.

El director del sitio, Ignacio López de Rego Lage, informa desde Lugo para explicar cómo la ciudad está haciendo frente a la pandemia de Covid-19.