Article

El jazz en el alma del diálogo y la integración cultural en el Caribe

11/05/2021
La Habana, Cuba
17 - Partnerships for the Goals

Para el pianista cubano Roberto Fonseca, la celebración del Día Internacional del Jazz, con un concierto que reunió a algunos de los más importantes músicos del Caribe, fue un sueño hecho realidad. 

“Lo que refleja este concierto es nuestras ganas de integrarnos, de integrar el Caribe. Yo estoy muy contento, muy agradecido.” dijo Fonseca al presentar el concierto en streaming, el 30 de abril de 2021, cuando el mundo celebrara la décima edición de este Día proclamado por la UNESCO. 

Los Premios Nacionales de la Música de Cuba Bobby Carcassés, César “Puppy” Pedroso y José Luis Cortés, junto a una banda todos estrellas de instrumentistas cubanos, y músicos de otros países caribeños, se reunieron bajo la dirección artística de Fonseca en un Concierto Online e Intercambio Creativo del Caribe, una iniciativa del legendario Festival Jazz Plaza, apoyada por el Programa Transcultura: Integrando a Cuba, el Caribe y la Unión Europea mediante la Cultura y la Creatividad, y el concurso de varias instituciones del sistema de la cultura cubana. 

Para Transcultura, un Programa implementado por la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO, con el apoyo de la Oficina Multipaís de la UNESCO para el Caribe, con sede en Kingston y de la Oficina Nacional para Haití de la UNESCO, basada en Puerto Príncipe, y financiado por la Unión Europea, el jazz encarna los valores de la paz y el respeto entre los seres humanos que defiende la UNESCO. 

El jazz es un género humanista, que se creó con el intercambio de culturas, de instrumentos. Siempre ha estado acompañado por grandes luchas, como la lucha contra la esclavitud, y por el reconocimiento y el respeto hacia nuestros semejantes. Tiene mucho que ver con los ideales de la UNESCO sobre el diálogo intercultural y la promoción de la paz.

Tatiana Villegas, Coordinadora del Programa Transcultura.

Esta vez el jazz actuó como puente entre los músicos cubanos que estaban sobre el escenario, y los músicos Oshane Love y Orville Everet Hammond de Jamaica, Andre Woodvine de Barbados, Barbara Cadet de Santa Lucia, Michele Henderson de Dominica, Reginald Policard de Haití, James Sanker de Belice, Casandra Núñez de la República Dominicana, y Gairy Knight, de San Cristóbal y Nieves, quienes se unieron de forma virtual.  

© UNESCO

Para todos fue la oportunidad de transmitir felicidad, de ayudar a sanar, de hacer reír y bailar, en medio de los rigores que provoca el confinamiento, al tiempo que compartieron la fuerza del jazz en el Caribe. 

El jazz es tan importante para el Caribe porque se basa en ritmos africanos que el Caribe adoptó y que se fusionaron para crear una nueva sonoridad para el mundo y para la música.

James Sanker. Belice.

Para los cubanos, agasajar el jazz es celebrar una parte del legado musical de la llamada Isla de la música. Durante la presentación del concierto, el flautista Orlando Valle “Maraca”, recordó que “la historia del jazz y la historia de la música cubana no se pueden separar. Grandes músicos cubanos hicieron grandes aportes al desarrollo del jazz”, precisó. 

Este Concierto e Intercambio Creativo del Caribe es apenas el primer paso de una alianza que contribuirá a incentivar el diálogo creativo entre el Caribe y la Unión Europea a través de la libertad expresiva del jazz, y permitirá que el género continúe vibrando en los cultores más jóvenes. 

Esto es el comienzo de algo muy fuerte y positivo. Mi sueño es hacer este concierto con muchos más músicos, y estudiantes de Cuba y el Caribe.

Roberto Fonseca, Cuba.

Con esos anhelos en mente, cada acorde de este concierto, ahora disponible en línea, será una puerta abierta a nuevas sensaciones y exploraciones musicales, pues como dijera la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, “el jazz es una realidad múltiple, tejida a través de encuentros entre culturas, instrumentos y personas.”

Tender puentes entre naciones y culturas del Caribe, y de estas con Europa en el escenario de las Industrias Culturales y Creativas, es la misión vital del Programa Transcultura, con alcance en 17 Estados Miembros de la Comunidad del Caribe (CARICOM), el Foro del Caribe (CARIFORUM) y la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO).

Acceda al concierto aquí.