Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Los líderes mundiales se comprometen a poner fin a la violencia y al acoso en el entorno escolar

29 julio 2019

safe-to-learn-c-iryna_gudyma.jpg

© Iryna Gudyma / Safe to learn

La UNESCO situó al bienestar de los estudiantes en el centro de la educación durante el evento “Safe to Learn” dirigido a los líderes mundiales y organizado el 15 de julio pasado paralelamente al Foro Político de Alto Nivel de Nueva York. Junto a altos funcionarios de diferentes gobiernos y organismos de las Naciones Unidas en todo el mundo, la UNESCO reafirmó su compromiso de luchar contra todas las formas de violencia y acoso en el entorno escolar.

La violencia en los contextos educativos es una realidad cotidiana que priva a millones de niños y jóvenes del derecho humano fundamental a la educación. Aproximadamente un alumno de cada tres (el 32%) ha sufrido acoso al menos una vez durante el último mes por parte de un compañero en la escuela, y una proporción similar ha padecido violencia física, según el informe de la UNESCO “Detrás de los números” (disponible en inglés o francés). Esta situación representa graves consecuencias para la salud psíquica, la calidad de vida y el rendimiento escolar de los alumnos.

Durante su intervención en el evento “Safe to Learn”, la Sra. Stefania Giannini, Subdirectora General de Educación de la UNESCO, presentó su punto de vista para acabar con esta crisis. “Hemos definido un objetivo específico de lucha contra la violencia y el acoso en el entorno escolar en el marco de la nueva iniciativa de la UNESCO “Nuestros derechos, nuestras vidas, nuestro futuro”, dirigida a 20 millones de niños y jóvenes en 31 países del África subsahariana”, afirmó la Sra. Giannini.

“También daremos apoyo específico y reforzado a una docena de países beneficiarios para acabar con la violencia escolar, y presentaremos un nuevo estudio sobre el papel que desempeñan los docentes en la lucha contra la violencia y el acoso en el entorno escolar.  Por otra parte, en el marco de la reunión del G7 y de la UNESCO, que tuvo lugar en Francia durante el mes de julio en curso, los ministros de educación acordaron apoyar la adopción de una nueva jornada internacional de la UNESCO contra el acoso y el ciberacoso.”

“Safe to Learn” es una iniciativa que se desarrolla a lo largo de cinco años y que tiene como objetivo acabar con la violencia escolar de aquí a 2024. Asimismo, trabajapara congregar a los asociados del ámbito educativo, la protección de la infancia y las comunidades de prevención de la violencia garantizando que estos grupos aúnen sus esfuerzos y se apoyen en sus fortalezas para hacer que las escuelas sean más seguras. La UNESCO es un asociado oficial de la campaña “Safe to Learn” y también miembro de la alianza mundial para acabar con la violencia contra los niños.

El evento “Safe to Learn” fue organizado por la Sra. Henrietta H. Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF y Presidenta del consejo de la Alianza Mundial para acabar con la violencia contra los niños, y la Sra. Martha Delgado, Subsecretaria de asuntos multiculturales y derechos humanos de México. Entre los participantes congregados figuraron la Dra. Yohana Susana Yembise, Ministra para la autonomía de las mujeres y la protección de la infancia de Indonesia; el Sr. Matthew Rycroft, Secretario permanente del Ministerio de Desarrollo Internacional del Reino Unido; Charles Young, joven militante del UNICEF en Jamaica; la Sra. Alice Albright, Presidenta de la Alianza Mundial para la Educación y el Sr. Jaime Saavedra, Director General para la educación del Banco Mundial. 

Los compromisos establecidos durante el evento “Safe to Learn” son ambiciosos, e incluyen una contribución de 5 millones de dólares estadounidenses por parte del Ministerio de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID) al fondo para acabar con la violencia, así como planes concretos por parte de Ghana, México, Omán y la República de Indonesia con miras a proteger a los alumnos en las escuelas. Los organismos de las Naciones Unidas y las organizaciones multilaterales, las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil, entre los que figuran Education Cannot Wait, la Alianza Mundial para la Educación, el Foro de la Sociedad Civil, el Banco Mundial, el Consejo Mundial de Iglesias, World Vision y la Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para las cuestiones relativas a la violencia contra los niños, han prometido acelerar su apoyo para reducir la violencia en el entorno escolar.