Article

Los miembros de la Coalición Mundial para la Educación se comprometen a apoyar la intervención de urgencia en Beirut

07/09/2020

Durante una reunión virtual de urgencia que tuvo lugar el 1° de septiembre de 2020 los miembros de la Coalición Mundial para la Educación se comprometieron a apoyar la reanudación de la educación en el Líbano, tras la trágica explosión que sacudió a la ciudad de Beirut el mes pasado.

Más de 160 centros escolares fueron dañados durante la explosión del 8 de agosto, algo que afectó al menos a unos 85.000 alumnos. Los casos de COVID-19 se dispararon después de esta explosión, creando nuevas tensiones en una sociedad y un sistema educativo que ya hacían frente a sucesivas crisis financieras, sanitarias y de infraestructuras. 

Durante la inauguración de la reunión en la que participaron más de 80 miembros de la Coalición, la Sra. Stefania Giannini, Subdirectora General de Educación de la UNESCO declaró: “Debemos mostrar la capacidad de la Coalición Mundial para la Educación para proporcionar soluciones y mostrar su solidaridad con el Líbano. La UNESCO se ha comprometido en dirigir este proceso.”

“Agradecemos a la UNESCO por su apoyo en la coordinación de esta respuesta urgente”, afirmó el Dr. Tarek Majzoub, ministro de Educación del Líbano. “Hacemos un llamamiento a actuar urgentemente. Hay que garantizar el aprendizaje, en particular entre los alumnos más vulnerables, y que todos los educandos del Líbano puedan sacar provecho de este esfuerzo.”

Fadi Yarak, director general del Ministerio de Educación y Enseñanza Superior del Líbano, recordó que esta catástrofe ha ocurrido en un momento difícil para el Líbano, ya confrontado a diferentes crisis en los ámbitos económico y social, durante la COVID-19. “Son momentos difíciles para todos, pero conservamos nuestro optimismo gracias al apoyo que proporciona la UNESCO al Líbano y a este grupo admirable de miembros de la Coalición”, afirmó.

Los compromisos abarcan la rehabilitación de las escuelas dañadas, la asistencia técnica, el acceso a las plataformas de aprendizaje a distancia, el suministro de contenidos para la enseñanza a distancia y el apoyo a la educación superior.

Entre los compromisos de los miembros de la Coalición Mundial para la Educación figuran:

  • Education Above All: 10 millones de dólares estadounidenses para apoyar la reconstrucción de las escuelas y universidades.
  • IBM: apoyo financiero a las organizaciones que brindan apoyo en el terreno y acceso a su plataforma de competencias digitales.
  • Microsoft: apoyo al desarrollo profesional de los docentes y al aprendizaje a distancia, y acceso a los recursos de formación en línea.
  • Uber: 5.000 trayectos hacia las organizaciones asociadas en el marco de los esfuerzos que se llevan a cabo para ayudar a las comunidades, así como apoyo en el suministro del conjunto de herramientas para los alumnos de las escuelas afectadas por la explosión.
  • Maskott-Tactileo: despliegue de un sistema de gestión de aprendizajes en acceso libre para apoyar el aprendizaje de los alumnos y la formación de los docentes durante un periodo de 18 meses.
  • Pix: acceso a las plataformas de servicio público en línea para evaluar, desarrollar y certificar las competencias digitales de los educandos y docentes.
  • Praekelt: desarrollo de la tecnología en que se apoya el conducto de emergencia WhatsApp sobre la situación actual y la reanudación de la escuela.
  • La Fundación Age of Learning, World Education, Curious Learning, Eidos Global y el Instituto Tony Blair para el Cambio Global forman parte de los restantes miembros de la Coalición Mundial que intensifican su apoyo con miras a garantizar la continuidad del aprendizaje.

Estos compromisos son una respuesta al llamamiento internacional para recaudar fondos, una iniciativa llamada “Li Beirut” (“Por Beirut”, en árabe), lanzada por Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, con miras a apoyar la recuperación de los sectores de la educación y la cultura. La UNESCO se comprometió a rehabilitar inmediatamente 40 de las 159 escuelas afectadas con los fondos ya recaudados. En los próximos meses, la UNESCO dará prioridad a la financiación de la escolaridad y de la enseñanza a distancia, una cuestión prioritaria para los 85.000 estudiantes afectados.

El gobierno libanés prevé la reapertura de las escuelas el 29 de septiembre y para llevarla a cabo utilizará modalidades de enseñanza a distancia, mientras que la Coalición Mundial para la Educación trabaja con miras a garantizar que todos los educandos accedan a la educación y el aprendizaje, en particular aquellos que han resultado más afectados por las crisis recientes.

Desde su creación a comienzos de la pandemia de COVID-19, la Coalición Mundial para la Educación se ha convertido en una red esencial para dar respuesta a los desafíos sin precedentes a los que actualmente tiene que hacer frente la educación.

Photo : UNESCO/Fouad Choufany