Logros en materia de inclusión de cuestiones relativas a LGBTI en la educación en Europa

07 marzo 2018

Menos de la mitad (21) de los Estados Miembros del Consejo de Europa han puesto en marcha planes de acción en el plano regional o nacional con la finalidad explícita de prevenir y afrontar el acoso escolar por razones de orientación sexual y la identidad o expresión de género (SOGIE, por sus siglas en inglés). Es lo que se desprende de una reciente investigación llevada a cabo por el IGLYO, la Organización Internacional de Jóvenes y Estudiantes Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero, Queer e Intersexuales (LGBTQI).

No obstante, un total de 31 Estados Miembros ya han aprobado leyes para afrontar la discriminación en la educación, indicando explícitamente la protección de criterios como la orientación sexual, la identidad o la expresión de género, o las variantes de género.

Esta investigación forma parte del primer Índice e Informe sobre la educación inclusiva en lo tocante a las personas LGBTQI, elaborado por el IGLYO como continuación de la Reunión ministerial internacional de la UNESCO sobre respuestas del sector de la educación a la violencia basada en la orientación sexual y la identidad o expresión de género en 2016, con miras a recopilar datos cualitativos sobre la legislación, las políticas, la formación de los docentes y los planes de estudio inclusivos para personas LGBTQI.

Estos datos preliminares fueron presentados con motivo de una reunión que tuvo lugar, en enero de 2018, en el Parlamento Europeo, en Bruselas, que contó con el apoyo de la UNESCO y fue organizada por la IGLYO y los intergrupos del Parlamento Europeo como el dedicado a los derechos de la infancia y el de derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI).

La reunión congregó a los representantes de los países europeos que lanzaron el Llamamiento Ministerial a la Acción.

Dichos representantes examinaron conjuntamente los logros alcanzados en la aplicación de una educación inclusiva y equitativa para todos los educandos, identificaron las prácticas idóneas y planificaron las acciones futuras, fundamentalmente el próximo lanzamiento de una publicación conjunta de la UNESCO y del Consejo de Europa sobre las respuestas del sector educativo a las cuestiones relativas a la violencia basada en la orientación sexual y la identidad o expresión de género en la región.

De conformidad con el informe Abierta mente, publicado por la UNESCO en 2016, la violencia en el ámbito escolar y en otros contextos del sector educativo representa un problema de envergadura mundial, y resultan más vulnerables los educandos no conformes con las normas sexuales y de género predominantes, entre los que figuran lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI).

Christophe Cornu, especialista principal del programa y coordinador del equipo de Salud y Educación de la UNESCO afirmó: “La UNESCO celebra la creación del Índice e Informe sobre la educación inclusiva LGBTQI de la IGLYO, que destaca a la vez las prácticas idóneas y los ámbitos de desarrollo con miras a que los educandos LGBTI se sientan integrados a los establecimientos educativos en toda Europa. Aunque es cierto que se debe reconocer que muchos de estos educandos se sienten seguros y respaldados, todavía queda mucho por hacer para garantizar una educación inclusiva para todos”.

“La UNESCO ratifica su compromiso de apoyar las respuestas de los Estados Miembros a las cuestiones relativas a la violencia basada en la orientación sexual y la identidad o expresión de género. Esperamos que el Llamamiento Ministerial a la Acción y el informe Mente abierta sigan siendo herramientas útiles para implicar y orientar a los Estados Miembros sobre estas cuestiones”.