Mosul, cuando la música es más que música

11/03/2020

En junio de 2014, cuando los extremistas violentos tomaron Mosul, una ciudad conocida por su profunda y diversa vida cultural, la música dejó de sonar. 

En el marco de la iniciativa “Revivir el espíritu de Mosul”, la UNESCO ha lanzado un programa para reavivar las tradiciones musicales de Mosul a través del patrimonio, la vida cultural y la educación. 

Somos un pueblo de amor, de belleza, de civilización, de música. La música es sinónimo de belleza para toda la humanidad, y forma parte de la personalidad de Mosul e Iraq

Ehsan, violinista de 39 años

"La música es vida", afirma Ehsan Akram Al Habib, violinista de 39 años de Mosul quien fue testigo de cómo la ciudad perdía la belleza de su música. “Con la diversidad de sus religiones y civilizaciones, Mosul es un mosaico que representa a todo Iraq”, agrega.

“Revivir las tradiciones musicales de Mosul” busca sensibilizar al público a la diversidad musical de la ciudad. En la provincia de Nínive, en Iraq, conviven muchas minorías religiosas, culturales y étnicas, cada una con sus canciones y formas musicales específicas, e incluso instrumentos musicales que unen historia, música y tradición. “Somos un pueblo de amor, de belleza, de civilización, de música. La música es sinónimo de belleza para toda la humanidad, y forma parte de la personalidad de Mosul e Iraq", afirma Ehsan.

El programa forma parte del proyecto “Escuchar a Iraq”, que la UNESCO está desarrollando en Mosul en colaboración con "Action for Hope", una ONG creada en 2013 cuyo propósito es ayudar a las poblaciones vulnerables fomentando la diversidad cultural y fortaleciendo la cohesión social, para así reconstruir la vitalidad de la escena artística de la ciudad y el país. “Al traer de nuevo la música a Mosul”, recalca Ehsan, “estamos tratando de devolver la vida a nuestra ciudad”.

La UNESCO ha comenzado también a inventariar las diversas prácticas musicales a partir de estudios anteriores realizados por músicos iraquíes. El objetivo es identificar intérpretes de al menos cuatro prácticas musicales diferentes que sean también capaces de enseñarlas. 

Esta fase irá seguida de un seminario de músicos profesionales y docentes de música de Iraq y otros países de la región para intercambiar metodologías de enseñanza y estilos de interpretación. Por último, se formará a jóvenes músicos en estas diferentes prácticas musicales.

“Action for Hope” es una organización sin fines de lucro dirigida por Basma El Husseiny, que colabora con la UNESCO en la aplicación de la Convención sobre la promoción y protección de la diversidad de las expresiones culturales de 2005.