Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Investigaciones recientes estudian las barreras que dificultan la educación en sexualidad

13 noviembre 2019

La evidencia de que la educación integral en sexualidad (EIS) es un componente fundamental para la salud y el bienestar de los adolescentes se halla bien documentada aunque en muchos países esto no se haya traducido en la práctica. Las conclusiones sobre estas cuestiones han sido expuestas en un documento de orientaciones titulado De las ideas a la acción: abordando las barreras para la implementación de educación integral en sexualidad en el aula elaborado por la UNESCO en colaboración con el Instituto Guttmacher.

El documento fue publicado con motivo del 24° Congreso de la Asociación Mundial para la Salud Sexual, que tuvo lugar en México en el pasado mes de octubre, en donde representantes de más de 100 organizaciones que trabajan en el ámbito de la salud sexual y los derechos sexuales se congregaron para fomentar la educación sexual a lo largo de toda la vida centrándose en la promoción de la educación y la salud.     

El trabajo de investigación para el documento se llevó a cabo en Ghana, Kenya, Guatemala y Perú, en donde se han hecho progresos en materia de EIS, pero los programas están lejos de ajustarse a las orientaciones internacionales basadas en la evidencia. La Sra. Joanna Herat, especialista principal de programa de la UNESCO, afirmó que las barreras para implementar una EIS de calidad han sido similares en los cuatro países de bajo a mediano ingreso, algo que permite sacar experiencias que podrían aplicarse en otros lugares.     

“La carencia de materiales pedagógicos, los horarios cargados, y el escaso seguimiento son solo algunos de los problemas que constatamos en esos países, lo que impide el despliegue de la educación integral en sexualidad. También constatamos que es necesario una mayor capacitación y más apoyo, ya que uno de cada cinco docentes nos dijo que se sentía incómodo impartiendo esta materia”, afirmó la Sra. Herad.  

“Gracias a estas conclusiones podremos enriquecer el conjunto de las herramientas con miras a una implementación eficaz de la educación integral en sexualidad, de modo que todos los educandos tengan la posibilidad de sacar provecho de la educación y la salud, y puedan ejercer plenamente sus derechos sexuales y reproductivos”, añadió.

Cómo superar los obstáculos

El documento propone siete recomendaciones para superar los obstáculos, entre las que figuran:

  • Aplicar enfoques participativos centrados en el alumno en la entrega de EIS;
  • Garantizar el acceso y el uso de los planes de estudio y materiales didácticos;
  • Preparar adecuadamente a los maestros a través de capacitación en servicio y pre-servicio
  • Involucrar a una variedad de partes interesadas en la planificación e implementación de la EIS;
  • Mejorar el estado de la EIS en línea con otras materias, incluido algún nivel de evaluación;
  • Encontrar un 'hogar' dedicado para la EIS dentro de los ministerios de educación; y
  • Fortalecer el monitoreo y la evaluación (M&E) de la EIS tanto en el sistema como en el aula.

Tras la publicación del documento durante el 24° Congreso de la Asociación Mundial para la Salud Sexual, la UNESCO, la Organización Mundial de la Salud y el UNFPA, lo presentaron conjuntamente durante una sesión. La UNESCO presentó también un nuevo estudio llevado a cabo en Chile que examina con profundidad los desafíos y las oportunidades para que los docentes elaboren cursos eficaces de educación en sexualidad en sus aulas.