Kwita Izina: la ceremonia de bautizo de los bebés gorila celebra nuestra estrecha relación con los grandes simios en peligro de extinción

07 septiembre 2018

Cada año se celebra una ceremonia de bautizo de los recién nacidos en la Reserva de Biosfera de los Volcanes en Rwanda: Kwita Izina. La ceremonia, que sigue de cerca una tradición que ha formado parte de la cultura rwandesa durante siglos, nos recuerda nuestra estrecha relación con estos grandes simios, que comparten el 99% de nuestro ADN. Fue adoptada en 2005 para crear conciencia sobre los esfuerzos de conservación del gorila de montaña en peligro de extinción. “Un nombre profesa la aspiración que los padres tienen para sus hijos”, explica la directora de Turismo de la Junta de Desarrollo de Rwanda, Belise Kariza. “Así como determinamos nuestro propio destino a través de los nombres que damos a nuestros hijos, en cierto modo, a través de la ceremonia Kwita izina, estamos definiendo nuestro destino común”.

Este año, 23 bebés gorilas fueron bautizados durante la fiesta, que se celebró el 7 de septiembre al pie de las montañas Virunga en Kinigi, Musanze. Noëline Raondry Rakotoarisoa, representante del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO, fue una de las personalidades elegidas para participar en esta iniciativa. El nombre que le dio al bebé gorila es Imbaga, que puede traducirse como multitud. “Imbaga simboliza la multitud de mujeres y hombres que viven en las reservas de biosfera de todo el mundo y que están comprometidos a actuar de manera colectiva y responsable para construir sociedades prósperas en armonía con la naturaleza”, explicó. “Estoy segura de que las comunidades que viven en esta zona comparten la misma visión y por lo tanto, sin dudarlo, le deseo a Imbaga, mi pequeño gorila, una larga y feliz vida en la Reserva de la Biosfera de los Volcanes”. Acompañarán a Imbaga otros gorilas recién nacidos, como Ikipe (equipo), Indakemwa e Izahaby (precioso), Kunesha (ganar), Intaruwa (el más importante), Umusaruro (cosecha) o Uburumbuke (prosperidad).

La Reserva de Biosfera de los Volcanes, que alberga al gorila de montaña, contribuye a promover el turismo sostenible mediante el fomento del desarrollo socioeconómico y la protección del medio ambiente de manera positiva. El turismo centrado en los entornos naturales constituye una parte importante y creciente de la industria turística de Rwanda. La ceremonia organizada en la reserva es particularmente significativa, no sólo porque alberga a los gorilas en peligro de extinción, sino también porque forma parte de la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO. Estas reservas son sitios de aprendizaje cuyo objetivo es mejorar las interacciones entre los sistemas sociales y ecológicos y conciliar la conservación de la biodiversidad con su uso sostenible. En total, las 686 reservas de biosfera que forman parte de la Red en todo el mundo albergan a más de 256 millones de personas. La ceremonia fue la culminación de la conferencia “Conversación sobre Conservación” que duró una semana y que incluyó presentaciones de proyectos, debates y exposiciones.