Llamamiento de la Cumbre de las Naciones Unidas en Bonn a los asociados para acelerar la educación sobre el cambio climático

16 noviembre 2017

La importancia crucial de la educación para responder a escala internacional a las cuestiones relativas al cambio climático ha sido el mensaje fundamental de la Jornada sobre la Educación que tuvo lugar durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 23), en Bonn, Alemania, el 17 de noviembre de 2017.

Tanto la UNESCO como sus asociados nacionales, internacionales y de las Naciones Unidas organizaron un conjunto de eventos paralelos y mesas redondas a lo largo de esta jornada, fundamentalmente un debate de alto nivel titulado “Aunar esfuerzos en aras de una educación sobre el cambio climático – Llegar más lejos y más rápido, unidos mediante alianzas”, organizada conjuntamente con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) y la presidencia de la COP, ostentada por Fiji.

Los representantes gubernamentales de alto nivel y las organizaciones internacionales reflexionaron sobre la manera en que las alianzas internacionales en el plano de la educación pueden acelerar la aplicación del acuerdo de París sobre el clima y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), así como comprometer a un número importante de niños, jóvenes, profesionales, responsables políticos y al conjunto de la sociedad en acciones a favor del clima.

Necesidad de la educación y de disponer de asociados sólidos con miras a transformar la sociedad

Al tomar la palabra durante el evento, Sr. Shyamal Majumdar, director del Centro Internacional UNESCO-UNEVOC para la Educación y la Formación Técnica y Profesional, afirmó: “Se debe reforzar la puesta en marcha de una acción en favor del clima y dicha acción exige que se tomen medidas en el ámbito de la educación y de las capacidades”.

“Creo que nos encontramos en el umbral de una transformación increíble, una transformación que ofrece enormes oportunidades económicas. Pero las transformaciones no ocurren cuando estamos aislados. La educación es clave. Una buena educación exige asociados sólidos”, afirmó la Sra. Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC.

Su Alteza Real, la Princesa Lalla Hasnaa de Marruecos, Presidenta de la Fundación Mohammed VI para la protección del medio ambiente, afirmó que “es inútil insistir en el papel determinante de la educación para que se tome conciencia de los desafíos climáticos. En cambio, lo que sí tiene gran importancia es unirse y comparar con regularidad nuestras perspectivas con miras a enriquecerlas”.

La Sra. Mereseini Vuniwaqa, Ministra de las Mujeres, los Niños y la Reducción de la Pobreza de Fiji, hizo un llamamiento para encontrar soluciones a largo plazo: “Debemos restablecer una relación respetuosa con la naturaleza, y para ello, necesitamos la educación. Debemos sacar a los niños de las aulas para que vean, comprendan y juzguen por sí mismos lo que resulta más conveniente”.

Cambiar las mentalidades, no el clima

Otro evento paralelo, organizado conjuntamente con otras nueve agencias de las Naciones Unidas, estudió también el papel clave que desempeñan las alianzas a todos los niveles y en todos los sectores a fin de estimular la contribución del aprendizaje y de las capacidades en las medidas de adaptación a los cambios climáticos, así como en atenuar sus efectos. Durante el evento se presentaron nuevos asociados que pueden ser de gran ayuda para los diferentes agentes, con ejemplos sacados de diferentes sectores en todas partes del mundo.

Entre los ejemplos presentados figuró la Red del Plan de Escuelas Asociadas de la UNESCO (RedPEA) que moviliza a más de 11,000 escuelas en todo el mundo. Las escuelas utilizan el documento “Prepararse para el cambio climático: una guía para los centros educativos sobre medidas relacionadas con el cambio climático” y crean asociaciones con sus comunidades. Jan Hendrik, un alumno de 14 años de una escuela alemana de la RedPEA, explicó que los intercambios escolares a nivel mundial han sido fuerzas motrices para cambiar las mentalidades a fin de llevar a cabo acciones a favor del clima. “En lo adelante, puedo contribuir a la evolución de mi escuela hacia un aprendizaje sostenible”.

Las prácticas idóneas demuestran cómo la sensibilización conduce a llevar a cabo acciones a favor del clima

Durante una conferencia de prensa titulada “Las prácticas idóneas para llevar a cabo acciones con miras a responsabilizar a las personas en cuestiones climáticas”, organizada por el Centro para la Educación Ambiental (CEE), la India, la UNESCO y el CMNUCC, se presentó un conjunto de estudios de casos en materia de educación sobre el cambio climático con miras a atenuar esta situación y a favorecer la adaptación en todas partes del mundo. En representación de la UNESCO, la Sra. Julia Heiss, jefa del equipo EDS de la Organización afirmó: “Los estudios de casos son importantes para ilustrar la manera en que los esfuerzos de sensibilización comprometen a las personas a adaptarse a los cambios climáticos y a contribuir a atenuar sus efectos. Espero que estudios como estos alentarán a muchas otras personas y asociaciones a seguir por este camino”.

Durante la jornada, se celebraron en el pabellón de la UNESCO, diferentes mesas redondas de corta duración y presentaciones sobre diversos temas, fundamentalmente sobre la preparación de las escuelas para el cambio climático, la formación de los docentes en materia de cambio climático, el liderazgo de los jóvenes y la enseñanza y formación técnica y profesional basadas en la ecología. Estos debates fueron dirigidos por la UNESCO, las escuelas de la RedPEA, los asociados, los expertos, los profesionales y representantes de jóvenes de todo el mundo.

Los participantes de la COP 23 visitaron también el puesto temático de la UNESCO sobre el ODS 4 relativo a la calidad de la educación, organizado conjuntamente con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Instituto de las Naciones Unidas para Formación Profesional e Investigaciones (UNITAR) con el objetivo de informar acerca de las actividades conjuntas de las Naciones Unidas en el ámbito del cambio climático.

La COP, que tiene lugar cada año entre los días 6 y 18 de noviembre, hace hincapié en las naciones más vulnerables y tiene como objetivo elaborar un conjunto integral de orientaciones a fin de ayudar a los responsables gubernamentales y no gubernamentales para que alcancen los objetivos del acuerdo de París que culminará en 2018. El papel desempeñado por la educación y la formación sobre el cambio climático fue ampliamente destacado por la Conferencia de París sobre el Clima (COP 21), y por la COP 22 de Marrakech.

La UNESCO promueve la educación sobre el cambio climático mediante su programa de Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) y el Programa de Acción Mundial sobre la EDS, así como el programa de seguimiento Decenio de las Naciones Unidas de la EDS (2005-2014). La UNESCO y sus asociados trabajan con miras a ayudar a los diferentes países a integrar las cuestiones relativas al cambio climático en sus sistemas educativos y de formación. La movilización de sus asociados es una de las estrategias clave de la aplicación del Programa de Acción Mundial sobre la EDS.