News

Los ministros de educación anuncian su plan de reapertura de las escuelas después del cierre debido al COVID-19

30/04/2020

Aunque la mayoría de los gobiernos no ha determinado la fecha de reapertura de los centros educativos, las medidas presentadas por los ministerios de educación durante la reunión virtual ad hoc, organizada por la UNESCO el 29 de abril de 2020, prevén una estrategia por etapas que da prioridad a la salud, la seguridad y a los cursos de recuperación.

Según las cifras que posee la UNESCO, 71 países ya han anunciado la reapertura de los centros educativos, de los cuales 12 ya los han vuelto a abrir, 52 han establecido una fecha en el año escolar en curso y 7 no piensan abrir hasta que comience el nuevo curso. La mayor parte de los países – 128 – no han anunciado ninguna fecha todavía.

Al presentar la situación actual, la Sra. Stefania Giannini, Subdirectora General de Educación de la UNESCO, declaró: “La decisión de reabrir las escuelas es uno de los temas sensibles de la actualidad política, y depende de la evolución de la pandemia y de la situación de cada país. La prioridad debe ser proteger la salud y el bienestar de los alumnos e instaurar un clima de confianza.” Asimismo, expuso las condiciones previas para la reapertura de las escuelas, así como las diferentes soluciones para organizar el regreso de los alumnos a las clases.

La Sra. Giannini recordó que el Marco para la Reapertura de las Escuelas, publicado conjuntamente por el Banco Mundial, el Programa Mundial de Alimentos, la UNESCO y el UNICEF proporciona las directrices para ayudar a las autoridades nacionales y locales a decidir las razones, cuándo y cómo volver a abrir los centros escolares.

Al presentar estas directrices, el Sr. Robert Jenkins, responsable de educación de la UNICEF y el Sr. Jaime Saavedra Chanduvi, director general de las prácticas mundiales de educación del Banco Mundial, insistieron en que “mientras los niños más marginados permanezcan fuera de la escuela, se volverá más difícil su regreso a éstas”. La decisión de volver a abrir los centros escolares no es solo competencia del ámbito de la educación. Se trata, ante todo, de una decisión de salud pública que necesita considerar diversos factores, examinando los medios para reducir los riesgos de contaminación. 

Los ministros celebraron la publicación de estas directivas y expusieron sus estrategias graduales de reapertura de las escuelas, que prevén mantener el aprendizaje a distancia hasta que todos los alumnos puedan regresar a las aulas.

La evolución de la pandemia sirve de guía para todas las decisiones que se tomen. En Japón, la Sra. Mami Omaya, viceministra de educación, explicó que la reapertura de las escuelas y las fechas de exámenes se decidirán de manera progresiva, según la evolución de la pandemia en las próximas semanas. La ministra preparó las directivas sobre la reapertura en las que figuran múltiples recomendaciones en materia de salud y seguridad.

El ministro interino de educación de la República Islámica de Irán indicó que las escuelas volverán a abrir en septiembre, cuando comience el próximo curso escolar, en función de los datos arrojados por el seguimiento de la pandemia, excepto los centros de educación superior que podrán volver a abrir sus puertas antes. Insistió en la importancia de mantener la enseñanza a distancia para que culmine el año escolar en curso.

La Sra. Sengdeuane Lachanthaboune, ministro de educación de la República Democrática Popular Lao, comunicó que su país se estaba preparando para volver a abrir las escuelas de forma progresiva el 18 de mayo, en lo que respecta a los niveles de enseñanza que culminan con un examen final, mientras que los restantes abrirán algunas semanas después. Se han aplicado medidas estrictas como tomar la temperatura, la obligatoriedad de llevar máscara y el distanciamiento social fundamentalmente. Paralelamente se llevará a cabo el aprendizaje a distancia mediante las plataformas en línea, la televisión y la radio.

En Europa también se han adoptado algunas estrategias. En Italia, el gobierno anunció que los centros escolares volverán a abrir en septiembre. La Sra. Lucia Azzolina, ministra de educación de Italia, explicó que esta decisión se basa en los datos fehacientes y toma en cuenta las recomendaciones de un comité científico, de una amplia consulta de las partes interesadas, así como el seguimiento del aprendizaje a distancia. Asimismo, subrayó la importancia de la educación para la vida social y económica del país y su papel crucial en el proceso de salida de la crisis. “Prevemos contratar 24.000 docentes, incitar a los jóvenes para que escojan la profesión docente y comenzar el nuevo curso escolar con un amplio programa de cursos de recuperación de contenidos”, declaró.

El Sr. Jean-Michel Blanquer, ministro de educación francés, describió la estrategia progresiva que ha escogido su país de reapertura de las escuelas a partir del 11 de mayo. Indicó que el proceso podría variar de una región a otra, según los niveles de presencia del virus. “Limitaremos la cantidad de educandos en cada aula y distribuiremos a los alumnos en los diferentes espacios.” Un documento de carácter nacional expone las medidas sanitarias específicas que todos los centros educativos deberán respetar, y el programa pedagógico se adaptará a los diferentes niveles para que se tome en cuenta que este curso será más corto. Los padres pueden escoger entre enviar a sus hijos a la escuela o mantenerlos en la casa desde donde continuarán el aprendizaje en línea.

Croacia adoptó una estrategia similar. Un representante del Ministerio explicó que las escuelas volverán a abrir progresivamente a partir del 11 de mayo, y que los padres decidirán si envían o no a sus hijos a las aulas.

Con respecto a los Estados Árabes, el Sr. Tarek Al Majzoub, ministro de educación libanés, recordó que, en su país, esta crisis se ha añadido a la crisis económica y social que ya existía anteriormente. Indicó que las escuelas volverán a abrir en varias etapas, destacando la necesidad de explorar nuevas opciones y de promover el concepto de “solidaridad educativa resiliente”.  

En América Latina, los ministros de educación de varios países evocaron la dificultad de luchar contra las desigualdades durante el cierre de las escuelas y describieron sus planes de reapertura. Estas dificultades fueron puestas de relieve por el Sr. Nicolás Trotta, ministro de educación argentino, cuyo país no ha determinado aún la fecha de reapertura de los centros educativos. El gobierno ha recurrido a los recursos digitales, manuales escolares, la televisión y la radio para garantizar la continuidad pedagógica.

En Perú, en donde no se ha definido ninguna fecha para la reapertura de las escuelas, el Sr. Martín Benavides, ministro de educación, también comunicó su preocupación con respecto a las desigualdades. “Nos preocupan ciertas categorías de personas, fundamentalmente los alumnos de primaria de las regiones rurales. Deseamos apoyarnos en la experiencia de otros países para organizar la reapertura.”

En Costa Rica no se ha determinado ninguna fecha para la reapertura de los centros educativos. La Sra. Melania Brenes, viceministra de educación, explicó: “Las medidas estrictas de distanciamiento social están aún en vigor en nuestro país. El examen nacional de fin de curso fue anulado. Damos seguimiento a la situación en ciertas regiones para prevenir las deserciones escolares.”

Varios ministros precisaron que las innovaciones aplicadas en el periodo de cierre de las escuelas podrán mantenerse como complemento de las prácticas pedagógicas corrientes durante la reapertura.

La Sra. María Victoria Angulo, ministra de educación colombiana, declaró que su país se preparaba para reabrir progresivamente los centros educativos, en particular en las regiones rurales y remotas, con el objetivo de garantizar que se respeten las medidas de distanciamiento social. Se están desarrollando aplicaciones digitales dirigidas a los docentes que abordan los problemas sociales y afectivos. Las evaluaciones de los alumnos se organizarán de manera diferente.

El Sr. Esteban Moctezuma Barragán, ministro de educación mexicano, volvió a examinar el largo periodo de cierre de las escuelas, durante el cual se dio prioridad a mantener el vínculo entre los niños, los docentes y los padres. Indicó que todos los alumnos del país disponían de manuales gratis, y que casi todos tenían acceso a los programas televisivos educativos. “Es un método de aprendizaje a distancia completamente novedoso que pensamos mantener después de la reapertura de las escuelas. Se utilizan también programas educativos difundidos en 15 lenguas en las regiones que no poseen acceso a la televisión.”

En Ecuador, la reapertura de los centros educativos se realizará de manera progresiva. El desafío fundamental, como explicó el ministro interino de educación, es cambiar los hábitos de enseñanza y aprendizaje. “El contacto entre los docentes, los niños y los padres es primordial para poder proporcionar ayuda cuando sea necesario. Trabajamos para mejorar el acceso a Internet. Nuestro objetivo es reforzar el aprendizaje en línea para que se convierta en un medio de educación más duradero.”

Al cierre de la reunión, la Sra. Giannini reconoció que la reapertura de las escuelas era una cuestión compleja y recordó que era importante adoptar una perspectiva a largo plazo. “Debemos trabajar unidos para hacer que nuestros sistemas educativos sean más resilientes, y prepararlos mejor ante los cambios actuales, así como ante las crisis que podrían ocurrir en el futuro”.