Más que una celebración, un compromiso en favor del primer Día Internacional de la Educación

30 enero 2019

educationday-final-article.jpg

Getty Images / monkeybusinessimages

El 24 de enero de 2019, durante un evento que tuvo lugar en la Sede de las Naciones Unidas, la Organización celebró el Día Internacional de la Educación con un llamamiento al compromiso con la educación más que a una simple celebración. .

“Necesitamos una inversión constante y renovada en la educación para alcanzar los objetivos de la agenda mundial de Educación 2030”, afirmó el Sr. Jens Frolich Holte, Secretario de Estado ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega, al recordar que su país había duplicado la ayuda a la educación en cuatro años, y que tenía previsto incrementar aún más su apoyo.

La educación como fuerza motriz de la inclusión y el empoderamiento

Organizada conjuntamente por la UNESCO y las delegaciones permanentes de Nigeria, Irlanda, Singapur, Qatar y Noruega, el evento hizo hincapié en la educación como fuerza motriz de la inclusión y el empoderamiento.

Durante la inauguración, la Sra. Geraldine Byrne Nason, embajadora y representante permante de la República de Irlanda ante las Naciones Unidas, y moderadora del evento, declaró que la educación, una prioridad de primer orden para su país, “[hacía] del planeta un lugar más seguro y mejor para cada uno de nosotros”. Al recalcar la necesidad de un incremento de las inversiones en favor de la educación de las niñas, subrayó que “invertir en la educación de las niñas [era] sinónimo de sostenibilidad para la sociedad, es decir, de esperanza para el avenir”, anunciando a su vez que Irlanda alentaría las inversiones en la educación.

Al recordar que solo nos separan 12 años del 2030, la Subdirectora General de Educación de la UNESCO, pidió que se reforzara la cooperación y el aumento de las inversiones en todos los niveles. “Es una inversión con consecuencias importantes para la población y las sociedades. Durante la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas, invitaremos a los jefes de Estado a expresar con claridad su compromiso con miras a la educación. Esperamos que se tomen en consideración la educación y las competencias en el G7 y el G20, y que las organizaciones regionales las incluyan en sus programas.”

“Todavía queda mucho por hacer para llegar a quienes han quedado rezagados”, expresó el profesor Tijani Muhammad Bande, embajador y representante permanente de Nigeria, el país que tomó la iniciativa al presentar la resolución que creó el Día Internacional de la Educación. “Debemos aumentar el alcance de la educación, mejorar los resultados del aprendizaje, aunque también crear alianzas, promover el compromiso político y favorecer la toma de conciencia.”

Qatar destacó las alianzas que se han creado mediante la fundación Education Above All, que abarca 50 países y llega a 10 millones de niños, mientras que Singapur subrayó el papel de la educación en la promoción del compromiso cívico, de las competencias interculturales y de las competencias digitales para poder adaptarse a las nuevas exigencias del mercado laboral. La Sra. Jophie Tang, representante permanente adjunta, afirmó que se trataba de una primera etapa “para favorecer una toma de conciencia mundial de la importancia de la educación y de su repercusión en las sociedades.”

“Concretar la promesa del ODS 4 significa centrarse específicamente en los niños que han quedado fuera, adaptando las intervenciones con el objetivo de responder a las necesidades educativas, invirtiendo en los métodos conocidos para ser más eficacaces en el centro de nuestros esfuerzos”, afirmó el Sr. Omar Abdi, subdirector ejecutivo de UNICEF.

Hacer de la educación universal de calidad una prioridad absoluta

En un mensaje de vídeo difundido durante la inauguración del evento, el Papa Francisco expresó su apoyo a los “esfuerzos de la UNESCO en aras de promover la paz en el mundo gracias a la educación”. “Espero que la educación esté al alcance de todos, y que sea inclusiva”, añadió.

Con miras a alentar una mayor colaboración en materia del ODS 4, representantes del mundo académico, del sector empresarial y de la Alianza Mundial para la Educación, así como la Sra. Yasmina Sherif, directora de Education Cannot Wait, que congrega a los agentes del sector humanitario y del desarrollo que trabajan en 19 países afectados por crisis, hicieron oír sus voces durante dos mesas redondas.

Durante esa misma jornada, la Sra. Giannini impulsó el lanzamiento del Grupo de Amigos de la Educación y del aprendizaje a lo largo de toda la vida, copresidido por Argentina, Chequia, Japón, Kenya y Noruega. El Grupo tiene como objetivo situar a la educación como prioridad global en la Sede de las Naciones Unidas y reforzar las sinergias entre el Comité de Dirección del ODS-Agenda 2030 y los órganos rectores de las Naciones Unidas tales como la Asamblea General de las Naciones Unidas y el Foro Político de Alto Nivel. “Nuestro Grupo facilitará una promoción que se alinee con el papel clave de la educación con el objetivo de alcanzar el conjunto de Objetivos de Desarrollo Sostenible y llevará a cabo esfuerzos con miras a proporcionar a los Estados miembros, así como a las partes interesadas, una plataforma común para promover las prácticas idóneas”, afirmó el Sr. Koro Bessho, embajador y representante permanente de Japón ante las Naciones Unidas, quien se expresó en nombre de todos los copresidentes.